8 consejos para protegerse ante un ciberataque

No dejes que te invadan

El pasado mes de mayo se produjo el ciberataque más sonado de este año. Muchos países, entre ellos España, se vieron afectados por el virus ransomware, que se introdujo en los sistemas informáticos de grandes compañías e instituciones. Este virus, que representa el 73% del malware, bloquea el acceso a los archivos de los ordenadores a cambio de un rescate económico.

En todo ciberataque, el objetivo de los hackers suelen ser grandes organizaciones, pero cualquier empresa o usuario de Internet también puede verse afectado.

En este post voy a darte algunos consejos básicos para protegerte frente a los más de 70.000 ataques informáticos que se producen en España al año.

Cómo protegerse ante un ciberataque

Como comentaba antes, son muchos los ciberataques que se realizan en España y, tanto las empresas como los usuarios, pueden ser víctimas de uno de ellos. Es importante prevenirlos con una serie de acciones muy simples que te mantendrán protegido:

  • Asegura tus dispositivos electrónicos.
  • No te fíes de las redes WIFI públicas.
  • Comprueba y actualiza tus contraseñas.
  • Verifica enlaces, páginas web y perfiles sociales.
  • No abras archivos adjuntos sospechosos.
  • Ten cuidado con las descargas.
  • No compartas información personal.
  • Realiza una copia de seguridad

Vamos a desarrollar con más detalles cada uno de estos consejos para que lo tengas claro.

1. Asegura tus dispositivos electrónicos

Lo primero de todo, y fundamental, es que todos tus dispositivos electrónicos, como ordenadores, tabletas, móviles, etc., estén protegidos y actualizados con los últimos parches de seguridad, de manera que corrija cualquier tipo de vulnerabilidad. Esto incluye el sistema operativo, los programas o aplicaciones que hayas instalado, así como los navegadores que utilices.

Aunque de pereza, porque cualquier actualización suele tardar un rato, hazla en cuanto se te solicite.

Además, deberías tener instalado un antivirus reconocido y de calidad que te ayude a detectar archivos maliciosos, entre otras cosas.

2. No te fíes de las redes WIFI públicas

¿Quién no se ha conectado alguna vez a la red WIFI de un aeropuerto o una cafetería? Se prudente con este tipo de redes porque no son tan seguras. En la mayoría de los casos, desconocemos al administrador de la red y las medidas de seguridad utilizadas para evitar acciones malintencionadas por parte de otros usuarios que estén también conectados.

Si necesitas conectarte, es preferible hacerlo a una red con seguridad WPA o WPA2. Aquellas redes abiertas o con seguridad WEP son totalmente inseguras.

Red WIFI

Por otro lado, es conveniente que desactives la opción para conectarse a redes WIFI cuando no tengas al alcance alguna de confianza. ¿Por qué? Pues porque un hacker podría suplantar una de las redes guardadas en nuestro dispositivo y forzarnos a que nos conectemos a ella automáticamente.

Además, y muy importante, evita mandar datos sensibles y confidenciales si quieres prevenir que un ciberdelincuente te robe esa información para fines fraudulentos.

3. Comprueba y actualiza tus contraseñas

Es muy común configurar una contraseña con una fecha señalada, el nombre del perro o el grupo de música favorito. Esto es un error enorme ya que se trata de información personal que suele ser muy fácil de encontrar en Internet.

Por lo general, una contraseña segura debe contener ocho caracteres como mínimo, entre ellos, letras, tanto minúsculas como mayúsculas, números y otros símbolos como una interrogación o una almohadilla.

Además, es muy importante que no uses la misma contraseña para todo, sino que tengas una diferente para cada cuenta. No olvides de modificarlas cada cierto tiempo, porque, de esta manera, se lo pondrás aún más difícil a los hackers.

4. Verifica enlaces, páginas web y perfiles sociales

Están siendo muy habituales los ataques a través de la técnica phishing, en la que los hackers se hacen pasar por personas o empresas de confianza, normalmente en un email. Este correo suele contener un enlace que lleva a la página web de dicha empresa, en la que se solicita que añadas, por ejemplo, tu usuario y contraseña. En realidad, se trata de una página fraudulenta creada por los hackers para conseguir dicha información.

Es posible saber si dicha empresa ha configurado un certificado de seguridad SSL en su página web, el cual confirma que te encuentras en un sitio seguro y fiable, donde se cuida la transmisión de tus datos. Solo tienes que fijarte en la barra de direcciones de tu navegador y comprobar que aparece un pequeño candado verde cerrado y que la URL contiene el protocolo HTTPS en lugar del HTTP.

Barra direcciones navegador

Hoy en día, también es muy común encontrar perfiles falsos en las redes sociales que captan estos datos, sobre todo, a través de cuentas de empresas no oficiales. Así que presta atención cuando estés navegando por ellas.

5. No abras archivos adjuntos sospechosos

Se trata de una de las técnicas más utilizadas actualmente para realizar estafas, introducir virus que se propagan entre los diferentes contactos del correo, etc. Así que, antes de abrirlos, es mejor que desconfíes de los archivos adjuntos que recibes, especialmente si los envían fuentes desconocidas o con las que no sueles tener contacto.

Ten mucho cuidado con extensiones como “.exe”, “.bat”, “.pif” o similares, ya que son las más propensas a contener este tipo de virus.

 

Asimismo, no devuelvas una respuesta a este tipo de emails. Si lo haces, proporcionarás datos muy valiosos al atacante. Tampoco lo reenvíes, porque generarías una cadena de correos muy peligrosa.

6. Ten cuidado con las descargas

Es muy común descargar en Internet software, música, películas, etc. Estos archivos son ideales para los hackers ya que, a través de ellos, colocan programas maliciosos en el sistema para realizar algún tipo de ataque.

Aunque la descarga sea legal, siempre se recomienda comprobar que el sitio web donde se va a realizar sea seguro y fiable.

7. No compartas información personal

Ya lo he comentado en varios puntos, este tipo de información no deberías compartirla a no ser que sea imprescindible. Hazlo sólo cuando estés conectado a una red WIFI de confianza y en perfiles de redes sociales, correos electrónicos y páginas web que sean de fiar.

No obstante, muchas compañías importantes han sufrido el robo de información y datos de sus clientes, así que no existe una seguridad máxima en este tema.

8. Realiza una copia de seguridad

No dejes pasar esta recomendación y hazla cuanto antes. Si algún día sufres un ataque informático, o incluso si tienes cualquier otro tipo de problema con tu equipo, agradecerás, y mucho, poder recuperar toda la información perdida.

Es recomendable que realices copias de seguridad periódicas y las descargues externamente, en un disco duro por ejemplo o en servicios de almacenamiento online fiables. Si las guardas en tu dispositivo, y eres víctima de un ciberataque, se verán igualmente dañadas.

¡Empieza hoy mismo!

Ya sabes cómo puedes protegerte ante un ciberataque para adelantarte a los hackers e impedir que dañen tu vida personal y profesional. Ahora solo tienes que poner en práctica estos consejos y mantenerlos actualizados.

 

Imagen de Visual Content via VisualHunt / CC BY

Beatriz Corchado
Andaluza de nacimiento y madrileña de adopción, Beatriz forma parte del equipo de GoDaddy Spain. Además de escribir artículos para el blog sobre diferentes temas, gestiona el programa de afiliados en España. Su experiencia en el mundo del hosting web comenzó en 2014. Desde entonces, ha ampliado su carrera profesional en este sector y estrechado lazos con colaboradores, afiliados, etc. La música le mantiene concentrada y la playa le relaja.