Cómo hacerte un hueco en mercados con mucha competencia

Vendes un producto, pero ¿tienes una marca?

Yo soy consumidor. Tú eres consumidor. Te guste o no, todos lo somos. Pasamos el día recibiendo mensajes de marketing e inundados con información sobre productos y servicios que compiten por captar nuestra atención. Realmente éste es el principal resultado de una estrategia de branding de cualquier empresa.

Aunque el canal pueda ser diferente y el mensaje pueda variar, al final, el objetivo de una estrategia de branding siempre es el mismo: impulsar la compra. Pero, ¿qué hace a los consumidores fijarse en uno u otro producto y cómo podemos crearlos para que destaquen en mercados con mucha competencia?

Las marcas más poderosas son aquellas construidas sobre una base sólida e impulsadas por una misión creíble y auténtica. Una de las cosas que siempre trato de inculcar en las empresas con las que trabajo es que vender un producto no es tener una marca, ni tampoco una estrategia de branding.

Si vieras una Coca-Cola y al lado una Pepsi, fijándote solo en el valor como marca y no en el sabor, ¿cuál elegirías?

Estrategia de branding Cocal-Cola Vs Pepsi
Imagen de Jim Davies vía Visualhunt.com / CC BY-NC-SA

1. Haz las preguntas adecuadas

¿Alguna vez te has sentado con tu equipo para ver si trabajáis todos en la misma dirección? Para construir una buena estrategia de branding, es necesario que hagas las preguntas correctas para asegurarte de que todos os guiáis en base a un mismo mensaje y objetivos. Tampoco puedes esperar que tu equipo lo comprenda si no lo haces tú internamente. Sé explícito. Piensa en lo que haces y en lo que no. ¿Para quién lo haces? ¿Qué les dirían a tus amigos sobre tu marca?

2. Piensa en cómo posicionarte

Una de las primeras cosas que hago con cualquier marca es realizar un análisis de mercado para entender quiénes son los principales agentes de mercado, cómo se comunican y cómo son para encontrar un hueco y crear un espacio propio. Márcalo de una manera que lo puedas visualizar y piensa en cómo puedes crear una personalidad e identidad que encaje con su público objetivo.

3. Crea una personalidad única

No todas las marcas pueden ni deben ser iguales. Las mejores marcas son aquellas que crean una historia y tienen una personalidad que reflejan en todas sus campañas. Por ejemplo, piensa en Mr. Wonderful, siempre transmitiendo esa alegría y mensajes positivos que te alegran el día.

Puedes amarla u odiarla, pero vas a sentir una fuerte emoción hacia ella y eso es lo que realmente importa.

4. Busca un equilibrio entre lo emocional y lo racional de la información que muestras y las campañas que creas

Las mejores marcas son capaces de crear una conexión emocional con sus consumidores. Y esto favorece la lealtad y las ventas. Si piensas en una marca como Zappo, se asocia a un servicio de atención al cliente incomparable y una entrega feliz. O, por ejemplo, Nike que se asocia con poder; eres un atleta, “just do it”.
No soy estadístico ni tengo datos para respaldar esto, pero imagino que la gran mayoría elegiría Coca-Cola. ¿Por qué ocurre esto?

Coca-Cola se ha quedado en nuestra psique como la marca que crea y representa la felicidad.

Y funciona. Cuando pienso en Coca-Cola, pienso en Navidad. Pienso en positividad. Pienso en música motivadora y esto es porque Coca-Cola siempre ha creado su estrategia de marca y ha impulsado su estrategia de marketing en base a la sensación emocional de beber o compartir una Coca-Cola. ¿Y qué pasa si pensamos en Pepsi? En mi caso, lo asocio a celebridades o futbolistas.

¿Pero por qué digo esto? Las marcas más poderosas son las que son capaces de crear una conexión más fuerte y emocional con su público a través de una buena estrategia de branding.

Y vosotros, ¿cómo lo podéis hacer?

Estrategia de branding de Nike
Imagen de Hunter Johnson vía UnSplash

5. Construye equipos diversos para una estrategia de marca más fuerte

Es muy fácil, sobre todo en pequeñas empresas, contratar personas que tengan mentalidades y creencias parecidas. Esto podría facilitar la cohesión en el trabajo diario, pero puede conducir a una situación peligrosa en la que se tomen decisiones basadas en la aceptación de opiniones externas, produciendo resultados de marketing limitados. Equipos diversos y una mayor implicación a la hora de elegir equipo te ayudará a crear más productos y servicios al alcance de tus clientes, a la vez que aseguras que tus mensajes de marketing y estrategia de branding no reflejen los puntos de vista de un pequeño grupo de individuos.

6. Más de un segmento

Corremos el riesgo de agrupar a las personas en función datos que obtenemos y bombardearlas a todas ellas con un mismo mensaje esperando obtener buenos resultados. Es necesario probar, repetir y canalizar a los usuarios en función de las acciones que tomen. Y recuerda hacerlos sentir especiales, es fundamental para ellos.

7. Un buen contenido y una buena redacción mejorará el rendimiento

En muchas ocasiones me encuentro con el mismo problema en las empresas de tecnología, invierten dinero en su estrategia de redes sociales, SEO y AdWords, pero poco centradas en el contenido que promocionan. Y, aunque puedan ofrecer un CPA relativamente bajo, conseguirás un resultado mejor si inviertes tiempo y te esfuerzas en crear contenido y mensajes más atractivos. Te lo garantizo al 99,99 %.

Imagen de Visualhunt

Natasha Lytton
I have extensive experience in the development of brands - both established and emerging - and the creation and implementation of successful through-the-line marketing strategies to build meaningful relationships between brands and people and deliver commercial growth. I speak regularly about brand building, reputation management and storytelling at events including Creative Futures & for the PRCA and have experience as a startup mentor at the likes of The Friday Club, Tech Hub, Seedcamp and Sonar+D. My experience also covers journalism, PR, partnerships and consumer insight, enabling a comprehensive understanding of the full marketing communications mix to create targeted, impactful activity.