¿Cómo hacer un test A/B? 10 ideas para tu landing page

Productos mencionados
Mejora tus conversiones

Los test A/B son una herramienta clave en marketing digital para realizar testear posibles hipótesis y realizar optimizaciones en base a datos estadísticos.

Y es que resulta realmente difícil predecir cuál va a ser el comportamiento del usuario al navegar por una landing page o al ser impactado por una campaña de anuncios de Facebook o Google Ads.

Dicho esto, ¿por qué no te atreves a experimentar? La manera más adecuada de hacerlo es con un test A/B. De esta forma, no solo conocerás mejor el comportamiento de los usuarios, sino también qué variantes debes modificar para obtener mejores resultados con tus campañas o lograr una mayor tasa de conversión en tu página web.

Más adelante, vamos a adentrarnos en 10 posibles factores que puedes modificar para realizar esta prueba. Pero, antes, empecemos por lo más básico: ¿qué es el A/B testing?

¿Qué es un test A/B?

Un test A/B es una prueba que consiste en enseñar dos muestras diferentes de un mismo contenido -una campaña de anuncios en Instagram o una landing page, entre muchos otros- a la misma audiencia con el fin de determinar cuál de ellas obtiene mejores resultados.

El A/B testing es un tipo de experimento que muestra dos versiones distintas de un mismo contenido, como una página de destino o una llamada a la acción, a dos audiencias diferentes para ver cuál tiene el mejor rendimiento.

Pero, ¿por qué realizar un test A/B?

Conoce cómo navega un usuario por tu web gracias a un mapa de calor web.[(callout]

¿Para qué sirve un test A/B?

El A/B testing es clave para conocer, en base a datos extraídos a través de herramientas de analítica web como Google Analytics, el comportamiento de los usuarios y para optimizar tanto las campañas de marketing online como la experiencia de usuario en una página web o eCommerce.

Estos son los principales beneficios que aportan a las empresas:

  • Optimizar al máximo los recursos, obteniendo un ROI mayor de las acciones de marketing y mejorando la experiencia de usuario en la página de la empresa.
  • Obtener insights para sacar unas directrices concretas de optimización tanto para productos digitales como para campañas de publicidad online que puedan servir para acciones y proyectos en el futuro.
  • Tomar decisiones en base a datos reales, reduciendo el riesgo tanto a la hora de implementar mejoras en las acciones como a la hora de trazar acciones de cara a un futuro.

Como vas a ver más adelante, un test A/B es muy sencillo de ejecutar y puede aportarte resultados fiables y muy valiosos de cara a desarrollar una estrategia de marketing de la marca.

10 ideas para un test A/B

Como ya hemos visto, gracias a este tipo de pruebas podrás descubrir qué elementos específicos de tu web es necesario cambiar para conseguir que aumenten considerablemente tus conversiones. O qué factores no están funcionando dentro de las campañas de publicidad online. Pero claro, la parte difícil de un test A/B es decidir qué probar.

Descubre 10 ideas básicas que puedes probar para hacer A/B testing:

  1. Call to action
  2. Botones
  3. Enlaces de texto
  4. Tarjeta de crédito
  5. Producto VS. personas
  6. Imagen vs. vídeo
  7. Envíos gratis.
  8. Formularios.
  9. Redes sociales.
  10. Diseño de la página web.

Vamos a ver cada uno de ellos a continuación.

Call to action

Los call to action -CTA o llamada a la acción- son fundamentales a la hora de animar a los visitantes a realizar una acción determinada como, por ejemplo, comprar o suscribirse a una newsletter para aumentar la base de datos de una empresa.

Y, como tal, uno de los factores que más pueden incidir en la tasa de conversión.

Algunos cambios simples como el copy del CTA, la fuente empleada, la longitud o la localización del botón pueden tener un resultado sorprendente en el comportamiento de los usuarios y, como no, en el retorno de la inversión de la marca.

Otra opción en las campañas de email marketing es modificar el asunto del correo electrónico. Algo tan simple puede afectar tremendamente a la tasa de apertura del email y mejorar los resultados obtenidos envío tras envío.

Botones

Prueba y experimenta con el color de cualquier botón que incluya tu web. Quizás otra tonalidad funcione mejor que la actual y solo lo descubrirás realizando un test A/B.

Otra opción es modificar la posición de los botones. Podrás aumentar considerablemente la tasa de conversión tan solo con este cambio.

Enlaces de texto

¿Quieres que los visitantes hagan clic en un enlace de tu web o de tu blog? Prueba a cambiar el color del mismo o a resaltarlo de alguna otra forma -por ejemplo, mediante el subrayado-. ¿Has mejorado la tasa de clics tras estos cambios? ¿Cómo ha afectado al CTR -Click Through Rate-.

Tarjeta de crédito

Pongamos el ejemplo de que en tu web estás vendiendo una herramienta de diseño y ofreces un a prueba para animar a los visitantes a que la compre. Es muy común que los usuarios prefieran primero probar algo antes de comprar.

En algunos casos se solicita una tarjeta de crédito incluso para iniciar una prueba gratuita.

Ejecuta un test A/B con ambas opciones para conocer la diferencia entre pedir a los clientes potenciales una tarjeta de crédito por adelantado frente a pedirla más tarde. Luego ponlo en marcha en tu sitio web.

Producto vs personas

¿Tus visitantes reaccionan mejor a las imágenes de las personas en comparación con las imágenes de los productos? ¿Qué hay de las imágenes estáticas frente aquellas dinámicas? Hay cientos de tipos de imágenes que puedes probar para determinar cuáles son las que comprometen y animan más a los visitantes.

Puedes comenzar probando Imágenes de personas si solo usas imágenes de producto, pero no te detengas ahí. Prueba también con imágenes de personas de diferente género, raza, edad, etc.

Imagen vs. vídeo

Si tus landing pages tienen como objetivo vender, prueba a añadir un vídeo para testear si este tipo de contenido te aporta mejores resultados.

Los videos son más atractivos que las imágenes estáticas, incluso hacen que el usuario permanezca mayor tiempo en la página.

Además, tendrás la posibilidad de ofrecer más detalles sobre el producto o servicio a tus visitantes y solucionar cualquier duda que les pudiera surgir.

Envío gratis

Si tienes un ecommerce y, aunque los usuarios estén interesados en tus productos, las ventas no aumentan, prueba a ofrecer el envío gratis por un pedido mínimo.

Este tipo de incentivo para comprar no solo podrá aumentar el ratio de conversión de tu eCommerce, sino que también se incrementará el valor medio de cada pedido.

Formularios

Un formulario mal diseñado no animará a los usuarios a que lo rellenen para que realicen la conversión que deseas: contacto, suscripción, etc.

Experimenta con su longitud y evita solicitar aquella información que no es necesaria. En muchas ocasiones, basta con el correo electrónico.

Otra de las buenas prácticas recomendadas es incentivar a los usuarios a rellenar esta solicitud de invformación a cambio de algo. En este caso, puede ser un lead magnet, un descuento, una oferta especial o la prueba gratuita de un producto.

Gracias a este incentivo, podrán estar mucho más dispuestos a cumplimentar el formulario.

Redes sociales

Contar con un gran número de fans en Facebook o seguidores en Twitter o Instagram es todo un reto. Por ello, es importante que pruebes con los iconos que incluyes en tu web o blog.

Cambia su tamaño y la ubicación para saber si tus visitantes comparten más a menudo una opción u otra.

Además, puedes añadir los testimonios de tus seguidores en tu web y ver qué tal funcionan.

Diseño de la web

Navega por tu sitio web y pregúntate si ofrece una experiencia cómoda y fácil, si los contenidos son claros, si es atractiva, etc. Si la respuesta es no, plantéate realizar algunos cambios para atraer más tráfico. Quizás no es necesario cambiar toda la web, pero sí algunas páginas. Elimina cualquier distracción adicional que evite que los visitantes no lleguen hasta la conversión final.

Otra opción es realizar diferentes versiones de una misma página en caso de que sea una landing page para una campaña concreta. Por ejemplo, de Facebook Ads. ¿Cuál de ellas funciona mejor? ¿Hay alguna que haya reducido notablemente la tasa de rebote? ¿Cuál ha recibido un mayor número de visitantes?

Estas son algunas ideas para que las pruebes en tu sitio web, pero hay muchísimas más. Tienes que tener en cuenta que, aunque estas ideas pueden funcionar en algunos sitios, no significa que en el tuyo vaya a hacerlo.. La única manera de comprobarlo es ejecutando un test A/B y ver cuál es el impacto en tus conversiones.

[callout]No dejes nunca de experimentar: prueba con todo tipo de ideas y mide tus resultados en todo momento.

 

Imagen de Kyle MacKenzie via Visual Hunt / CC BY