Cómo crear una Sociedad Limitada en España en 5 pasos

¿Es el momento de emprender?

Empezar un negocio puede ser un viaje emocionante y gratificante pero, a su vez, puede estar lleno de incertidumbre y desafíos. Uno de los primeros pasos que deberás enfrentar es la elección de la estructura legal de tu empresa. En este artículo, te explicaremos cómo montar una Sociedad Limitada (SL) en España, una opción muy popular entre empresarios y emprendedores por su facilidad y seguridad.

Nuestro objetivo es ofrecerte una guía completa y detallada que te acompañe en cada paso del proceso, desde la concepción de tu plan de negocio hasta el registro final de tu empresa. ¡Vamos a ello!

¿Qué es una Sociedad Limitada (SL)?

Una Sociedad Limitada (SL), también conocida como Sociedad de Responsabilidad Limitada (SRL), es un tipo de entidad empresarial muy común en España. Este modelo de sociedad se caracteriza por tener su capital dividido en participaciones sociales, las cuales están distribuidas entre los socios en función de su aportación económica.

La principal particularidad de una SL es que la responsabilidad de los socios está limitada al capital aportado. Es decir, que sus bienes personales están a salvo en caso de deudas o responsabilidades derivadas de la actividad de la empresa.

Algunas de las características más destacables de una Sociedad Limitada son:

  • Flexibilidad en su administración y gestión.
  • La posibilidad de ser constituida por una única persona. En este caso, se denominará Sociedad Limitada Unipersonal.
  • La seguridad que ofrece al limitar la responsabilidad de los socios al capital aportado.

El capital social necesario para la constitución de la Sociedad no es demasiado elevado. En este caso, el capital mínimo requerido es de 3.000 euros.

Ahora que ya tenemos una idea básica de estas particularidades, vamos a adentrarnos en cuáles son las principales ventajas de este tipo de entidad empresarial.

Principales beneficios de esta forma jurídica

Montar este tipo de sociedad es una opción atractiva para cualquier emprendedor que busque seguridad, control y flexibilidad a la hora de llevar a cabo su proyecto empresarial. Estas son sus principales ventajas:

  • Ofrece una imagen de seriedad y solidez frente a clientes, proveedores y entidades bancarias.
  • Permite tener un control más exhaustivo de la empresa, ya que la toma de decisiones no requiere unanimidad entre los socios, sino una mayoría.
  • La transmisión de las participaciones sociales puede ser libre o estar sujeta a restricciones, según se establezca en los estatutos de la sociedad. Esto permite un mayor control sobre quién puede entrar a formar parte de la sociedad.
  • Por último, la tributación de una SL en el Impuesto sobre Sociedades puede resultar más ventajosa en comparación con otros tipos de empresas.

Teniendo todos estos conceptos claros, vamos a ver cómo montar una SL paso a paso.

1. Desarrolla un plan de negocio

El primer paso es la elaboración de un plan de empresa. Este documento esencial permite que tanto los socios como los posibles inversores tengan una clara visión de lo que se espera del proyecto empresarial. Pero, ¿cómo debes hacerlo?

Elementos clave

Un plan de negocio bien diseñado debe incluir varios elementos clave. El primero es una descripción detallada de la empresa, incluyendo su estructura, el producto o servicio que proporcionará y el mercado al que se dirigirá.

Seguidamente, es vital realizar un estudio de mercado, que incluya tanto a la competencia como a los posibles clientes.

Otros elementos clave son la estrategia de marketing, donde se detalla cómo se va a dar a conocer la empresa y sus productos o servicios, y el plan operativo, que describe cómo se va a ejecutar la estrategia de negocio.

Finalmente, no puede faltar un plan financiero. Este debe incluir una estimación de los ingresos y gastos de la empresa, así como proyecciones financieras para los primeros años.

¿Por qué es importante el plan de empresa para una SL?

Este documento no solo proporciona una hoja de ruta clara para el crecimiento de la empresa, sino que también puede ser un requisito para obtener financiación. De hecho, muchos bancos y entidades de crédito exigen la presentación de un plan de negocio sólido como parte del proceso de solicitud de un préstamo.

Además, puede ayudar a los propietarios de la SL a tomar decisiones estratégicas y a gestionar eficazmente su empresa. Y es que, al tener una visión clara de los objetivos y estrategias de la empresa, es más fácil tomar decisiones informadas que contribuyan al éxito a largo plazo de la SL.

2. Elige el nombre de la sociedad y comprueba su disponibilidad

El nombre comercial de tu empresa es una parte crucial de tu identidad de marca y puede tener un impacto significativo en tu éxito.

Pero, ¿sabes cómo elegirlo de forma adecuada? Vamos a darte un par de consejos que pueden serte útiles a la hora seleccionar entre posibles nombres para tu empresa.

Cómo elegir un nombre adecuado para tu SL

Elegir un nombre apropiado para tu Sociedad Limitada es una combinación de creatividad, estrategia y conocimiento del mercado.

Aquí te ofrecemos algunos consejos para seleccionar un nombre:

  1. Relevante y descriptivo: El nombre de tu SL debe dar una idea de lo que hace tu negocio. Sin embargo, también puedes optar por un nombre abstracto que, con el tiempo y con una estrategia de branding correcta, se asociará a tu producto o servicio.
  2. Fácil de recordar: Un nombre simple y pegadizo es más fácil de recordar. Evita nombres demasiado largos o complicados de pronunciar.
  3. Unicidad: Asegúrate de que el nombre que elijas no esté ya en uso o registrado por otra empresa.
  4. Adecuado para SEO: Si planeas tener presencia online, es beneficioso elegir un nombre que incluya palabras clave relacionadas con tu industria. Esto puede ayudar a mejorar tu clasificación en los motores de búsqueda.

Proceso de verificación de la disponibilidad del nombre

Una vez que hayas elegido un nombre para tu SL, el siguiente paso es verificar su disponibilidad. Este proceso se realiza a través del Registro Mercantil Central (RMC). Para ello, sigue estos pasos:

  1. Solicitud de certificación negativa: Debes solicitar una certificación negativa de denominación social. Este documento certifica que no existe otra empresa registrada con el mismo nombre.
  2. Via online o presencial: Puedes realizar este trámite online a través de la web del RMC o de forma presencial en sus oficinas.
  3. Respuesta del RMC: El RMC responderá a tu solicitud en un plazo aproximado de 3-4 días si lo haces online, o de inmediato si es presencial.
  4. Validez de la certificación: La certificación tiene una validez de 3 meses, durante los cuales nadie más podrá registrar una empresa con ese nombre.

Protege tu marca en Internet

Antes de registrar tu negocio, asegúrate de que el nombre de dominio correspondiente esté disponible. En GoDaddy te lo ponemos muy fácil.

Visita la página de búsqueda de dominio disponibles e incluye el nombre que quieras en la barra de búsqueda. Haz clic en “Buscar”. Si el dominio está disponible, estará a la venta; si no lo está, GoDaddy puede ayudarte a conseguirlo.

Una vez tengas tu dominio registrado y hayas protegido tu marca en Internet, puedes empezar a potenciar tu presencia online. Consigue un plan de hosting y crea tu página web para tener visibilidad en canales digitales desde el inicio.

3. Apertura una cuenta bancaria y depósito del capital mínimo

Este es un paso vital, ya que proporciona los recursos financieros necesarios para poner en marcha tu empresa.

Veamos en detalle los requisitos para abrir una cuenta bancaria en España y cuánto capital necesitas depositar.

Requisitos para abrir una cuenta bancaria en España

Este es un proceso bastante sencillo, aunque se necesita una serie de documentos y cumplir ciertos requisitos. Aquí están los elementos clave que necesitarás:

  1. Documento Nacional de Identidad (DNI) para los ciudadanos españoles o Número de Identificación de Extranjero (NIE) para los no residentes.
  2. Prueba de tu dirección, como una factura de servicios públicos reciente.
  3. Información sobre tu ocupación, ingresos y detalles del empleador.
  4. En el caso de una SL, necesitarás el nombre de la empresa y la identificación fiscal de la compañía.

Es importante mencionar que algunos bancos pueden tener requisitos adicionales, por lo que es recomendable verificar con la entidad bancaria elegida antes de iniciar el proceso.

Capital mínimo requerido para una SL

Ya lo hemos comentado con anterioridad: una de las grandes ventajas de crear una Sociedad Limitada es que no necesitas un gran desembolso inicial de capital.

La Ley española establece que el capital social mínimo requerido es de 3.000 euros. Este monto debe depositarse en la cuenta bancaria de la empresa durante el proceso de constitución de la sociedad limitada.

Este depósito sirve como una garantía para los acreedores de la empresa, y no puede ser retirado hasta que la empresa esté oficialmente registrada.

Además, el hecho de tener este capital mínimo permite a la empresa operar desde el primer día -algo vital para el éxito de cualquier nueva entidad-.

Redacción y firma de los estatutos sociales

Una vez que hayas depositado el capital mínimo requerido en una cuenta bancaria y hayas escogido un nombre único y representativo para tu empresa, es hora de redactar y firmar los estatutos sociales.

Pero, ¿sabes a qué nos referimos? ¡Te lo contamos!

¿Qué son los estatutos de una SL?

Los estatutos sociales son un documento legal que contiene la regulación interna de la empresa. Establecen las normas que regirán la convivencia entre los socios, así como la relación entre estos y la propia sociedad.

En general, los estatutos deben incluir detalles como la denominación social, el objeto social, el capital social, la distribución de las participaciones sociales, el funcionamiento de los órganos de gobierno y la distribución de beneficios, entre otros aspectos.

Cómo redactar los estatutos de tu SL

Este es un paso crucial a la hora de crear tu propia Sociedad Limitada. Aquí te dejo algunos consejos útiles:

  1. Asegúrate de incluir todos los detalles necesarios como su nombre, objeto social, capital social, etc. Es importante que estos detalles sean claros y precisos para evitar posibles conflictos en el futuro.
  2. Consulta a un experto: Debido a la importancia de este documento, puede ser una buena idea consultar a un abogado o a un asesor empresarial para asegurarte de que los estatutos se redactan correctamente.
  3. Utiliza un lenguaje claro y sencillo: Aunque los estatutos son un documento legal, es importante que sean fáciles de entender para todos los socios de la empresa. Evita el uso de jerga legal complicada siempre que sea posible.
  4. Firma los estatutos: Una vez se hayan redactado, todos los socios de la empresa deben firmarlos para que sean oficiales.

Recuerda que los estatutos pueden modificarse en el futuro si todos los socios están de acuerdo, por lo que no es necesario que sean perfectos desde el principio. Sin embargo, es esencial que proporcionen una base sólida para el funcionamiento de tu empresa.

Registro de la empresa en el Registro Mercantil

Después de completar los pasos anteriores, el último paso es el registro de la empresa en el Registro Mercantil. Este es un paso fundamental para que tu empresa sea reconocida oficialmente y pueda operar legalmente.

Documentación necesaria

Para registrar tu SL en el Registro Mercantil, necesitarás presentar la siguiente documentación:

  1. Certificado de denominación social: Este documento certifica que el nombre de tu empresa es único y que no está siendo utilizado por otra entidad.
  2. Escritura de constitución: Este es un documento notarial que incluye los estatutos de la empresa, la identidad de los socios, el capital social y la distribución de las participaciones.
  3. Declaración de inversión extranjera: Este es requerido solo si los socios son extranjeros y han aportado capital a la empresa.
  4. Certificado de depósito del capital social: Este documento certifica que has depositado el capital social mínimo requerido en una cuenta bancaria a nombre de la empresa.
  5. Documento de identidad de los socios: Se requiere el DNI para los socios españoles y el pasaporte para los socios extranjeros.

Proceso de registro de una SL en el Registro Mercantil

El proceso de registro de una SL en España en el Registro Mercantil se realiza en su mayoría online y consta de varias etapas.

  1. Presentación de la documentación: Primero, debes presentar la documentación necesaria en el Registro Mercantil de la provincia. Esto se puede hacer a través de su plataforma online.
  2. Revisión de la documentación: Una vez que hayas presentado la documentación, el Registro Mercantil la revisará para asegurarse de que todo está en orden. Este proceso puede llevar varias semanas.
  3. Pago de las tasas: Si tu documentación es aceptada, tendrás que pagar las tasas correspondientes, que varían según el capital social de tu empresa.
  4. Inscripción de la empresa: Una vez que hayas pagado las tasas, tu empresa será oficialmente inscrita en el Registro Mercantil y podrás comenzar a operar.

Recuerda que este proceso puede variar ligeramente dependiendo de tu provincia, por lo que es importante que te informes bien antes de comenzar.

Y con eso, habrás completado todos los pasos para montar una SL en España. ¡Ahora estás listo para comenzar tu viaje empresarial!

Preguntas frecuentes (FAQ)

En esta sección, abordaremos algunas de las preguntas más frecuentes que pueden surgir en el proceso de crear una Sociedad Limitada en España. Algunas de estas inquietudes pueden estar relacionadas con aspectos legales, financieros o simplemente con el procedimiento en sí.

Veamos algunas de ellas.

¿Cuánto tiempo lleva montar una SL en España?

El proceso de creación de una SL puede variar dependiendo de varios factores, pero generalmente, si todos los documentos y requisitos están en orden, puede tomar entre 1 y 2 meses.

Principales diferencias entre Sociedad Anónima y Sociedad Limitada

Al planificar la creación de una empresa, es común que surjan dudas acerca de qué tipo de entidad legal es la más adecuada. Las dos formas más comunes son la Sociedad Anónima (SA) y la Sociedad Limitada (SL). Aquí analizamos las diferencias más significativas entre ambas para ayudarte a tomar una decisión informada.

Una de las mayores diferencias entre una SA y una SL radica en el capital social mínimo requerido. Mientras que para constituir una SL en España se necesita un capital mínimo de 3.000 euros, para una SA este monto asciende a 60.000 euros.

En cuanto a la responsabilidad de los socios, tanto en las SAs como en las SLs, esta se limita al capital aportado. Sin embargo, en las SAs, las acciones pueden negociarse libremente y tienen la posibilidad de ser cotizadas en bolsa, a diferencia de las SLs donde las participaciones no pueden ser objeto de oferta pública.

Otra diferencia importante tiene que ver con la estructura de la dirección. Las SAs deben tener un consejo de administración y se rigen por normas más estrictas en lo que respecta a las auditorías y presentación de cuentas.

Por otro lado, las SLs tienen una estructura más flexible y menos exigencias, lo que las hace más atractivas para pequeñas y medianas empresas.

Finalmente, en términos de impuestos, las SAs y las SLs están sujetas al mismo tipo impositivo del Impuesto sobre Sociedades, pero existen algunas diferencias en las deducciones y bonificaciones aplicables.

¿Cuál es el coste?

Los costes iniciales para montar una SL en España pueden variar. Sin embargo, se debe considerar el capital mínimo requerido, que es de 3.000€, además de los costos notariales, de registro y asesoramiento.

¿Es obligatorio tener un plan de negocio para montar una SL?

Aunque no es legalmente obligatorio, un plan de negocio es altamente recomendable ya que te permite anticipar y planificar aspectos clave de tu empresa, desde el modelo de negocio hasta los aspectos financieros.

¿Puedo montar una SL en España siendo extranjero/a?

Sí, las personas extranjeras pueden montar una SL en España. Sin embargo, hay algunos requisitos adicionales, como obtener un Número de Identificación de Extranjero (NIE) y tener una dirección en España.

¿Qué responsabilidades tengo como socio/a?

Como socio, tu responsabilidad se limita al capital que hayas aportado a la empresa. Esto significa que, en caso de deudas, solo se puede reclamar el dinero correspondiente a tu aportación inicial.

¿Cómo puedo verificar la disponibilidad del nombre de mi SL?

Muy fácil: a través del Registro Mercantil Central. Es importante asegurarse de que el nombre elegido no esté ya en uso por otra empresa.

¿Cómo obtener el NIF definitivo de una SL?

El Número de Identificación Fiscal (NIF) es un documento imprescindible para cualquier empresa en España, incluyendo las Sociedades Limitadas. La obtención del NIF definitivo de una SL se lleva a cabo una vez que la empresa está plenamente constituida y registrada en la Agencia Tributaria.

Para obtenerlo, deberás presentar el modelo 036 o 037, dependiendo de si la actividad de la SL es a nivel nacional o solo local, respectivamente.

También necesitarás presentar la escritura de constitución de la empresa, el justificante del pago del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, y el certificado de denominación social. Una vez presentada toda la documentación, la Agencia Tributaria asignará un NIF definitivo a la SL.

¿Qué es el certificado negativo de denominación social?

El certificado negativo de denominación social es un documento que acredita que el nombre que has elegido para tu Sociedad Limitada no está siendo utilizado por ninguna otra empresa en España. Este es un paso esencial para poder registrar tu SL.

Para obtener este certificado, deberás solicitarlo al Registro Mercantil Central. Puedes hacerlo de forma presencial o telemática. Te recomendamos que prepares varias opciones de nombre, por si alguno ya estuviera en uso.

Una vez el Registro Mercantil confirme que el nombre que has elegido está libre, te emitirá el certificado negativo de denominación social. Este certificado tiene una validez de tres meses, por lo que deberás constituir la SL en ese periodo de tiempo.

Recuerda que montar una SL en España puede parecer un proceso complicado, pero si sigues los pasos adecuados y te informas bien, será mucho más sencillo. Esperamos que este artículo te haya ayudado a entender mejor los pasos que debes dar. ¡Mucha suerte en tu próxima aventura empresarial!

Leticia Calvo
Estudió Comunicación Audiovisual, aunque poco después de acabar la carrera se dio cuenta de que lo suyo era el mundo del marketing. Se considera una apasionada de la fotografía, los podcast y todo lo que tiene que ver con el mundo startup. Leticia Calvo forma parte del equipo de GoDaddy España, donde escribe sobre redes sociales, estrategias de marketing, Wordpress ¡y mucho más.