Cómo acelerar WordPress al máximo: 8 consejos a tener en cuenta

¡Aprieta el pedal!

Más del 35,2% de las páginas web que existen hoy en día en Internet tienen instalado WordPress y, dentro de ellas, el 62% de las webs con un CMS instalado lo hace con WordPress. No cabe duda de que esto es sorprendente, pero también significa que hay miles de diferentes temas, plugins, y tecnologías que tienen que coexistir en un mismo lugar.

Para el usuario cotidiano de WordPress, esto puede convertirse rápidamente en una pesadilla cuando su sitio comienza a producir cuellos de botella y no saben por qué o incluso dónde comenzar a solucionar problemas.

En este artículo haremos un repaso a los diez trucos más importantes para acelerar WordPress al máximo y lograr que nuestras webs carguen lo antes posible. ¿Estás listo?

Contratar un hosting WordPress de calidad

En el blog de GoDaddy ya hablamos en su momento sobre qué características debería tener un buen proveedor de hosting WordPress para que sea candidato a que pruebes sus servicios. Aspectos como el espacio en disco disponible, la fiabilidad de sus sistemas, cuántas copias de seguridad ofrecen o un buen equipo de soporte técnico 24/7 son clave para decantar la balanza en favor de un proveedor u otro.

Como sabrás, en el mercado existen diferentes opciones de alojamiento web disponibles, desde hosting compartido hasta servidores dedicados, pasando por los servidores virtuales privados o VPS, escalados de menor a mayor precio y, por tanto, de rendimiento menor a mayor.

Cuestión aparte son los productos especializados en WordPress que se llevan comercializando ya unos años, que se ofrecen para este CMS prestándole especial atención ya que se pone a disposición de los clientes personal de cada empresa para atender sus peticiones y mantener los servidores al día con nuevas actualizaciones y vigilando que no surjan vulnerabilidades.

Sea cual sea el producto que elijas, debes revisar es que el proveedor ofrezca en sus servidores PHP 7 o versiones superiores (la más reciente es 7.4), ya que tendrás más velocidad de carga y la seguridad de tu web no se verá comprometida; y que apliquen el protocolo HTTP/2, diseñado para usar SSL favoreciendo la carga de las páginas web.

Elige tu proveedor en función de tus visitantes

Una vez has desarrollado tu proyecto en WordPress y la web tiene un tiempo de vida, es momento de revisar la procedencia de tus clientes y visitantes. Este punto es clave a la hora de comprobar si el proveedor elegido es el adecuado o se hace necesario cambiar a otro que tenga sus servidores en una región más cercana.

Imagen desde el espacio del planeta Tierra de noche, con varias ciudades iluminadas

Entran en juego dos conceptos, la latencia de la Red, definida como el tiempo que necesita un paquete de datos para llegar desde su origen al destino indicado y el TTFB (Time To First Byte, que indica el tiempo que necesita un navegador para recibir el primer byte desde un servidor. En ambos casos, cuanto menor sea el tiempo mejor, porque la web cargará mucho más rápido.

Otras medidas que puedes tomar para conocer mejor a tus clientes es mirar en Google Analytics desde qué país entran las visitas a tu web, en la sección “Audiencia -> Geo -> Ubicación.”; o hacer una prueba de latencia para evaluar si el servidor actual es útil o debes cambiarte cuanto antes.

Elige un tema de WordPress que no ralentice tu web demasiado

Seguro que tras varios meses o años con un mismo diseño, te ha planteado darle una vuelta al que tienes activado, o directamente empiezas a buscar una nueva plantilla más atractiva y que tenga más funcionalidades. Puede ser una decisión acertada, pero hay que tener cuidado, porque añadir nuevas características estás añadiendo peso a la plantilla, lo cual se traduce en más tiempo de carga para los navegadores.

Para elegir un nuevo tema que dé equilibrio entre ofrecer más opciones a los clientes y no sobrecargar nuestro servidor, lo mejor es buscar aquel que ya tenga incorporadas en código las funciones deseadas (por ejemplo galerías de fotografías, scripts de parallax, etc) y evitar tener que hacer una segunda revisión para desactivar opciones que no se utilicen. Así se podrá conseguir lanzar una web más ligera que tarde pocos segundos en cargar.

Activa solo aquellos plugins que realmente necesites

Con más de 56000 plugins listados, el repositorio de WordPress.org, tenemos donde buscar para encontrar los mejores para nuestros proyectos. Se suele recomendar no instalar demasiados plugins porque al final acabas acumulando archivos que no sirven de nada, sobrecargando el servidor. En estos casos lo mejor sería echar un vistazo y desinstalar aquellos plugins que no necesites y dejar solo aquellos que sean imprescindibles para tu negocio.

Haz que la caché trabaje correctamente

Pongamos una página web estándar, con su encabezado, varias imágenes, un menú en la parte superior y un blog con varios artículos publciados. El servidor donde se aloja tiene que procesar toda esa información y transmitirla a cada uno de los visitantes que ponen la URL en su navegador. Como dijimos antes, dependiendo del peso de todos esos archivos, se puede tardar más o menos tiempo en entregar todos los datos, pero trabajando en la caché para optimizarla seremos capaces de reducir la carga de trabajo para generar una vista de la web.

Optimiza las imágenes que subes a la web

Tener fotografías muy pesadas, mostrar imágenes que no cargan bien o directamente haber escrito artículos en tu blog hace tiempo y las imágenes ya no existen en tu archivo son factores de riesgo para que la velocidad de carga de tu web se vea ralentizada.

El equilibrio debes buscarlo entre tamaño y calidad, es decir, que tenga un tamaño relativamente pequeño sin renunciar a que se vea mal. Normalmente se usan herramientas como Photoshop para optimizarlas, aunque últimamente han aparecido alternativas como Squoosh, una herramienta online que ofrece compresión de imágenes con alta calidad.

 

Existen también plugins para acelerar WordPress al máximo comprimiendo las imágenes de forma automatizada. Algunos de los más conocidos son Imagify, Smush o EWWW Image Optimizer. Son plugins que funcionan a la perfección y, lo más importante, tienen actualizaciones frecuentes, por lo que son extensiones de fiar, puedes instalarlas en tu WordPress sin problema ya que no producirán vulnerabilidades.

En el blog de GoDaddy hemos recogido un par de artículos sobre optimización de imágenes que pueden resultarte muy interesantes:

Optimiza tus bases de datos

Al igual que tu coche, una página web necesita mantenimiento para que funcione correctamente. Uno de los aspectos que hay que revisar con ahínco son las bases de datos, para evitar que se ralentice la carga de la web por estar mostrando datos innecesarios.

En WordPress, el contenido que cambia con mayor frecuencia es el número de artículos publicados. Cuando estás redactando en el escritorio de WordPress, cada vez que guardas el borrador se crea una revisión. Lo mismo sucede cuando ya has publicado contenido pero has hecho algún cambio que requirió actualizar el artículo.

La parte buena de tener revisiones es que si te has equivocado puedes usar una versión anterior y volver a ella para editar la versión final que quieres mostrar. Sin embargo, la parte negativa es que puedes acumular versiones antiguas durante mucho tiempo, sobrecargando la base de datos asociada a tu web. Para ello, puedes limitar el número de revisiones a almacenar por publicación, borrar las más viejas usando plugins como WP-Sweep o WP Rocket previa creación de una copia de seguridad de tu web, o incluso desactivar las revisiones, aunque conlleva el riesgo de no tener versiones anteriores para poder reescribir el contenido a tu gusto (tendrías que rehacer del todo el artículo o guardarlo en otra parte).

Tener un diseño responsive está a la orden del día

Google empezó considerar el rendimiento de las páginas web en teléfonos móviles como una nueva forma de mejorar la experiencia de los usuarios y posicionar aquellas webs que ya estaban preparadas para ofrecer su contenido en formato móvil. La velocidad de carga en smartphones y tablets juega un papel fundamental, dado que si no se ofrecen diseños adaptativos, la mayoría de usuarios verán que tu web es de mala calidad y no regresarán nunca.

Imagen de una persona viendo un diseño responsive como forma de acelerar wordpress al máximo en una web

Google AMP (Accelerated Mobile Pages Project) se lanzó en octubre de 2015 como un proyecto de framework abierto que permitía a cualquier web ofrecer una versión básica de la normal, más ligera para que cargase más rápido en dispositivos móviles. Sin embargo, no esPuede empezar rápidamente con Google AMP en su sitio de WordPress con uno de los siguientes plugins:

Otros trucos para acelerar WordPress al máximo en tus proyectos

Estos ocho consejos pueden ayudarte realmente a dar un vuelvo a tu proyecto en WordPress, ¡pero no son los únicos! Existen muchas más claves que deberías revisar para garantizar que tu web es fluida y que tus visitantes van a poder ver toda la información en pocos segundos. Entre otras tareas puedes:

  • Cambiar la URL de login: al tener por defecto la URL dominio.com/wp-admin/ tu web es fácilmente hackeable. Al cambiar la dirección, reduces el riesgo de ser atacado por bots y hackers malintencionados. El plugin más valorado para esta tarea es Hide My WP Ghost.
  • Deshabilitar o configurar actualizaciones de plugins y temas: cuando WordPress busca actualizaciones en tu sistema puede verse afectada la velocidad de carga. Puedes evitarlo deshabilitando las actualizaciones automáticas, aunque solo deberías emplearlo en aquellas instalaciones que necesites actualizar los archivos de forma manual. Un buen plugin disponible en el repositorio es Easy Updates Manager, que tiene una versión gratuita y permite gestionar las actualizaciones a la carta.
  • Limitar las publicaciones en tu blog: WordPress por defecto establece un límite de 10 publicaciones, pero es posible que según el tema elegido esa cifra cambie y sea superior, afectando también a la carga de la web. Es muy útil para aquellas webs con mucho tráfico, que necesitan enseñar su contenido rápido para no perder visitas. Para cambiar este valor, dentro de tu WP entra en “Opciones -> Lectura.” y cambia el valor en “Máximo número de páginas mostrado.”
  • Deshabilitar la publicación de comentarios: Normalmente los comentarios son útiles en materia de SEO para posicionar una web, pero es posible que suceda lo contrario si una plantilla tiene una sección de comentarios atestada, o simplemente al tener pocos comentarios comprobemos que no compensa mostrarlos en la web. Otra opción menos radical es utilizar un sistema externo como el plugin Disqus, que no perjudique la velocidad de carga al ejecutarse desde un sitio ajeno.
  • Limitar el uso de servicios externos: Aunque hayamos recomendado Disqus, esto no significa que debas usar demasiadas aplicaciones externas para gestionar tu proyectos, ya que una saturación provocaría justo el efecto contrario al deseado. Por ejemplo, imagina que usas código para mostrar un widget de tus redes sociales como Twitter o Facebook, insertas código de Google Adsense para monetizar y de Google Analytics para seguir la evolución del tráfico de tu web… Podrías tener problemas a largo plazo si no optimizas recursos.