10 aspectos a tener en cuenta para proteger tu red wifi

Products mentioned
Mantén a salvo tu negocio

Lo que hoy conocemos como red wifi es un concepto que se creó hace 20 años. En la actualidad, todo el mundo intenta encontrar en muchas ocasiones un espacio físico donde todavía esta tecnología no esté masificada, alejados de multitud de personas accediendo al mismo tiempo para trabajar, relacionarse con sus amistades, para comprar…. Sin embargo, la llegada de la wifi ha generado nuevos riesgos a evitar. Es ahí donde la seguridad en las redes wifi cobra sentido.

Asegurar las redes wifi, con medias como la introducción de algoritmos para encriptar datos y otros protocolos de protección de datos a enviar por esta vía, juega un papel importante en una sociedad que está enganchada a Internet.

La llegada del wifi ha derivado en un ramillete de nuevas oportunidades para los cibercriminales, por eso la seguridad de estas redes es una de las primeras medidas a tomar para tratar de mitigar o anular los daños que puedan provocar los hackers.

Una red wifi segura es importante también a la hora de desarrollar tu planificación de seguridad para tus páginas web.

 

En este artículo veremos las cinco razones por las que es imprescindible proteger tus datos mediante la seguridad de las redes wifi, además de analizar 10 puntos clave que puedes revisar para aumentar el nivel de seguridad.

Pero antes de todo, ¿En qué consiste la seguridad en redes wifi?

Definiendo la seguridad de las redes wifi

La seguridad inalámbrica, en pocas palabras, es el conjunto de medidas tomadas para evitar que los ciberdelincuentes accedan a tus datos online, por ejemplo tu tarjeta de crédito, datos biométricos o cualquier información almacenada en un ordenador con acceso a Internet.

WEP, WPA, WPA2 y WPS

Es posible que hayas visto por ahí los acrónimos WEP, WPA y WPA2 pero, ¿sabes que estas siglas tienen significados diferentes dentro de la seguridad de las redes wifi?

WEP (Wireless Equivalent Privacy) fue el paso en materia de seguridad wifi, pero fue detectado una vulnerabilidad que dejó el protocolo obsoleto tras varios años en funcionamiento.

De forma similar, WPA (Wireless Protected Access) apareció como nuevo protocolo peor acabó generando problemas que llevaron a sus creadores a desarrollar WPA2, el cual se sigue usando en muchas organizaciones y entidades públicas, indicación clara de que todavía sirve como medida de protección.

Por último, WPS (Wifi Protected Setup) es un código de 8 cifras que aparece en la parte trasera de cada router y que actúa como puerta de entrada a la red WPA/2. Por desgracia este código puede ser víctima de un ataque por fuerza bruta, por lo que muchas empresas optan por desconectar esta función.

¿Es mi wifi segura?

Imagen de un portátil cerrado con fonzo azul, una posible víctima de una red wifi poco protegida

Para una persona cualquiera, la combinación de WPA2 y no navegar a través de páginas sospechas debería ser suficiente para mantener sus datos privados alejados de las manos de los delincuentes.

Para las empresas, esto podría no ser suficiente. Cualquier negocio que use Internet puede tener toda su facturación y fuentes de datos sujetas a los vaivenes de la Red, convirtiéndolos en víctimas ideales para recibir ataques.

Tener una red wifi robusta es necesario si quieres mantener tu página web lejos de manos indeseables.

 

Si trabajas en una empresa con ecommerce, debes usar herramientas de seguridad web que garanticen tu trabajo, sino pones toda tu reputación, y tus cuentas bancarias,en riesgo.

5 razones por las que debes asegurar tu red wifi

Existen muchas razones de peso para todo el mundo, desde las grandes empresas hasta los miembros de tu familia. Todos deben considerar fortalecer cuanto antes la seguridad de sus conexiones wifi. Un ejemplo de por qué debemos tomar medidas es que los ataques cibernéticos suponen pérdidas por valor de 40.000 millones de euros en un año.

Estas cifras seguirán aumentando a medida que siga creciendo el comercio online pero no se tomen las precauciones necesarias.

En este punto, ya tienes una idea de por qué es importante la seguridad en las redes wifi. pero en caso de que no sea motivo suficiente, echa un vistazo a las siguientes razones para fortificar tus redes.

1. El wifi es menos seguro que las conexiones por cable

La mayoría de los datos en Internet no están seguros y las conexiones inalámbricas son bastante menos seguras que las conexiones por cable. Esto se debe simplemente a la forma en que funciona el sistema wifi, dado que mientras este sistema se basa en emitir señales de radio que cualquier persona puede interceptar dentro de su rango de acción, las conexiones por cable requieren sí o sí una conexión física (normalmente usando un cable Ethernet).

Y, aunque los estándares de encriptado de WPA2 ayudan a mitigar el problema, todavía tienen fallos (como vas a descubrir más adelante). Si bajas la guardia por un instante cuando te conectas a una red wifi, pones tu privacidad y tus datos en peligro.

2. WPA2 por sí solo no basta

El tira y afloja constante entre los hackers y los ingenieros de sistemas nunca acabará. El principal estándar de seguridad wifi, WPA2, tiene flaquezas y su desarrollo debería ser un asunto primordial para cualquier persona que acceda a Internet, dado que hoy en día la mayoría de dispositivos se crean en base a WPA2. En paralelo, se ha empezado el desarrollo de WPA3, pero todavía queda mucho camino por recorrer para que sea seguro este sistema.

De todos modos, asegura tus redes wifi de todas las formas posibles, porque WPA2 por sí solo no es suficiente para evitar ver comprometido tu negocio.

3. Protege tus datos

Imagen de un candado con cadena cerrando una pierta

Tener Internet da muchas comodidades, pero también implica riesgos. Gran parte de ese riesgo implica facilitar datos personales a distintas páginas web. Por ejemplo, comprar un billete de avión para un vuelo internacional requiere que facilites tu número de pasaporte y los datos de tu tarjeta de crédito, o gestiones como generar una nueva contraseña en tu banca online puede necesitar que aportes tu número de identificación fiscal.

Cuando un hacker encuentra una vulnerabilidad en tu ordenador, tiene acceso tanto a tus archivos como a monitorizar todos tus movimientos online.

Si escribes algo importante en una página web, pueden verte. Dar los pasos necesarios para mejorar tu seguridad en redes wifi puede reducir el riesgo de que vulneren tu privacidad.

4. Asegúrate a nivel legal

Si alguien más accede a tu conexión inalámbrica y empieza a usarla para cometer un delito, podrías tener problemas legales. Ya seas un usuario particular o estés operando desde tu negocio, puedes acabar enfrentándote a problemas por no evitar que usen tu red de forma ilegal.

5. Ahorra dinero

Muchas tarifas de Internet funcionan previo pago e imponen un límite de uso que si se sobrepasa puede salirte por un ojo de la cara. Los usuarios que no tengan permiso pueden fastidiarte aumentando tu factura mensual si descargan archivos de gran tamaño como juegos o películas y eso si no hacen cosas peores como indagar dentro de tu sistema buscando los datos de tus tarjetas de crédito.

10 aspectos a tener en cuenta para proteger tu red WiFi

Estar seguro de que tienes una red inalámbrica apropiada puede ser la diferencia entre vivir sin nervios o sufrir problemas serios con tus datos personales. Como empresario, podría ser la clave entre mantener todo en orden o que debas bajar la persiana antes de tiempo.

Sea como sea, poner en práctica todas las técnicas de seguridad vale la pena.

 

Si quieres tener una red fuerte, te dejamos 10 consejos que puedes tomar a la hora de prevenir quebraderos de cabeza:

  1. Actualiza el firmware.
  2. Nunca uses la conexión inalámbrica para gestionar tus sistemas.
  3. Usa HTTPS.
  4. Modifica los valores por defecto.
  5. Usa el protocolo WPA2.
  6. Usa AES mejor que AES/TKIP.
  7. Establece contraseñas fuertes.
  8. Cambia la contraseña de tu señal wifi.
  9. Activa el firewall.
  10. No pongas tu router cerca de una ventana.

Nota: Según la marca del router que utilices, es posible que algunos de los trucos anteriores no sean aplicables.

1. Actualiza el firmware

Los humanos cometemos errores y por ello la tecnología que creamos también. Por eso los fabricantes están luchando constantemente por actualizar y poner parches de seguridad a sus productos a medida que aparecen nuevas vulnerabilidades.

Tener tus aparatos con el firmware actualizado e instalado en tu router debería solucionar los posibles agujeros de seguridad que haya en tu red, además de hacerlo funcionar mejor.

Te recomendamos que visites la web del fabricante para obtener más información sobre las actualizaciones y ver si es un asunto que puedes resolver rápidamente.

2. Nunca uses la conexión inalámbrica para gestionar tus sistemas

Allá donde quieras realizar funciones de administrador dentro de tu router, asegúrate de estar usando una conexión por cable, en lugar de loguearte por la vía inalámbrica.

Así limitas el acceso de un hacker que quiera tener éxito entrando en tus sistemas, evitando que conozca tus contraseñas.

Si es posible, desactiva la gestión remota en la configuración del router. Esta opción debería estar disponible en el panel de control.

3. Usa HTTPS

La codificación HTTPS encripta la información que se envía hacia una web y viceversa. No solo es algo bueno para los usuarios sino que es importante para las empresas y actúa como una señal para tus visitas de que has protegido su identidad y sus datos frente a cualquier actividad ilícita.

Si no tienes claro cómo usar HTTPS, echa un vistazo a este artículo donde explicamos qué son los certificados SSL y cómo instalar HTTPS en tu web.

4. Modifica los valores por defecto

Se suele decir que el ser humano coge siempre el camino más fácil para lograr llegar a su destino. Por desgracia, esto también se aplica en este ámbito, ya que mucha gente no cambia los valores por defecto de sus sistemas cuando prueban la red wifi.

Cambia valores como el nombre de usuario, las contraseñas y los valores internos de la red nada más empezar a instalar la red.

 

Usar una contraseña fuerte de al menos 10 caracteres alfanuméricos, con mezcla de mayúsculas y minúsculas y caracteres especiales es de ayuda.También debes actualizar el host name, que ayuda a hacer de tu red algo único.

Por otro lado, algunos router incluyen el WPS (Wi-Fi-Protected Setup) por defecto, pero debería estar apagado ya que es fácilmente vulnerable en router que operan con el protocolo WPA2.

Por último cambia el SSID, porque es otro valor por defecto que señala el camino a los hackers, al decirles qué modelo de router tienes. Hay algunos modelos que tienen vulnerabilidades particulares, así que no hay razón para mantener el nombre del modelo que estás usando para tener wifi.

5. Usa el protocolo WPA2

Cualquier cosa que no sea usar WPA2 (WPA, WEP) simplemente facilita las cosas a los delincuentes. WEP implica encriptación básica, fácilmente rompible en pocos minutos por un experto. Si WEP es tu única opción, es la hora de mejorar los aparatos que tienes.

Como dijimos antes, WPA3 es una tecnología que se está desarrollando, pero todavía no tiene implantación real en los dispositivos wifi. A día de hoy la mejor forma de estar protegido es usar WPA2 enterprise, aunque es un protocolo que la mayoría de router no soportan por ahora.

6. Usa AES mejor que AES/TKIP

Si tienes la posibilidad, selecciona AES (Advanced Encryption Standard) como el método único de encriptado para tu router. La opción AES/TKIP no es la más idónea porque tu router intercambiará de vez en cuando entre AES y TKIP (Temporal Key Integrity Protocol), pero resulta que TKIP es vulnerable.

7. Establece contraseñas fuertes

Cuando toca poner contraseñas inquebrantables, cuanto más largas y más enrevesadas sean mejor. La longitud máxima en WPA2 es de 64 caracteres, por si quieres apurarlo al máximo.

Recuerda siempre usar mayúsculas y minúsculas, números, letras y caracteres especiales para fortalecer tu contraseña. También es importante no usar una palabra que se pueda encontrar en un diccionario, porque es un método descifrable con relativa facilidad.

8. Cambia la contraseña de tu señal wifi

Cambiar la contraseña de tu wifi con frecuencia mejorará el nivel medio de seguridad que tienes en tu negocio. A mayor frecuencia, más seguridad, pero con hacerlo cada 30 días es suficiente para tener un punto de inicio. Prueba a usar un gestor de contraseñas para simplificar el proceso además de ayudarte a recordar la necesidad de cambiar las contraseñas con la frecuencia adecuada.

9. Activa el firewall

Todos los routers tienen cortafuegos incluidos de serie, asegúrate que el tuyo también lo tenga,ya que protege a tu ordenador de intrusos que potencialmente podrían machacar todo tu trabajo. Puedes comprobar el status de tu cortafuegos mientras trabajas como administrador dentro del router.

Esta es una parte fundamental para tener una red inalámbrica segura.

10. No pongas tu router cerca de una ventana

Internet sin cables funciona usando señales de radio, de forma que uno de los pasos más relevantes para tener una red WiFi más segura es hacer que esas señales emitidas sean más problemáticas para usuarios ajenos a tu domicilio o local donde tengas tu empresa.

Asegúrate de que el rango de acción de la señal que emite tu router no llegue más allá de lo necesario.

Conclusión: Sé proactivo y no reactivo sobre tu seguridad inalámbrica

La importancia de la seguridad en redes inalámbricas que te proteja frente al peligro que representan los ciberdelincuentes no puede ser infravalorada. Los hackers lo saben todo y están constantemente buscando cualquier vulnerabilidad que puedan explotar.

La seguridad wifi se basa en tu nivel de proactividad.

 

Al tomar las medidas necesarias como crear contraseñas potentes, modificar los valores por defecto o actualizar el firmware de tus dispositivos, serás capaz de mantenerte a salvo de cualquier problema.

¿Estás listo para potenciar la seguridad de tu negocio? ¡No esperes más!

Imagen de Unsplash