«Soy la persona que soy gracias a la música clásica»

Products mentioned
Aurelia Mihali

Aurelia Mihali es una música y pianista profesional ucraniana que se fue a Madrid para estudiar el grado superior en el Real Conservatorio Superior de Música. Desde pequeña supo que quería ser concertista, por lo que comenzó a instruirse en violín y piano. En su tierra natal comenzó a hacer conciertos y presentarse a concursos de piano, pero al trasladarse de país empezó a compaginar sus estudios con el trabajo de profesora de música.

Cuando empezó a dar clases a sus alumnos se dio cuenta que el enfoque educativo en relación a la música no cumplía sus expectativas. Por ello, sus clases son siempre individualizadas y presta atención al alumno y sus emociones.

A la vez que impartía lecciones, tuvo la oportunidad de tocar en el Teatro Real, Teatros de Canal o el Auditorio de San Lorenzo del Escorial. En su último año de conservatorio ganó un premio que le permitió actuar en el Auditorio Nacional de Música como solista.

Durante su travesía profesional, Aurelia se dio cuenta que la música clásica está muy alejada del público joven. Siempre le ha rodeado el estereotipo de ser un género dirigido a un público adulto y culto. Por ello, decidió estudiar un máster en Marketing creativo para redirigir la música clásica y enfocarla a un público más amplio, además de romper las barreras existentes entre el intérprete y el público.

Actualmente, Aurelia ofrece clases de piano, y conciertos en eventos y locales. Asimismo, trabaja para romper el estereotipo de la música clásica, ayudando a músicos emergentes a promover y acercar su arte a más gente. Para ella, tener una carta de presentación era fundamental para mostrarse en Internet. Gracias al Workshop que hizo GoDaddy junto con MSMK, pudo crear su página web.

Me ha ayudado a que las personas me vean de una forma más profesional y creíble. Además, gracias a ella, es más fácil y cómodo recomendarme.

Entrevista a Aurelia Mihali, pianista y emprendedora

1. Encantado de conocerte Aurelia. Lo primero de todo, nos gustaría que te presentaras. ¿Por qué Madrid, y por qué la música clásica?

Honestamente, Madrid nunca fue mi primera opción, lo único que tenía claro es que quería salir de mi país. Y al final, por circunstancias de la vida, terminé en esta ciudad maravillosa que me abrió un mundo de posibilidades que no creo haber podido tener en Ucrania.

A pesar de ser una persona muy curiosa e intentar siempre descubrir y probar nuevos géneros musicales, sigo defendiendo la música clásica y creo que seguiré haciéndolo durante toda mi vida. La música académica, más allá de los conocimientos profesionales, le aportó muchísimo valor a mi vida. Me hizo ser una persona muy disciplinada, responsable, sensible, empática… Me hizo reconocer la belleza en cada pequeño detalle, siempre me sirvió de refugio y alivio en los momentos más difíciles de mi vida.

Hoy soy la persona que soy gracias a la música clásica. Por estas razones sigo apostando por la música culta, el arte que educa a las personas y las sensibiliza.

 

2. Sabemos que tocaste el violín y el piano, pero ¿qué fue lo que te motivó a centrarte en el piano?

En realidad es una historia muy graciosa. Desde niña me encantaba pasar tiempo con los adultos, escuchar sus conversaciones, participar en ellas, era algo que me hacía sentir muy intelectual. Siempre me gustaban los retos y no me hacía gracia lo fácil. Así pues con el violín desde el primer día nos llevábamos genial, se me daba bastante bien, incluso llegué a ganar varios premios de pequeña. Sin embargo, con el piano siempre necesitaba hacer un esfuerzo extra, siempre me parecía mucho más difícil, me provocaba muchísima curiosidad e inquietud.

Así me pasaba las horas estudiando piano hasta que le escuchaba a mi madre gritar desde la cocina: «¡Aurelia, ponte ya con el violín que llevo días sin escucharlo!». Finalmente decidí serme fiel y no ir por el camino «fácil». (Ojalá haber sido menos cabezota, me podía haber ahorrado muchos palos, o no… nunca se sabe jaja)

Imagen de Aurelia posando en su piano, reflejada en el mismo

3. ¿Qué ventajas encuentras al hecho de dar clases individualizadas y no tener un grupo reducido? ¿Alguna curiosidad que recuerdes y puedas contar sobre tus clases?

¿Ventajas? ¡Todas! Me siento muy afortunada por haber disfrutado de las clases individualizadas durante mi aprendizaje y por poder impartirlas ahora a mis alumnos. En la música los profesores trabajamos con materias muy delicadas, las almas. El hecho de conocer muy bien a cada uno de mis estudiantes y poder dedicarle el 200% de mi atención a cada uno de ellos, hace que el proceso creativo fluya muchísimo más y que los alumnos se abran y pongan en cada obra que tocan algo suyo, sus emociones y sentimientos.

Al mismo tiempo para mí es muy importante detectar la más mínima frustración, miedo o bloqueo del alumno, ya que es algo que frena muchísimo el proceso de aprendizaje y mejora. El hecho de tener clases individualizadas me permite poder tener conversaciones con los niños o realizar ciertos ejercicios personalizados para poder superar estos problemas. Cada alumno es un mundo, con lo cual necesito poder dedicarme completamente al crecimiento individual de cada uno de ellos, cosa muy complicada de lograr en una clase grupal.

4. ¿Has tenido alguna vez la oportunidad de formar parte de una orquesta sinfónica?

Nunca había tocado de solista con una orquesta sinfónica, pero sí con orquesta clásica y pequeñas agrupaciones. Los pianistas somos más solitarios, es por eso que cada vez que tocamos con más gente nos venimos arriba y nos convertimos en seres muy cariñosos, amables y casi que eufóricos. En este sentido prefiero las orquestas más pequeñas, imaginaos la frustración que te crea el hecho de tener que acordarte del nombre de todos los músicos de la sinfónica 😀.

5. Hemos visto que has interpretado piezas en algunos de los escenarios más importantes de nuestro país. ¿Cuál fue el sitio que más te impactó?

Es difícil comparar, ya que en cada sala y cada concierto cuentas con situaciones, instrumentos, repertorio y públicos distintos. Todo influye y al final puedes quedarte recordando como algo mágico una sala «normalita» por el simple hecho de haber tocado ahí tu repertorio favorito, porque era un momento muy importante para ti o porque el público te recibió con especial cariño e ilusión. Desde este punto de vista el Auditorio nacional es el que más impacto me produjo.

6. ¿Crees que es posible en el futuro revertir o al menos variar un poco la percepción de que la música clásica no es para los más jóvenes?

¡Por supuesto! Y tampoco hay que esperar al futuro, hay que actuar desde ya. Somos muchos los músicos clásicos que llevamos ya unos cuantos años tomando iniciativas maravillosas para llegar a un público mucho más amplio y sobre todo un público joven, los jóvenes son nuestro futuro, así que tenemos que sembrar las semillas desde ya para luego poder disfrutar de una sociedad mucho más sensible y empática. Es por eso que últimamente los conciertos didácticos se convirtieron en algo imprescindible para la programación de las salas más importantes de Madrid.

7. Haber creado tu página web con GoDaddy te ha servido para darte a conocer y presentarte como una profesional de primer nivel, pero ¿qué tal con las redes sociales? ¿Crees que puedes obtener un impulso extra por este canal?

Hoy en día cualquier profesional que quiere llegar a más gente, lograr éxito y hacer que su negocio crezca, entiende la importancia de su presencia online. Sin embargo, no todos se plantean una estrategia antes de lanzarse al mundo digital. Así pues queriendo estar en todas las redes sociales posibles, los profesionales siguen cometiendo el mismo error: publicar los mismos contenidos en todas las RRSS sin pararse a pensar en los distintos tipos de públicos que les siguen en cada red social y en sus necesidades.

Para mí, las RRSS representan una gran oportunidad precisamente para llegar al público más joven, con lo cual seguramente en breves estaré compartiendo con vosotros mis perfiles profesionales en este canal también.

Respeto a los contenidos, para mí es muy importante que estos sean útiles, interesantes, sistemáticos y entretenidos. Es por esto que me tomo mi tiempo para la aparición profesional en las RRSS. Quiero hacer las cosas bien.

8. Una pregunta sobre tu futuro más cercano, ¿podremos verte actuando en escenarios este año?

¡Por supuesto!, no creo que pueda aguantar más de 6 meses sin tocar en público, me gusta demasiado.

Siempre que pueda intento no cerrar fechas y ser algo más espontanea tanto para mi público como para mí misma, me gustan los retos y hacer posible lo que en un principio no lo parecía para nada, ahí es donde la creatividad fluye de verdad.

En cualquier caso siempre estaré publicando noticias sobre mis actuaciones en mi web.

9. Para finalizar, te planteo una ronda de preguntas cortas para conocerte un poco más:

  • Tu pieza favorita para interpretar: Esto es como preguntarle a un goloso de cuál es su dulce favorito jajaja. No tengo piezas favoritas y si algún día os digo que sí, no me hagáis caso, lo más probable es que en una semana cambie de opinión. Lo que sí os puedo decir es que nada me eleva más que interpretar la música romántica rusa, igual será por mi origen, quien sabe…
  • Un lugar donde para desconectar unos días: ¡Montañas, siempre montañas!
  • Un libro imprescindible: «El alma de Hegel y las vacas de Wisconsin», de Alessandro Baricco.
  • Tu comida favorita: Todo lo que lleve pescado, marisco o verduras se puede considerar directamente mi comida favorita, soy muy simple para esto, la verdad.