Cómo trabajar de freelance en España puede cambiar tu vida

El futuro en tus manos

Si todavía no has oído el término “freelance”, va siendo hora de ponerte al día. Es uno de los trabajos que está teniendo mayor crecimiento en todo el mundo. De hecho, se espera que en la próxima década más de la mitad de los puestos de trabajo se contraten por la vía del freelance o autónomo.

El término freelance (trabajadores por cuenta propia, personal en remoto, autónomos, etc.) se refiere a aquellos que están contratados para realizar una tarea específica o trabajar en un proyecto y no se les paga por sus servicios hasta que completen el trabajo bajo las condiciones pactadas previamente.

Trabajar como freelance está teniendo mucho auge en las empresas y también resulta interesante para muchos empleados.

De un tiempo a esta parte, muchos emprendedores se han decantado o al menos han valorado si merece la pena contratar autónomos antes que empleados a jornada completa. Por su parte, hay empleados que están meditando sobre la posibilidad de prescindir de una paga fija a cambio de disfrutar de más libertad y flexibilidad, algo que solo se puede conseguir siendo autónomo.

Para aportar algo más de luz a este asunto, echemos un vistazo a qué podemos esperar a corto plazo y ver si trabajar de freelance en España puede ser una solución adecuada a tus necesidades.

Artículo relacionado: Test: ¿Estás preparado para ser tu propio jefe?

La Generación Z se está incorporando al mercado laboral

Definida como aquellos que nacieron a mediados de la década de los 90 y a principios de los años 2000, su principal característica se centra en ser la primera generación íntegramente nacida como nativos digitales, es decir, conviven con la tecnología desde el primer día, sabiendo desenvolverse con una naturalidad mayor que la gente que le precede laboralmente. De forma progresiva, irán sustituyendo a los integrantes de la Generación X.

La Generación Z será la fuerza que impulse el crecimiento del trabajo como freelance en la próxima década.

En España existen ya plataformas dedicadas a la contratación de trabajos esporádicos, como Workana. Allí se pueden buscar empleos relacionados con diseño web, gestión de redes sociales, edición fotográfica, escribir en blogs, etc.

A medida que toda esa fuerza laboral vaya entrando en el mercado durante los próximos años, las empresas van a tener cada vez más opciones donde elegir, con un nivel alto de calidad de trabajo.

La tecnología facilita encontrar y contratar a autónomos

Trabajar como freelance en España implica poder trabajar desde cualquier parte del mundo para tus clientes en nuestro país, con la mayor comodidadc

En los últimos años hemos visto un cambio brutal en cómo se están gestionando las empresas gracias a los avances tecnológicos. Es posible introducir una marca en el mercado usando herramientas gratuitas como un creador de páginas web y unas redes sociales bien aprovechadas. Además, las empresas pueden fabricar y enviar productos a cualquier parte del mundo a precios competitivos gracias a las mejoras en materia de logística.

No importa la empresa que tengas, los cambios causados por los avances en la tecnología afectan a cualquiera, y el departamento de recursos humanos no es diferente.

La tecnología está haciendo cada vez más fácil que las empresas encuentren, contraten y trabajen muy estrechamente con talento externo. Algunas plataformas a nivel global como UpWork y Fiverr facilitan a los autónomos su registro y crear perfiles donde destaquen sus competencias más relevantes. Posteriormente las empresas buscan aquellos perfiles que más les interesen, y crear ofertas de trabajo para los solicitantes más adecuados para el puesto.

A mayores, estas plataformas están preparadas con herramientas y recursos que agilizan las comunicaciones, la gestión de proyectos, los pagos y revisar los proyectos acabados.

Hay también otras tecnologías con peso actualmente, como son la computación en la nube, las videoconferencias y el software colaborativo. Todas ellas han ayudado a dar un impulso a la revolución de los freelance, pero no se detendrá ahí.

Artículo relacionado: ¿Qué tipos de contratos laborales puedes emplear en tu negocio?

La jornada de trabajo tradicional está obsoleta

Las 40 horas semanales de trabajo que tenemos evitan que las empresas se aprovechen de sus empleados con horas extra, entre otras cosas. Es un modelo que sigue siendo válido en la actualidad, usado por la dirección de las compañías para justificar las jornadas de 8 horas — a pesar incluso de estar demostrado que no por trabajar más horas una persona no resulta más productiva.

El concepto de trabajo ha cambiado drásticamente desde que se aprobó la normativa que regula las semanas de 40 horas laborales.

Productos que antes se tardaban días o incluso semanas en fabricarse a mano ahora se realizan en cuestión de minutos u horas gracias a las nuevas máquinas. Mientras que estos avances hacen la producción más eficiente, reduce mucha carga de trabajo que antes rellenaba sin problema las 8 horas diarias.

Este tiempo de inactividad extra no es solo una pérdida de recursos humanos, sino que desmotiva a los empleados y genera descontento. No es raro encontrarse que muchos trabajadores están insatisfechos con su trabajo tradicional y buscan un cambio en su carrera. Una salida es el trabajo por cuenta propia, situación que en numerosos casos no se quiere revertir para volver a estar encasillado en un trabajo tradicional.

Los empresarios se están dando cuenta de las dificultades que están planteando las semanas de 40 horas laborales. Para solucionarlo están implementando medidas para potenciar horarios flexibles, tiempo libre pagado y trabajo desde casa. Estas medidas son un paso en la dirección correcta, pero todavía existe cierta dependencia del trabajo que permite seguir al trabajo como freelance ser la referencia de libertad y autonomía.

Artículo relacionado: Cómo aumentar los ingresos si eres freelance o tienes una empresa de consultoría.

La conciliación laboral y familiar pesa más en los empleados

Hay oficios que requieren muchas horas de trabajo, resultando difícil realizar una buena conciliación laboral y familiar

Las vidas personales de los empleados y sus relaciones sociales han cambiado durante los últimos 80 años. La gente está pasando a casarse y tener hijos a una edad cada vez más alta, por distintas razones. Esta situación crea un panorama que empuja a los empleados a centrarse en sus objetivos personales y motivaciones antes que tener una familia.

Uno de los motivos es económico, la falta de garantía laboral hace que muchas personas estén renunciando a tener una hipoteca, prefiriendo alquilar o vivir con sus padres.

Al no estar comprometidos a largo plazo con una casa propia, las responsabilidades y cargas financieras son menores.

Al final, lo que busca un trabajador normal es encontrar un equilibrio en su vida personal y profesional. Mientras que los departamentos de recursos humanos de las empresas están avanzando de cara a mejorar la calidad de vida del trabajo tradicional, no pueden competir en igualdad de condiciones con la flexibilidad que ofrece ser autónomo.

¿Quieres tomarte un descanso?

Si tienes acceso a Internet, puedes trabajar desde cualquier parte del mundo. ¿No estás contento con tu trabajo, con la carga que tienes o con un cliente en concreto? Al ser freelance tienes la flexibilidad de aumentar o reducir la carga de trabajo que quieras asumir y deshacerte de clientes exigentes. El poder de trabajar cuándo, dónde y con quién tú quieras es un motivo muy poderoso para cambiarte.

Los empresarios se benefician al colaborar con autónomos

Las empresas están potenciando el trabajo freelance al contratar sus servicios con mayor frecuencia.

La necesidad de contratar trabajadores autónomos está creando una gran oportunidad de crecimiento para este grupo de cotizantes, al tener cada vez más trabajo.

Esto es fundamental, ya que el ecosistema propio de los freelance no prosperaría sin la demanda de las empresas a la hora de de subcontratar la realización de proyectos. Se está recurriendo a los freelancers porque:

  • Ofrecen experiencia y un conjunto de habilidades específicas que pueden ser difíciles de encontrar en el mercado.
  • Puedes contactar con mucho talento sin estar limitado a tener trabajadores locales.
  • No dan excesivos gastos pero sí beneficios, disminuyendo el coste del proyecto.
  • El ROI (retorno de la inversión) se puede calcular más fácilmente porque el trabajo suele estar vinculado a un proyecto o tarea específica.
  • Ampliar o reducir la relación es más fácil dada la naturaleza temporal de la misma.

La fiebre por cómo trabajar de freelance en España no se detiene

A medida que la tecnología mejora la colaboración en equipo, los empleados y sus jefes estarán más abiertos a la opción de trabajar en remoto. Y, a medida que nuestra sociedad continúa avanzando hacia una calidad de vida mejor, combinando lo mejor posible la vida profesional y personal, habrá más personas que quieran un trabajo que les apasione, que les dé flexibilidad, que les permita mostrar su creatividad y tener autonomía. Vamos, todo lo que supone ser autónomo.

Artículo relacionado: Cómo saber que estás preparado para emprender un negocio

Imagen de Pixabay