10 técnicas para adaptar tu negocio a la distancia social

Ayuda a aplanar la curva

La situación actual ha generado un periodo de incertidumbre que afecta a prácticamente todo el mundo, con especial incidencia sobre los emprendedores y dueños de empresas. La gente suele obtener mucha información de muchas fuentes diferentes, pero la distancia social ahora mismo es una recomendación en la que todos estamos de acuerdo que debemos cumplir.

Se busca volver a la normalidad, “aplanar la curva”, para brindar al sistema sanitario la oportunidad de poder atender a todas las personas que realmente lo necesitan.

10 técnicas para adaptar tu negocio a la distancia social

Ya tengas una pequeña empresa dedicada a servicios como una consultoría o una gestoría contable, una tienda minorista, o incluso un restaurante o cafetería, aquí puedes leer 10 diferentes acciones que puedes activar para ayudar a mantener tus clientes y a que tú estés más tranquilo.

  • Informa a tus clientes y empleados sobre la distancia social.
  • Evita el contacto físico directo.
  • Pospón eventos a gran escala o retransmítelos.
  • Sustituye las conversaciones en persona por reuniones virtuales.
  • Permite el trabajo en remoto.
  • Activa la flexibilidad laboral.
  • Crea espacio físico adicional en nuevas localizaciones.
  • Aplica los servicios online cuando sea posible.
  • Reduce el uso de dinero en efectivo.
  • Escalona el flujo de clientes en tu negocio.

Analicemos estas técnicas con más detalle para practicar el distanciamiento social en su negocio.

1. Informa a tus clientes y empleados sobre la distancia social

Lo primero de todo es preparar a tus clientes y empleados dándoles toda la información posible. Existen en Internet muchos recursos disponibles que puedes mostrar en tu negocio, informando a todo el mundo sobre la necesidad de implantar la distancia social.

2. Evita el contacto físico directo (por ejemplo, los apretones de manos)

El contacto físico es la forma más rápida y común de extender la situación. Haz todo lo que esté en tu mano para limitar el contacto físico entre las personas dentro de tu negocio físico. Hay que intentar no darse la mano ni dar abrazos. Trata de usar fórmulas para saludar a las personas que no impliquen contacto directo.

3. Pospón eventos a gran escala o retransmítelos

Según la recomendación de las autoridades sanitarias, la mejor decisión que se puede tomar para favorece la salud pública es cancelar o posponer cualquier evento en persona a gran escala, como las conferencias. No se recomienda celebrar reuniones de más de 10 personas.

Músicos, iglesias y otras empresas que tengan eventos programados podrían considerar transmitir sus conciertos y sus servicios online, para evitar la cancelación total. En este sentido, existen plataformas como YouTube Live o ViewStub por las cuales se pueden emitir eventos en directo para todo el mundo, de forma gratuita.

4. Sustituye las conversaciones en persona por reuniones virtuales

En lugar de reunirse cara a cara, puedes hacer reuniones virtuales. En la mayoría de los casos, no debe suponer un gran esfuerzo reemplazar una reunión simple preparando una videoconferencia o una llamada de teléfono.

Escoge la plataforma que se adapte mejor a las necesidades de cada reunión. Si se trata de una pequeña reunión entre los empleados, puede interesarte usar Google Hangouts. Sin embargo, si necesitas organizar un seminario web o una reunión más grande, puedes probar Microsoft Teams o GoToWebinar.

5. Permite el trabajo en remoto

Aún mejor sería facilitar la transición a tus empleados a una configuración de trabajo en remoto. Si alguno de ellos puede hacer su trabajo desde casa, no dudes en dejarles trabajar desde casa. Algunas de las empresas más importantes del mundo, como son Facebook, Google, Twitter y Amazon han implementado políticas más flexibles de trabajo. GoDaddy también ha facilitado esta opción a todos sus empleados.

En algunos puestos de trabajo, esta situación puede ser incluso más favorable al producirse un aumento de la productividad, por lo que habría que estar demasiado preocupado por una posible caída del rendimiento de los empleados.

La necesidad que muchas empresas tienen o padecen al tener que operar con equipos dispersos en distintas localizaciones también presenta una buena oportunidad de dejar de usar papel y evitar ir a la oficina para revisar un determinado formulario o informe si se puede acceder a él directamente de forma remota.

Hazte con un software que te permita administrar la información de tu empresa y que deje a todos los empleados trabajar en todas partes en cualquier momento, como Office 365. Y si tienes información confidencial, o información personal de tus empleados sobre sus finanzas o datos sobre su salud, trata de contratar servicios específicos para guardar esa información cumpliendo la legislación vigente.

Asegúrate de tener implementadas las medidas de seguridad necesarias para todos tus datos y el acceso a los mismos.

 

Si es posible, instala en los equipos de los empleados que trabajen en remoto una red privada virtual (VPN) para que puedan iniciar sesión en los servidores de la empresa de forma segura. Así será más fácil evitar que los hackers intenten interceptar el tráfico entre los ordenadores de tus empleados y tus servidores.

6. Activa la flexibilidad laboral

Para los empleados que no pueden quedarse en casa y deben ir presencialmente al lugar de trabajo, trata de reajustar los horarios para que se puedan escalonar. De esta manera, la probabilidad de tener mucha gente trabajando al mismo tiempo se reduce puesto que acabarás teniendo menos empleados presentes en un momento determinado.

7. Crea espacio físico adicional en nuevas localizaciones

Si tienes un negocio que gestiona sus pedidos físicamente a las personas (como por ejemplo un restaurante que sirve comida a los clientes), puedes tomar medidas relacionadas con aumentar la distancia entre esos clientes, ampliando los pasillos o creando más distancia entre las mesas, limitando las opciones de contagio y favoreciendo la distancia social.

8.  Aplica los servicios online cuando sea posible

Si es posible, realiza la transición hacia servicios online o remoto cuanto antes. Muchas tiendas de alimentación se han dedicado a reconvertir su negocio para facilitar la venta de sus productos únicamente a través del modelo “solo para llevar”, para reducir el tráfico peatonal.

También los restaurantes están readaptando su fórmula de negocio para dar solo servicio de recogida de comida y marcharse a casa, sin permitir que nadie entre y cene dentro del local.

Anima a la gente a que te llamen o usen tu página web para pedir productos y pagar la factura online.

 

Luego, puedes enviar los pedidos o llevarlos a sus coches sin que se bajen, evitando cualquier posibilidad de contacto entre personas y, por tanto, evitando el contagio.

9. Reduce el uso de dinero en efectivo

Como medida temporal para las tiendas físicas, es importante tratar de reducir o eliminar el manejo de efectivo cuando vendes productos o servicios. En su lugar, activa sistemas de pago alternativos siempre que sea posible, como por ejemplo el pago con tarjeta.

También puedes pensar en implantar pagos mediante PayPal, Apple Pay o Google Pay para evitar usar monedas y billetes.

10. Escalona el flujo de clientes en tu negocio

También puedes incorporar la distancia social con tus clientes escalonando el flujo de entrada en tu tienda de la manera más adecuada que puedas. Elige entre atender a los clientes de uno en uno o canalizar su entrada y venta de productos mediante una ventanilla en la puerta. Algunas tiendas, sobre todo las de alimentación, están escalonando las compras usando el segundo método, para ayudar a proteger a los clientes de edad más avanzada.

Conclusión

Incluso si no perteneces a los segmentos de población más afectados, tu participación en favorecer la distancia social puede marcar la diferenecia. Es posible que no puedas seguir todas estas estrategias, pero cuanto más activo y consciente seas, mejor para todos.

Puedes leer más información y más claves para gestionar tu negocio durante esta etapa en los siguientes artículos ya publicados en el blog de GoDaddy: