Cómo crear un logotipo paso a paso: guía 2024 para principiantes

Productos mencionados
Construye tu marca

Si eres una persona emprendedora y tienes un pequeño negocio, pero careces de experiencia en diseño profesional, crear un logotipo puede resultar un poco intimidante. ¿Cómo empezar? ¿Qué herramientas necesitas para ello? ¿Cómo puedes conseguir un acabado profesional?

Aunque tu logo solo sea una pequeña imagen, tiene un gran impacto en la identidad de marca.

Probablemente, llegue un punto en tu negocio en el que puedas tener la capacidad para delegar el diseño de logotipo profesional. Pero, hasta que puedas confiar en un diseñador gráfico, merece la pena invertir un poco de tiempo en aprender a diseñar tu propio logo gratis.

Cómo crear el logo perfecto para tu negocio en 6 sencillos pasos

  1. Aprende las mejores prácticas para el diseño de logotipos.
  2. Haz un brainstorming antes de empezar a diseñar.
  3. Elige el tipo de logotipo que quieres crear.
  4. Selecciona una tipografía.
  5. Elige los colores de tu logotipo profesional.
  6. Experimenta y haz pruebas.

Por último, vamos a repasar una serie de consejos para crear un logo personalizado. Además, responderemos a algunas de las preguntas más frecuentes relacionadas con esta temática. ¡Vamos a ello!

1. Aprende las mejores prácticas para el diseño de logotipos

Antes de profundizar en aquellos aspectos de diseño que debes tener en cuenta, debes conocer algunas de las mejores prácticas del diseño de logotipos. Estos son algunos de los factores que debes tener en cuenta:

  • Crea un logo legible y conciso. Asegúrate de que sea fácil de recordar y que, a su vez, comunique la identidad de tu marca.
  • Emplea una paleta de colores sencilla de, como máximo, tres colores. Asegúrate también de que tu logotipo funcione en blanco y negro.
  • Usa una o dos tipografías, como máximo, para conseguir un logo reconocible.
  • Prueba tu logo en diferentes tamaños para verificar que se visualiza correctamente tanto en un letrero grande como en una tarjeta de visita.
  • Revisa que está correctamente alineado. Si estás usando Photoshop, puedes emplear las guías inteligentes y el panel de alineación para ayudarte.

2. Haz un brainstorming antes de empezar a diseñar

Antes de ponerte manos a la obra, debes tomarte unos 20 o 30 minutos para establecer una base sólida sobre cómo quieres diseñar el logotipo de tu marca. Para ello, puedes hacerte las siguientes preguntas:

  • ¿Qué imagen quieres transmitir?
  • ¿Cómo puedes representar de forma visual tu imagen de marca?
  • ¿Qué partes de tu nombre y tu eslogan son esenciales?
  • ¿Qué uso le vas a dar al logo de tu marca?

¿Qué imagen quieres transmitir?

A la hora de diseñar un nuevo logo, debes tener muy claro qué imagen de marca quieres transmitir.

¿Cuál es la personalidad de tu marca?

Si tu sector es más formal o serio como, por ejemplo, la contabilidad o los servicios financieros, incluir un icono demasiado desenfadado no tiene sentido. Sin embargo, si vendes juguetes para niños, quizá encaja perfectamente.

Crear tu propio logo es como elegir tu forma de vestir. Si lo piensas bien, a la oficina vas con una ropa determinada -y no con un disfraz de payaso-. Tómate unos minutos para pensar de qué forma quieres vestir tu negocio.

¿Cómo puedes representar de forma visual tu imagen de marca?

Una vez tienes clara la imagen que quieres transmitir, piensa cómo puedes representarlo de forma visual.

Si diriges un estudio de yoga, una flor de loto o un arroyo podrían ser iconos perfectos para transmitir una sensación de relax. Si eres paisajista, quizá puedas emplear una hoja o una cortadora de césped en tu logo.

No hace falta darle demasiadas vueltas: apuesta por diseños obvios. De hecho, no tienes por qué reinventar la rueda: echa un vistazo a cómo lo hacen otras empresas de tu sector.

Puedes encontrar la inspiración en todas partes.

¿Qué partes de tu nombre y tu eslogan son esenciales?

Analiza el nombre de tu empresa. ¿Es demasiado largo para incluirlo junto con tu eslogan? ¿Es corto?

Dado que los logotipos no se usan únicamente en páginas web, debes tener en cuenta aquellas ocasiones en las que el área para emplearlos es limitada. Por ejemplo, el bolsillo de una camiseta o la parte trasera de una gorra.

Los materiales promocionales impresos tienen necesidades diferentes a los digitales.

Si tu logo es demasiado largo, lo estarás convirtiendo en un rectángulo demasiado ancho. ¿Cómo podrías encajarlo, por ejemplo, en un espacio cuadrado?

Ten en cuenta algunas variaciones del diseño en las que la redacción se apila para que encaje bien en distintas aplicaciones.

¿Qué uso le vas a dar al logo de tu marca?

En este punto debes ser una persona muy práctica. ¿Vas a emplearlo en una valla publicitaria? ¿O en alfileres de corbata? ¿O va a tener ambas aplicaciones?

Mantén tu logo lo más simple posible para que sea fácilmente reconocible a distancia o desde cerca, ya esté en un tamaño grande o pequeño.

Si necesitas incluir texto, asegúrate de que la fuente es legible en diferentes tamaños. Ten en cuenta que algunas tipografías a veces son complicadas de leer a tamaño pequeño.

3. Elige el tipo de logotipo que quieres crear

Ahora que ya tienes algunas ideas sobre qué necesita su diseño, debes decidir qué tipo de logotipo quieres crear.

Atendiendo a su clasificación, estos son los 5 tipos de logotipos más empleados:

  • Isotipo
  • Isotipo abstracto
  • Logotipo
  • Imagotipo
  • Isologo

Cómo crear un logotipo

Isotipo

Un isotipo es un símbolo que representa una marca. Por lo general, suelen incluir objetos del mundo real que simbolizan una marca o sugieren sus valores o su mensaje.

Un ejemplo muy claro de isotipo es el logotipo de Apple.

Isotipo abstracto

Se trata de un símbolo que representa una marca pero, en este caso, no se corresponde con objetos reales.

Un ejemplo de isotipo abstracto es, por ejemplo, el logo de GoDaddy.

Logotipo

Logos basados en texto. Pueden sonar demasiado simples pero, a menudo, esta simplicidad puede ser difícil de ejecutar con éxito. Suele funcionar mejor para marcas establecidas cuyo nombre es muy reconocible. Coca-cola es un ejemplo perfecto de logotipo.

Imagotipo

El imagotipo presenta un personaje ilustrado destinado a representar a una marca. Esta puede ser una forma divertida de conectar con el público, especialmente el más joven. Un ejemplo perfecto de imagotipo es el de la marca Pringles.

Isologo

Los isologos combinan texto e imagen en un diseño parecido a un escudo. Estos tienden a ser ornamentados y más tradicionales que modernos. Un ejemplo muy claro de isologo es el de la marca Starbucks.

4. Selecciona una tipografía

A la hora de crear tu propio logo, debes tener en cuenta qué fuente es la más adecuada. Puedes emplear tipografías gratuitas o bien de pago. Por ejemplo, adquiriéndolas en marketplaces como Creative Market y Font Shop.

Al elegir una tipografía, ya sea gratuita o de pago, debes tener en cuenta

A la hora de elegir, debes tener en cuenta que tipo de fuente encaja con tu marca. Para ello, debes saber qué transmiten:

  • Con serifa: estilo clásico, tradicional.
  • Sin serifa: modernidad, limpieza, simplicidad.
  • Slabs serifs: estilo vintage, rústico.
  • Script: estilo refinado, elegante.
  • Handwritten: Exclusividad, personalización, informalidad.
  • Display (incluye fuentes parecidas a una máquina de escribir, estilos novedosos): extrañeza, inusual.

Ejemplos de tipografías de logotipos

Una vez que hayas seleccionado la tipografía de tu marca, ha llegado el momento de pensar cómo quieres organizar tu logotipo. Si colocas los elementos en diferentes capas, puedes posicionarlos en diferentes lugares para entender cómo queda mejor.

También puede experimentar modificando el propio texto. Puedes probar:

  • Versiones más gruesas y más finas de la fuente.
  • Versiones en negrita o cursiva de la fuente.
  • Mayúsculas.
  • Minúsculas.
  • Sombras paralelas.
  • Incluir contornos.
  • Apilar palabras de forma creativa.
  • Letras superpuestas.
  • Letras asombrosas.
  • Espaciando las letras.
  • Reduciendo el espacio entre las letras, posicionándolas muy juntas.
  • Combinar elementos para que compartan una letra o línea común.

Empieza de forma simple y, posteriormente, ve introduciendo nuevas modificaciones para enfatizar o restar ciertas palabras en tu diseño.

Una empresa que está empleando el método de «Combinar elementos para que compartan una letra o línea común» (última viñeta desde arriba) es CNN.

Logo de la CNN

5. Elige los colores de tu logotipo profesional

El color es una herramienta muy poderosa. Diversos estudios han demostrado que las personas emiten un juicio sobre un producto en 90 segundos, y que entre el 62 y el 90% de esta valoración se basa únicamente en el color.

Pero, ¿qué suele significar el color para nosotros?

  • Rojo: Confianza, juventud y poder
  • Naranja: Amabilidad, calidez y energía.
  • Amarillo: Felicidad, optimismo y calidez.
  • Verde: Paz, crecimiento y salud.
  • Azul: Confianza, seguridad y estabilidad.
  • Púrpura: lujo, creatividad y sabiduría.
  • Negro: Confianza, sofisticación y experiencia.
  • Blanco: Sencillez, tranquilidad y limpieza.

Cuando elijas un color -o varios- debes tener en cuenta que la mayoría de los logotipos constan de 3 colores como máximo. Siempre hay excepciones pero, en su mayoría, las marcas tienden a apostar por paletas de colores reducidas. Especialmente en los últimos años, en los que las tendencias apuestan por diseños planos y minimalistas. Piensa en los logos que ves de forma regular en redes sociales: Twitter, Facebook, Pinterest… ¡Todos son de un único color!

Jugar con el color en tu logotipo puede ser divertido. Sin embargo, debes tener en cuenta que en ocasiones se empleará en una escala de grises -generalmente por temas de costes-.

Necesitas un logotipo que funcione tanto a color como en blanco y negro.

No dejes todo el peso en la elección del color. Asegúrate de tener un diseño definido y, posteriormente, incluye el color. Ten en cuenta que necesitas una marca reconocible, independientemente de su empleas o no el color en tu logo.

Vamos a verlo con un ejemplo muy claro: el logo de Apple. Lo has visto un millón de veces y, seguramente, nunca te preguntas a qué compañía representa.

6. Experimenta y haz pruebas

Logo de Drum Studio

Ahora que ya has aprendido realizar el diseño de tu logo sin contratar a un diseñador profesional, es el momento de experimentar con el mismo. Estas son algunas de las aplicaciones más comunes de los logos:

  • Cartas.
  • Papelería, facturas y recibos.
  • Letreros y vallas publicitarias para tiendas.
  • Favicon.
  • Camisetas, gorras, tazas.

Es importante diseñarlo para diferentes dimensiones y tamaños. Para ello, puedes emplear herramientas que creen los logos en formatos de archivo vectorial, de forma que el nombre de tu marca y su logo se visualicen en alta calidad en cualquier tamaño.

Además de probar tu logo en distintas aplicaciones, también debes probarlo en fondos de diferentes colores. Ten en cuenta que no siempre podrá ir colocado sobre fondo blanco, así que no lo crees pensando en ello únicamente.

Consejos finales sobre cómo hacer un logo para tu marca

Si sigues los pasos descritos anteriormente, ya tienes mucho hecho. Pero, además, quiero compartir contigo una serie de consejos que puedan ayudarte a crear el logo perfecto para tu marca personal o comercial. ¡Vamos a ello!

Sé consistente

Vas a emplear tu logo en muchos canales de marketing, probablemente tanto en formatos impresos como digitales. Por ello, debes tomarte tu tiempo a la hora de crear una marca homogénea y consistente en los distintos canales, empleando el mismo mensaje, estilo de imágenes, fuentes y colores.

De esta forma, podrás generar una mayor confianza en tus clientes y potenciar tu imagen de marca.

Por el contrario, si empiezas a mezclar distintos colores o tipos de fuentes, tu identidad quedará diluida y dará una imagen menos profesional.

Crea un diseño que pueda evolucionar con la marca

¿Recuerdas que hemos hablado de apostar por la sencillez? Esto también es válido a la hora de evolucionar o modificar tu logotipo.

Intenta mantener intactos algunos elementos importantes como el color principal o la tipografía. Si posteriormente necesitas actualizarlo, podrás basarte en unos pequeños ajustes mientras y mantener intactas sus principales características de identificación.

Crea merchandising con tu logo

Así podrás ver sus aplicaciones reales. Ver tu logo impreso en botellas, cuadernos o camisetas hará que lo sientas como una marca potente.

¿Por qué no pides caramelos con tu logo, por ejemplo? ¿O una botella para repartirla entre tus clientes y potenciales clientes?

Entiende este paso como una celebración más del diseño de tu logo.

¿Ya sabes cómo hacer un logo?

Espero que, ahora, diseñar un logo personalizado te parezca un proceso más sencillo y accesible.

Con el creador de logos de GoDaddy Studio, además, es más fácil que nunca:

Pero si sigues el tutorial y aún no te sientes seguro, no dudes en contratar a un diseñador.

Muchas personas temen hablar con diseñadores gráficos: no saben cómo trabajan y tienen cierta preocupación por el coste que puede suponer. En estos casos, puedes delegar el diseño de logotipos -logo maker- a GoDaddy Studio para empezar y, posteriormente, plantearte contratar un diseñador profesional.

Preguntas frecuentes para a la hora de crear el logo de una marca

¿Qué es un logo y por qué es importante tener uno?

Un logotipo es un símbolo gráfico que sirve como identidad visual de una marca o negocio. Diseñado correctamente, debe facilitar el reconocimiento de una marca por parte del cliente, diferenciarla de otras de la competencia y comunicar sus valores.

Un logo sirve como base de la identidad corporativa de una marca, lo que lo convierte en un factor clave para cualquier negocio que no debe pasarse por alto.

¿Qué elementos debe tener un buen logo?

De forma general, un logotipo comercial debe reunir las siguientes características:

  • Debe ser memorable y único.
  • Su diseño debe ser equilibrado.
  • Debe adaptarse perfectamente al negocio.
  • Puede emplearse en multitud de formatos diferentes.
  • La combinación de colores elegida es apropiada al sector y a la marca.
  • Debe estar preparado para una futura expansión comercial.

¿Qué tamaño debe tener un logo?

No existe un tamaño estándar para un logotipo; sin embargo, deberás tener en cuenta cuáles van a ser sus usos y basar tus decisiones en base a ello. Desde un favicon a tarjetas de presentación e incluso una valla publicitaria: tu logo debe ser versátil y contar con un formato de archivo vectorial que permita visualizarse en alta resolución a distintos tamaños.

¿Cómo puedo crear un logo único que destaque?

Existen diferentes opciones para llevar el logotipo de tu marca al siguiente nivel:

  • Compra elementos gráficos premium. Si el dibujo no es tu punto fuerte, siempre puedes comprar plantillas de logos en marketplaces como Creative Market.
  • Emplea fuentes premium si no encuentras una gratuita que se adapte a tu negocio.
  • Emplea bordes, fondos o formas alrededor del logo para que sea más interesante.

¿Qué herramientas puedo utilizar para crear un logotipo?

Por el momento, las mejores herramientas de diseño de logotipos personalizados son:

  • Photoshop.
  • GoDaddy Studio.

Photoshop

Photoshop es una herramienta de edición de imágenes rasterizadas. Es decir, que utiliza píxeles para crear imágenes. Y esto tiene sus ventajas y sus desventajas.

Esto te da un control clave sobre cada aspecto del diseño del logo. Sin embargo, al no ser imágenes vectoriales, es posible que se vea borroso al imprimirlo en grandes dimensiones.

A veces, trabajar desde el inicio con un archivo grande puede ayudarte a compensar este problema.

Además, puedes guardar el logo como un archivo PNG transparente, de forma que se vea nítido.

GoDaddy Studio

No es ningún secreto que el contenido visual es clave para tener presencia en redes sociales. Pero lograr destacar entre la multitud de marcas que inundan el mercado no es fácil, y no todos los negocios pueden permitirse contratar un diseñador profesional para ello.

GoDaddy Studio es una herramienta que permite crear contenido de forma rápida y fácil, tanto para páginas web o soportes impresos.

Gracias a multitud de plantillas personalizables, puedes crear contenido que encaje con la línea visual de tu marca y podrás crear tu propio logo en cuestión de minutos.

Asegúrate de que la herramienta que elijes puede crear diseños nítidos y tiene la capacidad de guardar archivos en formato .PNG o .SVG. Y sí, además, te permite emplear tipografías ajenas, mejor que mejor.

Este artículo incluye contenido publicado originalmente en el blog de GoDaddy por las siguientes autoras: Sarah Guilliot, Julie Deneen y Jennifer Dunn.