7 errores que pueden poner en peligro el SEO de tu web

No dejes que arruinen tu web

Si tienes un ecommerce o un negocio online, estoy segura de que el SEO es una de tus estrategias de marketing online más importantes y en la que trabajas para mejorar tu visibilidad en Google y llegar a más clientes. Pero ¿tienes en cuenta algunos errores que puedes estar cometiendo y que pueden afectar al posicionamiento de tu web?

En muchas ocasiones no conocemos este tipo de errores y caemos en ellos sin darnos ni cuenta. En realidad, hay tantos factores que influyen en el SEO de una web y cambian tan rápidamente que, si tienes un negocio online, es muy difícil tener el control de todos.

Si quieres estar alerta y no caer en ellos, a continuación, veremos 7 errores que pueden poner en peligro el SEO de tu web. ¡Vamos a ello!

1. Olvidarte de los que acceden a través del móvil

Hasta hace bien poco, pensábamos que con solo poseer una versión móvil o responsive de tu web era suficiente, pero ya no. Google ha lanzado el Mobile First Index, un nuevo algoritmo que prioriza la versión móvil frente a la de ordenador a la hora de indexar tu web. Así que, además de tener una web que se adapta a todas las pantallas, tiene que estar bien optimizada si no quieres perder posiciones en Google.

Errores SEO: No tener un diseño responsive

¿Qué quiere decir esto? Ahora más que nunca, debes ponerte a trabajar en la versión móvil de tu web. Algunos aspectos importantes que debes revisar son:

  • Diseño: Si vas a empezar desde cero, te recomendamos que utilices un diseño completamente responsive. Así, tu HTML siempre será el mismo y no tendrás problemas de inconsistencia en tu web. Es la manera más sencilla y evitarás problemas técnicos que puedes tener a la hora de crear una versión móvil diferente a la de escritorio.
  • Contenido: Si utilizas un diseño responsive no vas a tener que preocuparte por esto. Pero, si tienes una versión móvil de tu web independiente, es importante tener el mismo contenido en ambas páginas. ¡No reduzcas la longitud de los textos en la versión móvil solo porque la pantalla sea más pequeña!
  • Aspectos técnicos. Haz que navegar por tu web sea fácil, utilizando una estructura sencilla. Si quieres un poco más de información, puedes visitar nuestro artículo SEO técnico para WordPress.

2. No prestar atención a la meta descripción

La meta descripción es una etiqueta HTML que facilita una descripción o pequeño resumen del contenido de la página a los buscadores. Y, aunque no sea un factor definitivo a la hora de posicionar una página, sí que es fundamental para atraer visitas a tu web. Si lo consigues, tus métricas mejoran, y esto Google sí que lo valora.

Con un buen texto puedes conseguir que hagan clic en tu web. No es lo mismo que Google tome por defecto cualquier texto de tu página como, por ejemplo, el aviso de cookies, a que tú definas la descripción que quieres que se muestre.

3. Mal uso de los títulos (h1, h2…)

Si quieres que Google reconozca los títulos y subtítulos de tu página, debes identificarlos como tal. Para ello, es necesario clasificarlos con las etiquetas HTML correspondientes:

  • Título: <h1>Título de la página</h1>
  • Subtítulo: <h2>Subtítulos de la página</h2>
  • Secciones: <h3>Secciones de cada subtítulo</h3>

Es importante no saltarse este orden. Es decir, si tienes un h3, antes debe existir un h2 y un h1 para que la web esté bien estructurada y Google pueda interpretar correctamente su contenido.

Además, es fundamental para SEO que trates de incluir de manera natural las keywords en estas etiquetas. De hecho, si trabajas con WordPress y utilizas un plugin para SEO como Yoast, ya te recomienda incluir tu palabra clave objetivo en el título de cada post y, por lo menos, en un h2.

4. ¿Tienes enlaces rotos?

Errores SEO: enlaces rotos

Los enlaces rotos son las URLs de tu web que, o bien fueron escritas de manera errónea o son direcciones que ya no existen.

Escanea tu web en busca de enlaces rotos y evita los temidos errores 404.

El hecho de que un usuario encuentre un enlace roto en tu web, ya sea interno (hacia otra página de tu web) o externo (hacia otra web), puede perjudicar a su experiencia de usuario. Estos errores pueden restar credibilidad a tu web y, muy importante, dificultan la indexación de tus páginas. Google puede considerar que tu web está desactualizada y penalizarte por ello.

Por tanto, te recomiendo que, cada cierto tiempo revises tu web en busca de enlaces rotos. Algunas de las herramientas más utilizadas son las Herramientas de Google Webmaster o W3C Link Checker.

5. No has establecido tu dominio preferido

Seguro que te has fijado en esto más de una vez: ¿por qué algunas direcciones funcionan con “www” y otras no?

Como propietario de un dominio y de una web, puedes elegir cómo quieres que se muestre tu dominio en los resultados de búsqueda (https://www.tudominio.com o https://tudominio.com).

Para evitar que Google trate la versión con y sin “www” como si fuesen referencias diferentes (podría interpretarlo como contenido duplicado), es necesario que verifiques la propiedad de los dominios a través de Search Console y, posteriormente, selecciones tu dominio preferido.

6. Subestimar el poder de las imágenes

Utilizar imágenes en tu web es clave para impactar y atraer la atención de tus visitas. Pero, ¿subimos la imagen así, sin más? No.

Cuando incluimos una imagen en nuestra web, debemos sacarle el máximo partido para que cuente para SEO, igual que el contenido en formato texto. Para ello, es muy importante siempre nombrar las imágenes correctamente y cubrir los campos Title y Alt de tu imagen.

Errores SEO: No darle importancia a las imágenes

Para que nos entendamos, no es lo mismo guardar tu imagen con un nombre tipo 234imagen.jpg que, por ejemplo, hacerlo así: museo-segovia.jpg. Tampoco te olvides de incluir el Title o el campo Alt. Google será capaz de interpretar qué se muestra en la imagen y, si eres capaz de incluir la keyword por la que quieres posicionar tu página, ¡mejor que mejor!

¿Sabías que el peso de las imágenes es uno de los principales problemas de la velocidad de carga de una web?

Además de sumar puntos para SEO, evita que el uso de imágenes no reste posiciones en los motores de búsqueda. Optimízalas y comprímelas para reducir su tamaño, en caso contrario, solo estarás añadiendo peso extra a tu web o a tu blog y perjudicando la velocidad de carga de tu web.

Y ya lo sabes, la velocidad de carga es uno de los aspectos más valorables a la hora de tener una mejor experiencia de usuario web y un buen posicionamiento en Google. Así que, ¡ya sabes!

7. Seguridad web: la gran olvidada

El malware no discrimina, aunque tengas una web personal o un pequeño ecommerce puedes ser víctima de un ataque. Por ejemplo, un hackeo a una web no solo afectará a la experiencia de quienes la visitan, sino que puede afectar a tu reputación y a la credibilidad de tu marca.

¿Y qué pasa cuando Google se da cuenta? Esto es quizá la peor parte de todas. Cuelga en tu web un cartel alertando sobre la peligrosidad de tu web, algo como “El sitio al que estás intentando acceder contiene software malicioso.”

Evitarlo está en tus manos. Si tienes una web, valora la posibilidad de hacerte con un servicio como Seguridad de la página web. Analiza tu página a diario, elimina el malware y supervisa las listas negras de Google. Si la herramienta detecta algún problema, te envía una alerta para que puedas revisarlo de inmediato.

Conclusión

Desde la estructuración de contenidos mediante etiquetas h1/h2/h3, hasta la optimización de las imágenes o la seguridad de tu web, ¡todo cuenta para SEO!

Es importante que tengas en cuenta estos errores SEO, son mucho más comunes de lo que piensas. Además, si te preocupa el posicionamiento de tu web y estás trabajando en ello, aquí tienes algunos recursos adicionales que pueden ayudarte:

 

Maria Acibeiro
Aterrizada en el mundo del hosting web hace algo más de dos años, licenciada en Ciencias Económicas y apasionada del mundo del marketing digital, María Acibeiro forma parte del equipo de GoDaddy EMEA (ES). Le encanta escribir sobre redes sociales, WordPress, email marketing… o cualquier otra cosa en lo que pueda ser creativa.