Cómo llegar a convertirte en un gran desarrollador web

¡Prepárate para no parar el ritmo!

Lanzar un negocio de desarrollo web no es una tarea tan sencilla, en absoluto. No solo necesitas tener conocimientos técnicos y estar constantemente atento a las últimas novedades y metodologías que salen al mercado, sino que necesitas convencer a tu público objetivo de que tienes las habilidades suficientes como para cumplir y entregar el trabajo que prometes. Una buena forma de empezar a tener credibilidad es realizando trabajos esporádicos.

Hasta que no consigas una cartera de clientes de peso y que varios de ellos recomienden tus servicios una vez que los hayan probado, no serás capaz de ganar mucho dinero. Por tanto, tiene sentido seguir el camino más fácil de manera gradual que pensar a lo grande desde el primer momento y encontrarte con la realidad más adelante.

Puedes abrirte camino en el sector con proyectos personales, proyectos de código abierto, voluntariado y varios trabajos extra, que te permitirán que trabajes como freelance a tiempo completo.

Aunque no hay una receta universal para tener éxito, sí existen varios consejos que pueden ser útiles para cualquiera que quiera convertirse en un profesional web. Veámoslos a continuación.

Establece objetivos profesionales

No tener identificados tus objetivos profesionales es probablemente el mayor error que puedes cometer al principio. Este sector cubre un gran área, desde el diseño de la interfaz que ven los usuarios hasta la programación del backend, y los distintos campos se pueden agrupar según las técnicas que emplees. Por ejemplo, puedes crear webs usando diferentes CMS como WordPress o Drupal, cada uno con funciones diferentes: WordPress es el más usado porque permite crear casi cualquier tipo de web., mientras que Drupal está enfocado más hacia el desarrollo de páginas para grandes empresas y organizaciones.

Las herramientas que usamos para crear experiencias web se ven favorecidas por tener clientes de todo tipo, por lo que tu elección en cuanto a técnicas determinará tu base de clientes futura y sus necesidades. Si quieres tener éxito, tienes que especializarte y centrarte solo en tu elección.

Si es posible, no cojas cualquier trabajo que no te merezca la pena a largo plazo, ya que tendrás una cartera de clientes caótica que hará pensar que realmente no sabes lo que quieres hacer y que no eres un experto en la materia. Presta atención a las noticias del sector, comprende las necesidades de tus clientes futuros y analiza el trabajo de tu competencia. Avanza únicamente si tienes una visión general del sector y tienes claro lo que quieres conseguir.

Imagen de un hombre diseñando para un proyecto

Aprovecha los proyectos personales y de código abierto

Antes de empezar a ganar dinero, lo más probable es que debas hacer algún proyecto gratuitamente. Esta es la fase de tu carrera en la que ya tienes los conocimientos necesarios pero todavía no has creado algo relevante. En esta etapa, básicamente tienes tres opciones:

  1. Proyectos personales
  2. Trabajo de voluntariado para startups o entidades sin ánimo de lucro
  3. Contribución a proyectos de código abierto

Dependiendo del sector al que te dediques profesionalmente, escogerás una u otra opción. Por ejemplo, los proyectos de código abierto están destinados a gente que sabe crear código bajo un lenguaje de programación o crear galerías online cuyo destino son los diseñadores de UI y UX.

Desde el momento en que te pagan por tus primeros trabajos, es crucial trabajar en proyectos que te interesen personalmente para mantener la motivación.

Un proyecto personal puede ser cualquier cosa, desde un simple juego creado en HTML a algo relacionado con tu familia o una app basada en una galería de fotos donde puedas organizar los álbumes de tus vacaciones. Si quieres empezar a trabajar como voluntario, elige una organización que trabaje para una causa que te satisfaga. Tu primera contribución a un proyecto de código libre debería tener como objetivo crear una herramienta que vayas a usar. Al principio, lo más importante es el entusiasmo y las ganas que deposites en todo lo que hagas.

Gana notoriedad y confianza

Antes de empezar a ganar dinero, necesitarás darle salida a tu trabajo. ¿Creas apps móviles? Súbelas a la App Store o Google Play. ¿Has creado una web? Promociónala en las redes sociales. ¿Has diseñado un logo? Súbelo a galerías online como Dribbble o Behance. ¿Has escrito un script molón? Compártelo en Codepen. ¿Encontraste un bug en una app que usas con frecuencia? Escribe una instancia para solucionarlo en Github.

Usa estas comunidades online para obtener cualquier feedback sobre tu trabajo.

El feedback puede ser sorprendentemente útil, no solo para principiantes sino también para los profesionales. Es más, participar en las comunidades online supone una gran oportunidad para empezar a crear una red profesional de manera muy cómoda.

Imagen con aplicaciones ofrecidas por la Play Store de Google

Una web personal donde puedas mostrar tu trabajo es indispensable. Una de las cosas más importantes de tener un portfolio online es que nadie te preguntará cuánto te pagaron por trabajar en un proyecto, o si tan siquiera te pagaron. Serás valorado solo por la calidad de tu trabajo.

Consejo: Puedes usar una plataforma como los servicios WordPress de GoDaddy para crear rápidamente un portfolio de tus proyectos que hablen sobre tu profesionalidad.

Si tienes proyectos más complejos, puede ser también buena idea crear casos de clientes que expliquen brevemente el proceso llevado a cabo en vez de simplemente enlazar las webs creadas. Y si eres bueno escribiendo, crear un blog interesante puede atraer más visitas, especialmente si lo promocionas en aquellas redes en las que la gente busca noticias del sector donde trabajan, como Medium o Linkedin.

Ganarse la confianza de tus futuros clientes es el objetivo del auto-marketing.

Si algo no te convence del todo o parece que los resultados que va a ofrecer no son todo lo buenos que deberían, no lo hagas. Trata de aprovechar al máximo el trabajo que haces, no solo porque sea bueno para tu negocio, sino porque reducirá tu frustración de no cobrar. Por ejemplo, pide siempre testimonios de aquellos sitios donde trabajas como voluntario o incluso de compañeros — la mayoría seguro que te ayudarán gustosamente.

Encuentra trabajos extra remunerados

A estas alturas no deberías tener problema para conseguir trabajo remunerado. Hasta ahora, deberías haber creado una red de clientes aunque sea pequeña, una cartera de testimonios convincente y conocimientos amplios sobre el sector en el que trabajas. Puede suceder que alguien de tu red te ofrezca ya dinero por tus servicios. Si todavía no ha ocurrido, acudir a eventos cercanos a tu domicilio como Meetups, WordCamps y otras charlas, o unirse a webs como Upwork, Freelancer y 99design pueden darte el empujón definitivo.

Cuando tengas clientes de pago y cada vez dediques más tiempo a este tipo de clientes, creerás con mayor certeza que eres capaz de trabajar a tiempo completo. En el momento que puedas asegurar proyectos sin mucho esfuerzo, empezarás a pensar a lo grande.

Trabaja a tiempo completo

Hacer malabares con los trabajos a tiempo parcial y a tiempo completo es difícil y estresante para cualquiera. Aunque no es muy inteligente perder un encargo porque no sabes bien cómo encaminar tu futuro, tampoco es muy recomendable esperar demasiado y arriesgar. El riesgo que tomes depende en gran medida de tus circunstancias personales, capacidad de dar soporte y tu economía — pero no olvides que ser un profesional independiente nunca será tan seguro como tener un empleo a tiempo completo.

El momento adecuado no depende solamente de cuánto dinero seas capaz de ganar.

Si no tienes otro trabajo, puedes invertir más tiempo en tu propio negocio y hacer crecer tus ingresos con mayor velocidad. También debes considerar tus ganancias potenciales, las cuales dependen de muchos y muy diferentes factores. Estos incluyen la calidad de la red de trabajo que poseas, la cuota de mercado de las herramientas que utilices, la diferenciación de tu marca personal, la fuerza de tu cartera de clientes, la demanda local y global de tus servicios, tu habilidad para atraer nuevos clientes y muchos otros.

Si tus ganancias han alcanzado un nivel que te permita dormir sin demasiadas preocupaciones, empieza a pensar seriamente en convertirte en un profesional a tiempo completo.

Consejo: ¿Estás preparado para tener más clientes y cambiar tu rutina habitual hacia algo nuevo? Te proponemos que entres en el programa GoDaddy Pro. Podrás gestionar todos los proyectos que tengas entre manos desde un único panel, focalizando tu trabajo en lo que sabes haces mejor, crear páginas web maravillosas.

Imagen de Visualhunt.com

Anna Monus
Anna es una desarrolladora de frontend que adora las herramientas de automatización, las líneas de comandos y los frames de JavaScript. También escribe con frecuencia sobre el sector tecnológico, más concretamente sobre desarrollo web, la experiencia del usuario, accesibilidad, trabajar como freelancer, estrategias de contenido, optimización de motores de búsqueda y otras cosas relacionadas. Puedes encontrar sus artículos en las principales revistas de desarrollo web. También puedes seguirla en Twitter.