¿Cuáles son lenguajes de programación web más usados en Internet?

Products mentioned
Dispara tu conocimiento

La programación web, dentro del enorme campo de trabajo que supone la creación de páginas web, es una de las actividades más demandadas por las empresas ahora mismo. Cualquier negocio que esté en fase de crecimiento o necesite consolidarse en el mundo online requiere contar con al menos un especialista en lenguajes de programación, que maneje todo tipo de situaciones y pueda ayudar a optimizar el rendimiento de una web.

Saber programar con diferentes lenguajes permite programar instrucciones complejas e incluso combinarlos para obtener mejores prestaciones al entablar relaciones entre dos o más lenguajes. Por ejemplo, WordPress es un CMS que requiere conocer en profundidad JavaScript y PHP, además de manejar HTML y CSS.

Por ello, en este artículo vamos a introducirnos un poco en los lenguajes más conocidos para desarrollar una web, además de mostrar algunos portales que te permitirán adentrarte en este mundo y empezar a programar por tu cuenta.

¿Cuáles son lenguajes de programación web más usados en Internet?

JavaScript

Desarrollado en 1995 por Netscape, su objetivo inicial era maximizar los lenguajes HTML y CSS para que los programadores supiesen cómo interactuaban los usuarios dentro de una página web y así poder presentar el contenido de forma más dinámica. El crecimiento de JavaScript dentro del sector ha sido tan grande que su uso no se limitó a los navegadores web, sino que también se aplica a nivel de servidor.

Tal es su popularidad que ya forma parte incluso del marketing online en forma de anuncios, creación de cookies y aplicación en estrategias como el retargeting, entre otras.

 

Si investigas cómo está escrita una página web, puedes encontrar JavaScript insertado generalmente entre etiquetas como <script> y <body>. Gracias a ellas, cuando usas tu navegador web, podrás hacer acciones tan dispares como manipular dinámicamente el contenido de una página web o activar cuadros de diálogo.

PHP

Este lenguaje gratuito sirve de gran ayuda para aquellos programadores que empiezan a manejarse en la creación de páginas web y aplicaciones web dinámicas, gracias a su facilidad de comprensión y compatibilidad con el lenguaje estático HTML. Además, es un lenguaje que está muy vinculado a la creación y mantenimiento de bases de datos y, por supuesto, sirve de soporte a WordPress, el CMS más usado en la actualidad por los desarrolladores web para crear sus proyectos o gestionar las webs de sus clientes.

Otro punto a su favor es que PHP se ha estado actualizando constantemente desde su lanzamiento, detectando posibles vulnerabilidades que afectasen a la seguridad en la Red. Hoy en día disponemos ya de la versión 7, la cual también ha mejorado hasta llegar a la versión menor 7.4.

Sin embargo, a pesar de su enorme popularidad, es fundamental no dejar de actualizar la versión de PHP con la que se esté trabajando, puesto que pueden aparecer problemas de seguridad que perjudiquen a la estabilidad de una página web y dejen las puertas abiertas a los ciberdelincuentes.

Java

Java es un lenguaje de programación comercializado en 1995 por Sun Microsystems y desde aquella ha crecido hasta consolidarse en pleno siglo XXI como la referencia a la hora de crear páginas web, de hecho si no tienes Java instalado en tu ordenador seguramente no podrás ver por completo la gran mayoría de webs que visitas hoy en día.

Desde la primera versión JDK 1.0 hasta la que tenemos actualmente activa (Java SE 12), lanzada en marzo de 2019, Java se ha caracterizado por ser un lenguaje que permitiese la posibilidad de ejecutar un mismo programa en varios sistemas operativos, ejecutar código en sistemas remotos de forma segura, además de ser un lenguaje fácil de usar y que no recelase a la hora de replicar en su propio software aquellas funciones que trabajan a la perfección en otros lenguajes.

Normalmente, cuando se escribe en Java se consiguen crear programas escalables y con un mantenimiento relativamente sencillo, siempre y cuando las personas a cargo del proyecto tengan cierta experiencia, dominen el lenguaje a la perfección y sepan manejar documentación de gran envergadura.

Imagen de un MacBook encima de una mesa con código de una web abierto para ser modificado

Ruby

Ruby es un lenguaje de programación que ofrece escritura dinámica y un recolector de basura automático, es decir, es el propio software el que utiliza de forma eficiente la memoria, liberando espacio cuando ya no tiene sentido mantener todo aquello que está dentro de dicho espacio. Una gran ventaja que ofrece Ruby es que es muy fácil de leer, pero hay que tener cuidado a la hora de cometer errores cuando se está programando, porque cualquier palabra mal escrita puede derivar en tiempos de carga muy lentos.

Ruby se suele emplear para hacer scripting en los servidores web, aunque también tiene cierta popularidad en el sector de los videojuegos junto a Python, que veremos justo a continuación.

Python

Python es otro lenguaje gratuito que no reporta gran dificultad para programar en cualquier sistema operativo, es dinámico y se utiliza como lenguaje de scripting. Es además ampliamente reconocido en el sector tecnológico porque diversos servicios del gigante Google como YouTube usan Python, al igual que muchos videojuegos incluyen en su programación parte de código escrito en Python.

Pero no se queda ahí, sino que sectores como el análisis Big Data y el desarrollo de la Inteligencia Artificial también lo usan, para obtener información relevante a partir de grandes cantidades de datos y para mejorar el funcionamiento de las máquinas que nos faciliten la vida. Sin embargo, es un lenguaje que no está muy en uso dentro del sector del hosting web, por lo que deberás buscar un proveedor que te permita tener proyectos alojados. GoDaddy ofrece planes de hosting específicos para Windows que sí permiten Python.

C#

De reciente creación (vio la luz en 2001), este proyecto fue creado por Microsoft para dar soporte a la plataforma .NET Framework. Se trata de una evolución de Java y el lenguaje C++ que ayuda a construir aplicaciones sólidas y duraderas en el tiempo mediante la recolección de elementos no utilizados al igual que en Ruby o el manejo de excepciones para conocer qué errores se produjeron al ejecutar un programa informático.

C# está considerado como uno de los lenguajes obligatorios que todo desarrollador o programador debe conocer si quiere tener proyectos a su cargo en todo momento. A pesar de recibir ciertas críticas en base a la vinculación entre C# y .NET Framework, la gran ventaja es que aprender y empezar a programar en C# permite estar presente en Windows, el sistema operativo más usado del mundo, además de poder aprovechar las sinergias que Microsoft ha creado entre Windows y su consola de sobremesa Xbox.

¿Dónde podemos aprender a programar?

Una vez vistos los lenguajes de programación web más usados en la actualidad, toca preguntarse dónde o cómo es posible aprender a programar desde cero. En este sentido, la oferta formativa es enorme. Ya sea en centros educativos físicos que ofrezcan carreras universitarias o estudios de Formación Profesional, o centros online con cursos gratuitos y de pago, las opciones son numerosas.

En este punto vamos a analizar algunas plataformas online donde se imparten cursos y tutoriales para aprender a programar en poco tiempo.

Platzi

Platzi es una plataforma de formación online centrada en enseñar y ofrecer material a sus alumnos relacionados con la programación, el diseño, el marketing y los negocios, con la particularidad de que los cursos están disponibles en cualquier momento que accedas a su web, con videos y documentación de apoyo para que no pierdas ni un detalle.

Ofrece dos planes de suscripción mensual donde puedes ver toda la lista de cursos que tienen, o directamente empezar un curso más específico de forma individual.

Aula 10 Formación

En Aula 10 Formación nos encontramos ante un auténtico repositorio de cursos online de todo tipo: administración, diseño, marketing y, por supuesto, programación web. Su oferta incluye tanto cursos gratuitos como de pago, siendo los cursos de esta última rama los más interesantes de realizar.

En cuanto a aprender programación, su abanico de posibilidades incluye cursos de HTML5, CSS3 y JavaScript; un curso de programación en PHP, un curso de Introducción a la programación con Android y otro curso de programación en JavaScript, entre otros.

Deusto Formación

En Deusto Formación también ofrecen un curso específico de programación en PHP, Javascript y MySQL, donde el usuario tendrá material para aprender paso a paso a programar aplicaciones o desarrollar páginas web.

La flexibilidad para poder terminar el curso, contar con profesores expertos en el sector y disponer de videoconferencias con clases de diseño web y HTML5 son sus principales armas para decantarse por esta opción de pago.

YouTube

Por último, si no cuentas con mucho presupuesto o bien simplemente quieres quitarte el gusanillo y adentrarte por tu cuenta en el mundo de la programación, YouTube es una gran herramienta online con material de todo tipo.

Hay cientos de vídeos tanto en español como en inglés desgranando y mostrando trucos para aprender a programar desde cero y poder realizar tus propios proyectos personales, que te ayuden a suavizar la curva de aprendizaje.

Algunos ejemplos son este curso de HTML o este curso de JavaScript donde te enseñan todos los trucos sobre ambos lenguajes y podrás empezar a programar cualquier aplicación desde cero.

Conclusión

Cada vez en mayor proporción los puestos de trabajo están más enfocados hacia la optimización de tiempos, sobre todo en sectores industriales y en el campo de las nuevas tecnologías, priorizando la posibilidad de ahorrar esfuerzos y hacer que trabajen las máquinas.

En este sentido, la programación web ha cogido la delantera, por lo que si quieres reciclarte o simplemente estás buscando una nueva línea de trabajo para tu negocio, quizá ha llegado tu momento y aprender a programar. Hay muchos lenguajes, cada uno con sus ventajas y aplicaciones, será decisión tuya cuál elegir, o si lo prefieres y te gusta, aprender a usar más de uno.