Cómo crear tu propio logo para tu empresa

Productos mencionados
Algunos consejos útiles para evitar errores

Crear un logo parece una de las tareas más relevantes cuando hablamos de identidad corporativa de una empresa. De hecho, siempre me ha gustado explicarle a los clientes para los que he trabajado su identidad de marca que un logotipo es como la ropa que te pones. Si no estas a gusto con ella, es probable que te haga sentir incómodo o incluso fuera de lugar en ciertas ocasiones.

En los negocios, como en muchos otros aspectos de la vida, la primera impresión es muy importante. Tu logotipo encabeza todo tu material de comunicación. Y, por tanto, es lo primero que verá el usuario que accede a tu página web, tus perfiles de redes sociales o la persona a la que le das tu tarjeta de visita.

Es cierto que crear un logotipo es algo complejo y requiere de ciertos conocimientos técnicos y, como no, cierta empatía. ¿Por qué? Muy sencillo: vas a vestir otra persona con la ropa que debe llevar, pero también con la que quiere llevar y le hace sentirse a gusto.

Puede que llegue un punto de tu vida empresarial en el que puedas contratar a un profesional para el diseño de tu logo. Sin embargo, hasta entonces puedes crear tu propio logo de manera sencilla gracias al Creador de logos gratuito de GoDaddy Studio.

Llegará un punto en su vida empresarial cuando esté listo para alquilar esto a un profesional, pero si recién está comenzando o tiene un presupuesto pequeño, entonces vale la pena aprender a diseñar un logotipo personalizado usted mismo. también puede usar el Creador de logotipos gratuito de GoDaddy Studio.

En este artículo, vamos a ver cómo hacer el diseño de logo de forma sencilla con esta herramienta. Pero, antes, vamos a empezar por lo más básico: ¿qué es un logotipo?

*Artículo con contenido actualizado en 2022

Qué es un logotipo

Un logotipo es un conjunto de elementos gráficos que identifican a una marca.

Hay diferentes tendencias, pero si te fijas, en los últimos años el concepto de síntesis se ha llevado al límite.

Un logo es esencialmente eso, buscar la forma más sencilla que explique una marca, por compleja que esta sea.

Lo que ha ocurrido con muchas empresas de un tiempo a esta parte es que han prescindido de toda representación gráfica más allá del puro texto. Es decir, han optado por el logotipo.

Es necesario abrir en este momento un paréntesis para explicar que un logotipo es verdaderamente una marca que se representa exclusivamente con tipografía. La explicación es necesaria porque el término se ha extendido de manera que llamamos logotipo a muchos que no lo son. En este sentido, podemos encontrar varios formatos y términos que conviene explicar.

Logotipo

Como decimos, una marca representada solo con tipografía.

Es el único recurso en este caso, por lo que algunas marcas optan por fuentes muy características.

Imagotipo

Combinación entre tipografía y uno o varios elementos gráficos.

Pueden y suelen existir aplicaciones separadas de estos elementos o con combinaciones de posición distintas.

Isotipo

Exclusivamente uno o varios elementos gráficos.

La ausencia de texto requiere de una marca potente detrás generalmente con un consolidado conocimiento de marca.

Isologo

Combinación entre tipografía y uno o varios elementos gráficos pero todo ello integrado en un solo elemento.

Es indivisible.

No te tortures intentando recordar estos términos porque es fácil que no los necesites jamás y quedará hasta algo raro si los usas fuera del entorno estrictamente profesional del branding, ¿no te parece?. Al final, todo el mundo dirá logotipo y nos entenderemos bien casi siempre.

Para quién es el logo

Por un lado está el proceso de documentación y análisis. Es imprescindible entender las particularidades del sector y sus potenciales clientes para poder crear un logo acorde a las necesidades de la marca. Para ello, entre otras cosas hay que investigar a los competidores y la imagen que estos proyectan. Todo influye y todo importa.

Hay colores habituales en ciertos sectores que podemos usar o saltarnos, pero sería una temeridad desconocerlos. Por ejemplo, si trabajas la marca de una empresa de congelados verás que predomina el azul, cosa que parece muy lógica teniendo en cuenta que es un color frío. Sin embargo, otro color muy habitual (podríamos decir que es el típico actor secundario de este sector) es el rojo que, a priori, no parece que tenga tanto sentido como el otro puesto que es un color cálido. Con esta información, insisto, imprescindible, podríamos tomar decisiones en un sentido, el contrario o ninguno de ellos, pero esas decisiones estarían basadas en el conocimiento. Si estamos trabajando la marca para un producto congelado nos invitará a trabajar con azul, pero valoraremos la posibilidad de romper esa tendencia para distinguirnos de los demás. Evidentemente, si tomamos el camino complicado habrá algunos problemas asociados más difíciles de salvar.

Estupendo, ya nos hemos hecho una radiografía de lo que somos (o de lo que es nuestro cliente si estamos trabajando para un tercero). Debemos pensar ahora en las personas que verán ese logo y para ello hay que analizar quien compra o podría comprar ese producto o servicio.

Con toda esta información deberíamos estar preparados para lanzarnos a crear.

Dónde se verá expuesto el logotipo

En un mundo tan global como el actual es importante tener en cuenta aspectos que en otras épocas eran menos críticos porque los productos no siempre tenían recorrido internacional.

El blanco no tiene el mismo significado en España que en China y la representación de una vaca se interpretará de una manera muy distinta en India. Investiga dónde se usará el logo para poder estudiar todos estos condicionantes.

Quién debe hacer un logotipo

Vale, te estamos contando como hacer un logo, pero sería una imprudencia no recomendarte contratar a un profesional. Piensa que hay gente formada y con experiencia en esto y eso es un valor añadido fundamental. Una persona que conoce la teoría del color, que sabe de tipografía y que ha batallado con los casi infinitos problemas que pueden surgir a la hora de llevar nuestros materiales de comunicación a imprenta, o serigrafía, rotulación, subirlos a nuestra página web, app, o cualquier formato por nuevo o antiguo que pueda resultar, y acostumbrada a trabajar con software específico y profesional, va a ser capaz de afrontar cualquier proyecto con más y mejor criterio. No podemos olvidarnos de esto.

Si te decides a contratar a alguien, revisa su portfolio antes de hacerlo. Eso te dará una pista del resultado que puedes obtener en tu caso. Como en cualquier sector, hay personas con más o menos talento de manera que usa su catálogo para descifrar si te pones en las manos adecuadas.

Cómo hacer un logotipo paso a paso

¿No quieres contratar? Vamos a remangarnos y a ponernos manos a la obra para crear un nuevo logo en 12 pasos:

  1. Buenas prácticas a la hora de diseñar un logo.
  2. Brainstorming previo al diseño.
  3. Elige una herramienta de diseño.
  4. Selecciona una tipografía para tu logo.
  5. Compra elementos gráficos premium (opcional).
  6. Crea tu archivo.
  7. Dale formato al texto de tu logotipo de forma creativa.
  8. Juega con elementos gráficos.
  9. Haz distintas pruebas.
  10. Añade un borde o un fondo.
  11. Prueba el logotipo en distintas dimensiones.
  12. Aplícalo en diferentes formatos y tamaños.

Finalmente, repasaremos algunos consejos para el diseño de tu logo.

Para ayudarte a empezar este proceso, vamos a poner como ejemplo el diseño del logotipo para una empresa falsa. Imagina que Teresa está abriendo un estudio de fotografía de bodas en Seattle, Washington. Usará su logo en su página web, sus tarjetas de visita y ciertas aplicaciones de merchandising que regalará a sus clientes.

El nombre de su negocio es Engaging Photography. ¿Tienes todo preparado para diseñar el logo de Teresa? Haremos un trabajo previo de manera breve y después recorreremos los 12 pasos empleando su propio logo ficticio como ejemplo. ¡Vamos allá!

1. Buenas prácticas a la hora de diseñar un logo

Antes de comenzar a diseñar, es importante aprender algunas best practices de diseño de logos. Quizá puedas coger algunas ideas cuando veas cómo las grandes marcas las ponen en práctica.

Cualquier forma sencilla es perfecta, pero cuanto más sencilla más usada. Por eso, si una marca logra que un triángulo verde le represente será difícil que lo cambie por mucho tiempo que pase. Supongo que sabes a qué me refiero. Vamos a ver alguna de las características principales que debe tener un logo empresarial.

Debe ser sintético

¿Ya lo he dicho? Asumámoslo, sintetizar no es fácil. Implica prescindir de todo lo accesorio y esto requiere de un esfuerzo que a veces obliga a eliminar opciones. Si es sintético, será probablemente tan sencillo como para ser fácil de recordar por la gente. La síntesis es importante sobre todo hoy, que vamos a ver reproducido nuestro logo en pantallas de todo tipo y donde la navegación móvil se impone (con las evidentes limitaciones de tamaño que esto implica).

Tener colores planos

Como normal general, debemos usar colores planos y el menor número posible de muestras. Evidentemente hay casos en los que no solo es recomendable saltarse este consejo, sino necesario. Existen infinidad de ejemplos de identidad visual asociados a la variedad de colores, de manera que no podríamos plantear un logo para ellos que no incorporara esa diversidad tonal.

Usar una sola tipografía

En cuanto a las tipografías, es altamente recomendable no usar más de una (aunque siempre hay casos concretos que puedan servir de ejemplo para lo contrario). Es aconsejable que sea propia, creada para esa marca de manera concreta.

El espacio cuenta tanto como la mancha

Un logo se reproduce después en infinidad de formatos y tamaños. Por eso es muy importante trabajar estudiando cómo se ve al reducirlo o ampliarlo. Al hacerlo nos daremos cuenta de que si no manejamos bien los huecos entre elementos, ya sean letras o gráficos, esto generará algunos problemas de visualización y compensación entre ellos.

Debe ser legible

Ojo, esto es crítico. Un logo que tiene tipografía está pensado para ser leído. En diseño aplicado a comunicación, en general la premisa fundamental es que cumpla precisamente esa función, la de comunicación. Esto vale para un logo, para el catálogo de productos de una página web o para el flyer que anuncia un concierto. Si no se lee de manera clara el mensaje que se pretende transmitir, el producto es inservible o, al menos, está limitando sus posibilidades de comunicación, que al final es para lo que se crea. Si en ese flyer ponemos la dirección tan pequeña que no se aprecia la gente no ira a nuestro concierto o tendrá que usar otros elementos de comunicación para encontrar la ubicación, lo cual es evidentemente un fracaso. Un logo, igual. Prescindamos por tanto de fotos de fondo, sombras o cualquier otro efecto que dificulte la legibilidad.

Tiene que ser vectorial

Esto no es una sugerencia, es una necesidad. La cantidad de formatos distintos en los que aparecerá nuestro logo implica que pueda redimensionarse sin perder calidad y poderse reproducir convenientemente impreso a cualquier tamaño y número de tintas. Para ello es necesario que lo construyamos con herramientas que nos permitan obtener una forma vectorial. Luego hablaremos un poco más en detalle sobre esto.

Un profesional te orientará y será capaz de evitar problemas futuros de reproducción de tu logo.

2. Brainstorming previo al diseño

Es importante dedicar de 20 a 30 minutos para establecer una base sólida y aprender a diseñar un logo de calidad. Para ello, hazte estas preguntas:

¿Qué imagen quieres transmitir?

Al elegir un símbolo que represente tu empresa, debes tener muy clara la imagen que quieres transmitir.

¿Cómo es la personalidad de tu marca?

  • Si tu empresa pertenece a un sector más serio como la contabilidad o los servicios financieros, no tiene sentido incluir a un personaje de dibujos animados.
  • Sin embargo, si vendes juguetes para niños, este personaje encaja perfectamente.

El diseño de tu propio logo es algo así como elegir cómo quieres vestirte. Tómate un tiempo para pensar de qué manera te gustaría que vistiese tu empresa.

¿Cómo puedes representar la imagen de tu marca de forma visual?

Ahora que ya tienes clara la imagen que quieres transmitir, piensa qué elementos visuales pueden representarla mejor.

Si diriges un estudio de yoga, quizá una flor de loto o un arroyo podrían ser perfectos para evocar la sensación de relajación que quieres transmitir. Si eres paisajista, tal vez quieras usar una hoja o una cortadora de césped en tu diseño.

No hace falta reinventar la rueda ni ir más allá en este paso. Echa un vistazo e investiga qué símbolos o iconos emplean otras empresas de tu sector para crear la identidad corporativa de sus marcas.

La inspiración está en todas partes.

¿Qué elementos de tu nombre y eslogan son críticas?

Analiza el nombre de tu empresa. ¿Es demasiado largo junto al eslogan que lo acompaña, o es demasiado corto? Debes tener en cuenta que los logotipos no se usan únicamente en las páginas web y, por ello, debes planificar aquellas ocasiones en la que el área en la que debe visualizarse es limitada. Por ejemplo, en aplicaciones como el bolsillo de una camiseta o la parte trasera de una gorra.

Los materiales promocionales impresos tienen necesidades diferentes a los digitales.

Si el nombre de tu logotipo es largo, ten en cuenta que el resultado será un rectángulo ancho pero corto. ¿Qué pasa si necesitas encajarlo en un espacio cuadrado?

Plantea algunas variaciones de diseño para que encaje perfectamente en distintos sopotes. Vamos a ver cómo hacer esto con el proyecto nuevo de Teresa a continuación.

¿Dónde se mostrará tu logotipo?

En este apartado, debes ser lo más pragmático posible. ¿Vas a incluirlo en una valla publicitaria, n un bolígrafo o en ambos soportes?

Crea un logo lo más simple posible para que sea fácilmente reconocible, tanto a distancia como de cerca, en un formato más grande o pequeño.

Y, si quieres incluir texto, asegúrate de que la fuente sea fácilmente legible en todos los tamaños.

3. Elige tu herramienta de diseño

El próximo paso es elegir con qué herramienta quieres diseñar tu logotipo. Por el momento, tus mejores opciones son:

  • Photoshop.
  • GoDaddy Studio.

Los diseñadores profesionales probablemente usarían Adobe Illustrator, pero es cierto que es una herramienta más avanzada. Por ello, no lo recomiendo para principiantes. GoDaddy Studio, por el contrario, es un muy buen lugar para empezar.

En este artículo, te mostraré todos los pasos a través de capturas de pantalla en Photoshop.

A la hora de decantarte por una herramienta u otra, asegúrate de que la que escojas pueda crear diseños nítidos y pueda guardarse en formato PNG sin fondo. Además, si te permite emplear tipografías de manera gratuita, mejor que mejor.

Vamos a ver estas dos herramientas con un poco más de detalle.

Photoshop

Photoshop es una herramienta de edición de imágenes rasterizadas. Es decir, que emplea píxeles para crear imágenes. Y esto tiene sus pros y sus contras.

Por un lado, aporta un gran control sobre el diseño. Por otro, una herramienta basada en píxeles tiene el riesgo de que el diseño se vea borroso en grandes formatos o en soportes que quieran un archivo en alta resolución.

A veces, trabajar con un archivo grande ayudará a solucionar este problema. Cuando aprendas a diseñar tu propio logo en Photoshop, guárdalo en formato PNG transparente. Así, se mantendrá nítido y no se verá borroso en la versión final.

Esa es la ventaja que tiene Illustrator sobre Photoshop: la primera se basa en vectores, por lo que las líneas se mantienen nítidas y enfocadas en cualquier tamaño.

Tal y como he dicho anteriormente, es una herramienta de edición de logos compleja. Por ello, no es la mejor opción para quienes no son profesionales del diseño. Sin embargo, es cierto que el resultado final será más pulido y profesional.

GoDaddy Studio

No es ningún secreto: tener un contenido visual llamativo es clave en redes sociales. Sin embargo, lograr que tu marca destaque frente a la competencia no es fácil, y no todas las empresas pueden permitirse contratar un diseñador profesional.

Precisamente, de esta necesidad nace GoDaddy Studio. Esta app permite crear contenido visual profesional y llamativo para tu sitio web profesional, y también para otros soportes tanto online como offline. Piensa en esta herramienta como la posibilidad de tener tu propio estudio de diseño en tu móvil.

Esta herramienta es tremendamente sencilla de usar gracias a la gran colección de plantillas diseñadas con un acabado profesional que te permitirá crear una imagen única de tu marca.

Solo tienes que elegir la plantilla que mejor se adapte a tu marca, incluidos los logotipos, y personalizarla con tu propio eslogan, imágenes y colores. Crea un diseño fresco y profesional en apenas unos minutos.

De igual manera, voy a proceder a diseñar el logotipo en Photoshop.

4. Selecciona una tipografía para tu logo

Si vas a crear tu propio logo tipográfico, invierte en una fuente de pago. Así evitarás el riesgo de que este se parezca al de otra marca o empresa.

Hace años, las fuentes tipográficas tenían precios muy elevados. Sin embargo, actualmente puedes encontrar buenas opciones por menos de 30 euros.

Uno de los marketplaces de tipografías más conocidos es Creative Market, que además te permite tener una previsualización de cuál sería el resultado antes de comprarla. Solo tienes que escribir el nombre de tu empresa en el cuadrado, probando letras mayúsculas y minúsculas.

Vamos a probar Stay Classy, una tipografía que incluye dos opciones de dicha fuente -una versión serif y una script incluida en el pack- cuya licencia estándar puedes adquirir por 25$.

Logo de envato

Haz scroll hacia abajo y, en el rectángulo habilitado para ello, escribe el nombre de tu negocio. Vamos a hacerlo con el logo de Teresa. Escribe «Engaging Photography» para obtener una previsualización, tanto en versión serif como script.

Texto de prueba

Prueba algunas tipografías y descarga la que más encaje con tu negocio.

5. Compra elementos gráficos premium (opcional)

En Creative Market también puedes adquirir iconos e ilustraciones. Algo que puede encajar perfectamente a la hora de abordar el diseño de tu logo.

Sé que queremos conseguir un logotipo sencillo y solo con texto para empezar, pero encontré este icono de una cámara de fotos y, dado que solo cuesta 3$, lo he comprado para probar cómo queda.

Comprar un icono gráfico

Importante: verifica siempre los requisitos de la licencia antes de comprar iconos o tipografías para crear tu propio logo.

6. Crea tu archivo

Para empezar, abre un nuevo archivo en Photoshop. Si estás aprendiendo a diseñar tu propio logo, dale unas dimensiones de 21 centímetros de ancho por 29,7 de alto (dimensiones de un A4) y 300 píxeles por pulgada -al menos-. Probablemente no vayas a necesitar el logo a este tamaño, pero es mejor curarse en salud.

Si estás usando un programa vectorial, el tamaño no importa: después podrás redimensionarlo sin perder calidad de imagen. Por ello, lo ideal es empezar con un archivo más pequeño. Dudo mucho que vayas a estar creando vallas publicitarias a corto plazo.

Diseñar con archivos que coinciden con el tamaño del papel de la impresora facilitará realizar algunas pruebas de diseño. El objetivo es simplificar la impresión desde casa, de manera que sea más fácil visualizar el diseño en un soporte impreso.

Crear un archivo de logo para Photoshop

7. Dale formato al texto de tu logotipo de forma creativa

A continuación, vamos a organizar las palabras de diferentes maneras para buscar el mejor diseño.

Saca tu lado más creativo y piensa en cómo organizar tanto las palabras como los gráficos que las acompañan, en caso de que existan.

Si colocas los elementos en diferentes capas, podrás moverlos fácilmente para hacer distintas pruebas. También puedes experimentar alterando el texto. Por ejemplo, puedes probar:

  • Versiones más gruesas y finas de la fuente.
  • Versiones en negrita o en cursiva.
  • Mayúsculas.
  • Minúsculas.
  • Añadir sombras paralelas.
  • Contornos.
  • Apilar las palabras de manera creativa.
  • Letras superpuestas.
  • Ampliar o reducir el espaciado de las letras.
  • Combinar elementos para que compartan una letra o una misma línea.

Empieza de manera sencilla y, después, puedes ir haciendo el diseño más complejo poco a poco si crees que tu marca lo necesita.

Una empresa que se ha basado en combinar elementos para que compartan una letra o una misma línea es CNN. Las fuentes no están diseñadas para realizar esto de forma natural, así que con total seguridad ha sido una decisión intencional.

Ahora traslademos esto al logo de Teresa.

Lo primero que hice fue escribir el nombre de su empresa en una fuente script (Madina Script) que tenía a mano. Mi pensamiento aquí es que es simple y las fuentes de script parecen encajar bien con la industria de las bodas.

Pero me preocupa un poco que no se pueda leer en diferentes tamaños.

Tipografía con script

Así que voy a cambiar a una fuente sans-serif más simple (Brandon Grotesque) y probarla en mayúsculas.

8. Juega con elementos gráficos

La última versión está mal, pero creo que es demasiado simple. Quizá necesitamos añadir algún elemento gráfico para hacerlo más atractivo. Vamos a probar el icono de la cámara y a añadírselo al diseño.

Ahora mucho mejor. Podríamos añadir un icono de un anillo de bodas en el objetivo de la cámara, pero es cierto que en ese caso la marca de Teresa estaría completamente enfocada al nicho de las bodas.

El grosor de las líneas de la cámara es muy parecido al de las líneas de «Fotografía cautivadora» y eso es bueno: mantiene la coherencia.

9. Haz distintas pruebas

Creo que si lo mantenemos en una forma más cuadrada o rectangular más delgada, será más versátil y más fácil de usar en espacios reducidos. Así que intentemos apilar el nombre.

Este diseño podría encajar perfectamente alineado al centro en una página.

Por experiencia, sé que los logotipos se posicionan en la esquina superior izquierda de una página, ya sea en una web o en documento. Y este diseño no quedaría bien en dicha aplicación, así que necesitamos una versión alternativa.

Esta versión de lado a lado es una buena alternativa para aquellas aplicaciones en las que el logo quede posicionado en la esquina superior izquierda.

Sin embargo, no termina de convencerme el espacio sobre «PHY» y «Fotografía». ¿Cómo podemos arreglar esto? Muy fácil: jugando con el tamaño de las palabras.

Vamos a hacer «Engaging» más ancho para que tenga la misma longitud que «Fotografía».

Luego podemos cambiar el tamaño y reequilibrar todas las piezas para que encajen mejor y los bordes se alineen entre sí.

Perfecto. Esta opción quedará bien tanto cuando esté centrado o alineado con un borde izquierdo o derecho.

10. Añade un borde o un fondo

Vamos a explorar los fondos y los bordes a la hora de aprender a diseñar un logo de calidad.

Si quieres que el diseño sea más interesante, puedes usar un fondo, un borde o una forma que contenga el logotipo. Para ello, puedes usar un rectángulo, un cuadrado, un círculo o agregar un borde grueso o delgado.

Por ejemplo, Baskin Robbins ha añadido un círculo alrededor de su logotipo. (Dato curioso sobre este logotipo: la parte rosada de «BR» se parece al número 31, que es la cantidad de sabores de helado que ofrecen).

Vamos a omitir este paso en el logotipo de Teresa porque está bien tal y como está. Sin embargo, se podría añadir fácilmente un rectángulo o un cuadro más adelante, en caso de que no quisiésemos hacerlo tan sencillo.

Tampoco voy a añadir color al logo de Teresa porque su marca es clásica, en blanco y negro. Como un esmoquin, con un toque minimalista. Quiere que todo el color se exprese en las fotografías sin que nada distraiga la atención del espectador de sus fotos.

Pero cuando estás explorando el color con tu logo, hay algunos consejos que pueden ayudarte.

La mayoría de los logotipos son de tres colores -o menos-. Siempre hay excepciones (como el pavo real de NBC), pero en su mayor parte, las marcas tienden a usar menos colores. Sobre todo en los últimos años, con tendencias hacia el diseño plano y minimalista. Piense en los logotipos que ves de manera habitual: Twitter, Facebook, Pinterest, etc. Todos son de un solo color (el azul es el más popular).

Muchos de los logotipos del sector de la alimentación emplean los tres colores primarios: rojo, amarillo y azul. Por ejemplo, los logotipos de Pizza Hut, Burger King, Domino’s y otros restaurantes que puedes observar a continuación:

Debes tener ciertos conocimientos sobre la teoría de color, pero no tienes por qué preocuparte de ello en este momento. Ya habrá tiempo más adelante, cuando tu negocio esté más establecido.

Por ahora, te aconsejaría que eligieses únicamente aquellos que se adapten a tu industria, sector y preferencias personales. Si es una marca personal, echa un vistazo a tu armario. Probablemente, tus colores favoritos formen parte de él.

11. Prueba el logotipo en distintas dimensiones

Ya vimos acerca de la importancia de las dimensiones en el punto 4. Sin embargo, vamos a reparar en ello ahora. En ocasiones, podemos necesitar una versión abreviada del logotipo. Por ejemplo, para el favicon de la pestaña del navegador.

De forma general, no tiene sentido reducir el tamaño del logotipo para usarlo como tal, dado que el texto sería ilegible. ¿Qué podemos hacer entonces con nuestro logo? Podemos mostrar solo la cámara. Verás que es muy fácil.

Abre un documento de Photoshop a 16x16px o 32×32 px, 72dpi. Y pon tu cámara ahí. Guárdalo con un fondo transparente y súbelo a tu plataforma de creación de páginas web.

Si no hubiéramos usado el icono de la cámara en nuestro diseño, podríamos usar las iniciales «EP» en su lugar. Tal vez dentro de un círculo o rectángulo.

12. Aplícalo en diferentes formatos y tamaños

Cuando hayas terminado de diseñar un logotipo para tu negocio, es el momento de divertirse.

Puedes usar, por ejemplo, la biblioteca de plantillas de logotipos de GoDaddy Studio y todas las tipografías a las que tienes acceso para crear un diseño de logo gratuito.

Busca mock-ups de tarjetas de visita, aplicaciones de papelería, camisetas con bolsillos, botellas de agua, letreros de tiendas e incluso vallas publicitarias.

¿Cómo lo ves?

Conclusión

Tu logo debe representarte, definirte y además tiene que hacerlo por un tiempo.

Si evitamos modas efímeras ya estaremos consiguiendo que nos dure más de un año así que olvídate de tendencias estacionales o pasajeras.

Evidentemente, si ha sido diseñado por Salvador Dali, como en el caso de Chupa Chups, será mucho más complicado evolucionarlo (aunque en los 80 este logo ya cambió sustancialmente con respecto a aquella versión del artista de Figueras) por el valor que aporta una figura como esta a una marca. Si necesitas inspiración, podemos hablar de logos representativos en España que son capaces de sobrevivir incluso a algunas de las empresas que han representado, José María Cruz Novillo y Alberto Corazón son dos de los exponentes que han marcado nuestro entorno. No tengas duda, has visto, conoces y recuerdas cientos de logos creados por ellos.

Hoy vemos cómo los profesionales resuelven cuestiones relativas al aspecto formal de maneras creativas y diferentes lo que abre un poco más el espacio para crear.

Por ejemplo, antes tu logo se debía identificar con un color concreto pero hoy en día algunas marcas optan por variarlo utilizando aplicaciones similares pero con diferentes colores (concretos y definidos en el manual de imagen, pero más de uno).

Otra manera de adaptarse a los nuevos tiempos es, teniendo en cuenta la variedad de dispositivos y formatos, la reducción de elementos por tamaño. Es muy interesante esta tendencia que consigue mantener unidad usando aplicaciones que varían formalmente. Nos lo explicó muy bien Brandemia en su día.

Incluso algunas marcas se atreven a modificar el tracking u otros valores de su tipografía teniendo en cuenta el tamaño.

Es, por tanto, la manera del sector de adaptar su lenguaje a las necesidades con el fin de comunicar de la mejor manera en cada uno de los variables escenarios.

Así que, tanto si finalmente te lanzas a crear tu logo como si te vas a dedicar profesionalmente a la aventura de conseguir clientes a los que crearles el suyo, no olvides los consejos que te dejo en el post.

Víctor Purriños
Víctor Purriños es diseñador senior en GoDaddy España. Es licenciado en Bellas Artes y un apasionado de todo aquello donde quepa la creatividad. Escritor, ilustrador y diseñador de vocación, aporta su visión creativa de manera transversal a todas las tareas del día a día. Le apasiona cantar y a veces lo hace sin darse cuenta en la oficina.