Cómo escribir en un blog para crear el post perfecto

Atrae, enseña y entretén

Los blogs se han convertido en el medio por excelencia para compartir información, ya sea sobre un producto, servicio o sobre un tema de interés general. A finales de 2016, los datos mostraron que el 77% de los usuarios de Internet leen blogs, y las empresas que tienen uno consiguen un 55% más de visitas. Si quieres generar confianza, impulsar tu estrategia de marketing de contenidos o simplemente quieres compartir tu experiencia con los demás, es muy importante que sepas cómo escribir en un blog y crear posts que atraigan a tus lectores.

Sin embargo, escribir en un blog no es algo tan fácil para todo el mundo. La principal diferencia con otros tipos de escritura, como puede ser la académica, es el formato y el estilo.

Los posts de un blog deben tener un estilo sencillo y una estructura clara, que sean fácil de leer para todo el mundo.

Crear un blog también requiere algo más que escribir posts. Contar con un calendario editorial y un plan estratégico de publicaciones es fundamental para hacer que el tiempo que le dedicas valga la pena.

La siguiente guía es un recurso que te ayudará a escribir tu primer post y crear una estrategia que facilitará tu trabajo semana tras semana.

La anatomía de un post perfecto

El formato de un post es diferente al de un trabajo académico o incluso al de una noticia. Un post de un blog siempre debe contener lo siguiente:

Formato organizado: usa viñetas y subencabezados para dividir el contenido. Añadir palabras clave en sus subcategorías cuando sea posible ayuda a mejorar el SEO de tu post.

Imágenes: pueden añadir valor a tu contenido y separar los párrafos del texto del post. Si usas gráficos, asegúrate de mostrar la fuente correctamente incluyendo una URL clicable en la parte inferior del post o debajo de la imagen.

post
Si incluyes imágenes llamativas en cada post captarás la atención de los lectores de tu blog.

Dimensión del párrafo: escribe frases concisas y párrafos cortos: de dos a cinco frases como máximo.

Número de palabras: en tu blog hay lugar tanto para posts cortos como para largos. Para el ranking de Google un post debe contener entre 1.140 y 1.285 palabras. En cambio, un post breve es más fácil de digerir por la mayor parte de los lectores y también más fácil de escribir para ti. Intenta incluir ambos tipos de posts en tu calendario.

Título atractivo: el título debe reflejar con precisión el tema del post, al mismo tiempo que anima a los lectores potenciales a hacer clic y compartir. Aquí tienes algunos trucos para que redactes un título que llame la atención.

Cómo escribir en un blog … la primera vez

Saber cómo escribir en un blog es la parte más difícil, especialmente los días en los que estás poco inspirado. Sigue estos seis pasos cada vez que te sientes a escribir.

Paso 1: Elige un tema

Selecciona un tema en función de la audiencia a la que te estás dirigiendo. Si creas un calendario editorial antes de empezar a escribir (más información a continuación), ya habrás adelantado un paso. Si todavía estás buscando ideas, indaga en blogs similares para encontrar inspiración. También puedes usar la Herramienta de palabras clave de Google para buscar términos SEO con un alto volumen de búsqueda y baja competencia. Basar un tema en torno a estas palabras clave ayudará a impulsar el tráfico orgánico porque significa que estás proporcionando información que ya está siendo buscada.

Paso 2: Describe tu post

Primero escribe la estructura de tu post. Para mí, este proceso es una mezcla entre tomar notas y hacer algunas investigaciones. Empiezo por escribir las ideas del subencabezado que ya tengo en mente, completo esas secciones en base a la investigación inicial y luego escribo todo lo que se me viene a la cabeza en ese momento para no olvidarlo.

Consejo pro: siempre dejo la introducción para el final, porque cuando la escribo, tengo una idea clara sobre qué le presento al lector.

Paso 3: Completa los espacios vacíos

A medida que escribes el post, sección por sección, hazte preguntas sobre la marcha. Esto te ayuda a encontrar algunas donde se deben agregar estadísticas o citas de expertos.

Por ejemplo, si escribo, “La mayoría de los blogueros tienen dificultades para determinar los temas para sus post”, entonces buscaría una estadística para respaldar eso. La siguiente frase podría ser: “De hecho, el 30% de los blogueros profesionales encuestados citaron esto como su principal desafío en la creación de contenido, según un estudio de la American Blogging Society”.

Conseguir información de apoyo de fuentes de calidad añade valor y legitimidad a tu trabajo.

Termina tu post escribiendo la introducción en función de cómo evolucionó durante el proceso de producción.

Paso 4: Revisa y vuelve a revisar

Es hora de volver y editar. Lee el post completo una vez para identificar cualquier error evidente. Añade más citas y estadísticas si crees que es necesario. Una vez que hayas terminado de editar, vuélvelo a leer.

Paso 5: Cuatro ojos ven más que dos

Una vez que hayas terminado de escribir y revisar tu propio trabajo, envía tu post a otra persona para que también lo revise. Pídele que señale los errores gramaticales, además de cualquier laguna en el contenido. Si compartes tu post a través de Google Docs o Microsoft Word en Office 365, pueden dejar comentarios, en lugar de realizar ediciones directas o poner notas en el texto.

publicar un post
La credibilidad lo es todo. Intenta que otra persona revise tu post antes de publicarlo en tu blog.

Paso 6: Busca imágenes atractivas

Busca una imagen característica y cualquier otra que sustente tu texto. Puedes descargar excelentes fotos gratuitas en Unsplash, Pexels y Pixabay. También hay fotos gratuitas en Freepik, pero debes incluir un enlace de origen en algún lugar de tu post. Yo normalmente lo pongo en la parte inferior.

No te olvides de la difusión

Has dedicado mucho tiempo en escribir y publicar tu nuevo post, y ahora es el momento de difundirlo. Hay varias maneras de hacerlo: a través de las redes sociales, correo electrónico, sitios de distribución e incluso la publicidad. Estas son algunas de las formas más sencillas de promocionar tu post después de su publicación en tu blog.

Redes sociales: comparte tu post en las plataformas sociales en las que está activo. Usa un titular que no repita el título, pero que atraiga al lector a hacer clic. Si sigues un calendario social, incluye posts antes de empezar a escribir. Asegúrate de que tu estrategia social se alinee con tu calendario editorial para que los posts estén listos a tiempo para compartirlos.

Email marketing: si estás interesado en tener una relación con tus lectores, ahora es el momento de empezar a crear una lista de suscriptores. El email marketing es un gran medio para compartir posts a través de un newsletter semanal o mensual.

Usa los servicios de GoDaddy Email Marketing para llegar hasta a 5.000 personas o más con campañas diseñadas profesionalmente.

Compartir automáticamente: hay dos maneras de compartir tus posts automáticamente a través de WordPress, el CMS más popular (y en mi opinión, el mejor) disponible. El primero es conectar tu blog en WordPress con tus perfiles de redes sociales. Así cuando publicas un post se compartirá automáticamente. También puedes añadir un widget de “Seguir mi blog” en la barra lateral de las páginas de tus posts. Cuando los usuarios se registran, se les envía automáticamente tus nuevos posts en el momento que se publican.

Cómo escribir el post perfecto: Planifica por adelantado

La planificación es la clave para poder escribir un buen post de forma regular. El primer paso es intercambiar ideas sobre temas a elegir. Cuando estés listo para escribir, puedes elegir un tema e ir hacia delante, en lugar de tener que hacer un brainstorming cada vez. Usa las mismas tácticas sugeridas en el Paso 1 para crear esta lista.

Asegúrate de tener una mezcla de temas puntuales y perdurables. El contenido perdurable es contenido que puede vivir para siempre y aún así ser relevante y valioso, mientras que el contenido puntual tiene una fecha de caducidad. Por ejemplo:

  • Puntual: los mejores memes de la moción de censura de Pedro Sánchez.
  • Perdurable: Elecciones presidenciales: cómo se reparten los escaños.

Además, no olvides hacer un brainstorming sobre temas que promuevan tu negocio de manera informal y orgánica. Por ejemplo, evita publicaciones como “10 razones para trabajar con nuestra agencia de marketing” y, en su lugar, concéntrate en temas más naturales y genéricos como “10 maneras de lograr tus objetivos comerciales”. Luego menciona a tu empresa en el texto como un recurso.

Una vez que tengas una lista de ideas, coloca todos tus temas en un calendario editorial. Organízalo de modo que las diferentes temáticas coincidan con las estaciones, las vacaciones y otras épocas del año que sean relevantes para tus lectores o tu negocio.

calendario editorial
Crea un calendario editorial para planificar posts que tengan sentido para tus lectores y tu empresa al mismo tiempo.

Finalmente, establece un horario de publicación. Sé realista según el tiempo que tienes disponible. Si eres una empresa para la que un blog es una manera fundamental para conseguir leads, intenta publicar al menos dos veces por semana. Neil Patel probó la teoría de publicar contenido con mayor frecuencia y examinó cómo afecta al tráfico del blog. Los resultados fueron compartidos en AutoGrow.co:

“Se notó un gran aumento de tráfico en KISSmetrics cuando empecé a publicar cinco posts por semana. Pero con KISSmetrics, pasamos de publicar dos por semana a cinco por semana (y luego a seis). Mi experiencia de trabajo con 20 de los 100 blogs principales mostró que si publicamos tres posts por día (21 por semana), fácilmente podríamos aumentar nuestro tráfico a más de un millón de visitas al mes a lo largo del tiempo”.

Obviamente, puede que no sea factible publicar tres posts al día si eres una pequeña empresa.

Piensa en la cantidad máxima de posts que puedes crear, siendo de calidad, y empieza por ahí.

Aumenta este número a medida que puedas asignar más presupuesto, mano de obra y horas a tu blog.

Mirando hacia delante

Saber cómo escribir en un blog puede ser un gran desafío, y aún más mantenerlo produciendo contenido de manera constante. Sin embargo, con un calendario editorial y un cronograma de producción factible, puedes comenzar a crear posts regularmente. Pronto solo será un elemento más en tu lista de tareas o una parte de tu exitosa estrategia de marketing de contenidos.

Trabaja con esfuerzo, sé flexible con las expectativas y observa cómo evoluciona tu blog en Internet.

Imagen de Pexels

Jessica Thiefels
Jessica Thiefels has been writing and editing for more than 10 years and spent the last five years in marketing. She recently stepped down from a senior marketing position to focus on growing her own startup and consulting for small businesses. She's been featured on Forbes and has written for sites such as Lifehack, Inman, Manta, StartupNation and more. When she's not working, she's enjoying sunny San Diego with her husband and friends or traveling somewhere new. Follow her on Twitter @Jlsander07.