“Cuando una persona es feliz lo transmite a todas las facetas de la vida”

Kundem

Kundem es un proyecto de coaching individual y para empresas creado por Erika López, que imparte talleres de crecimiento personal con el objetivo de que la gente sea más feliz.

Todo comenzó cuando Erika participó en un proceso de coaching. Gracias al cambio que notó en ella misma, quiso ser partícipe de los beneficios de este tipo de terapia y llevarlos a otras personas. Así, y como proyecto del MBA que estaba estudiando, decidió formarse como coach especializada en felicidad y fundó Kundem.

Para Erika, su mayor obstáculo es el tiempo, y es que compatibiliza Kundem con su trabajo como ingeniera. Aunque esto puede ser complicado, asegura que merece la pena cuando piensa en la satisfacción que este proyecto le aporta.

Un proyecto que, desde el primer momento, quiso visibilizar lo máximo posible. Por ello, tomó la decisión de crear una página web para dar más difusión a los servicios que ofrece. Gracias al workshop celebrado por GoDaddy en colaboración con AJE el pasado mes de octubre, pudo hacer realidad esta idea.

GoDaddy no solo le ha ayudado a dar el paso de crear una página web, sino que el soporte técnico y la atención al cliente le ha servido de gran apoyo para poder empezar su negocio.

GoDaddy es una empresa ágil y con ganas de colaborar, y creo que van a ayudarme en todo lo que puedan.

Imagen de Erika Lopez trabajando en su portátil

Entrevista a Erika López, de Kundem

1. ¡Hola Erika! Para empezar esta entrevista, nos gustaría conocer los orígenes de Kundem, en quién te inspiraste para tomar la decisión de empezar este proyecto.

Hola, encantada y gracias por esta entrevista. El origen de Kundem es un proyecto fin de máster de un MBA. Fue la oportunidad de que una idea que me rondaba desde hacía tiempo aterrizase.

Durante mi proceso de coaching descubrí que mi felicidad se nutría de muchos aspectos, por lo que empecé a buscar cómo aglutinar en una oferta global todos ellos. Haciendo el proyecto TFM puse negro sobre blanco mi proyecto: Acompañar a las personas en la consecución de su propia felicidad y de ahí el eslogan de Kundem “Felicidad consciente”.

2. Emilio Duró, Alfonso Alcántara (@Yoriento), Patricia Ramírez… Son algunos nombres de los coach más reputados en España. ¿Has podido conocerlos? ¿Quién te inspiró?

A los que nombras no, sin embargo, los sigo y a otros muchos en sus redes sociales y tengo el placer de conocer a Mónica Esgueva, con quién hice mi propio proceso de coaching.

Además, durante mi formación como coach en EFIC también tuve la gran suerte de conocer a otros coach como Pedro Marcos, Ángela Covas o Alfonso Medina.

3. ¿Cómo se puede gestionar bien el hecho de compatibilizar Kundem y tu trabajo como ingeniería?

Pues siendo muy organizada con los tiempos que dedico a cada actividad. Para mí, Kundem es mi hobby por lo que al no verlo como un trabajo no me cuesta ponerme con ello en mis ratos libres o incluso sacar tiempo por las noches para seguir formándome con el objetivo de dar contenido al proyecto. Supongo que a medida que el proyecto vaya creciendo tendré que reorganizarme, pero es divertido pues me supone un reto además de la oportunidad de crear nuevas formas para compatibilizar ambas actividades.

Imagen de Erika Lopez posando ante un espejo mirando a la calle

4. Existen varios tipos de coaching: individual, empresarial, deportivo… Echando un vistazo a tu web, os dedicáis a trabajar el coaching personal. ¿Has considerado diversificar hacia empresas o de momento prefieres centrarte en un individuo?

Efectivamente hay muchos tipos. El tema de la felicidad organizacional lleva ya mucho camino recorrido. Está aportando cosas muy positivas. Al final se trata de trabajar con las personas que forman parte de la organización.

El enfoque de Kundem es desde el otro lado. En Kundem acompañamos a la felicidad global del individuo, parte de la cual es su felicidad en el trabajo. Cuando una persona es feliz transmite ese “ser feliz” en todas las facetas de la vida y por tanto como miembro de una organización contribuye a la felicidad organizacional. No cabe duda de que desde el punto de vista económico es más rentable contratar con empresas que con individuos. Sin embargo, ambas son aproximaciones a lo mismo, la felicidad del individuo.

Kundem ofrece también talleres personalizados a aquellas organizaciones que lo soliciten. Tomando como base la felicidad o si quieres también llamarlo crecimiento personal, podemos desarrollar talleres o seminarios en los que se proporcionen y practiquen técnicas para conseguirlo como son las “soft skills”.

5. El coaching es una disciplina que ha nacido y se ha desarrollado exponencialmente en pocos años, con los problemas que puede generar al crearse muchos métodos de trabajo diferentes, y no todos necesariamente efectivos. En tu caso, vemos también que ofreces talleres experienciales de felicidad. Cuéntanos un poco más sobre ellos y qué opinión tienen vuestros clientes una vez los han realizado.

Los talleres experienciales de felicidad son una forma de empezar el camino de la felicidad consciente. En el coaching se trabaja con el objetivo que el chachee identifique. Dentro de nuestra oferta de procesos de coaching mantenemos eso, sería como “coaching clásico”.

En los talleres tenemos marcado el objetivo, que es cómo trabajar en tu felicidad. Para responder a esa pregunta, repasamos conceptos clave como son la realidad, la actitud y otros para luego utilizarlos en distintas técnicas como son la teoría del fluir, el lenguaje de la felicidad, la teoría cognitiva, etc.

Me gusta considerar el taller como la semilla de lo que puede ser el fruto si la persona que atiende el taller se compromete con su felicidad. La gran mayoría de los asistentes han quedado muy satisfechos por la nueva mirada que han obtenido respecto a su propia felicidad. Luego cada uno decide si empezar ese camino o no.

Como decimos en el taller, en caso de requerirlo, en los procesos de coaching personal podemos acompañar en este proceso.

6. ¿Alguna anécdota curiosa que hayas tenido en tus sesiones privadas o en los talleres?

Sí, en una de las ediciones vino un matrimonio y les gustó tanto que me solicitaron repetir el taller para todo su núcleo familiar. Fue un reto porque al “taller familiar” asistían personas desde la edad preadolescente a personas mayores, por lo que la visión de felicidad es completamente distinta. He de decir que el “taller familiar” fue todo un éxito.

Imagen de Erika Lopez apoyada encima de un futbolín

7. Con la reciente crisis del COVID-19, tus talleres tendrán que verse suspendidos hasta nuevo aviso. ¿Has pensado si alguno de ellos podrás impartirlo vía online?

Sí, de hecho, el pasado 4 de abril realicé el primer taller online. Fue una versión reducida ya que la parte “experiencial” se desvirtúa un poco en este formato.

Me gustó la experiencia y aprendí bastantes cosas que voy a poner en práctica en mi próxima edición online. A pesar de las circunstancias que nos ha impuesto la crisis del COVID-19, al encontrar nuevas opciones, como en mi caso, de realizar el taller reducido online, se presentan multitud de cosas para aprender y nuevos caminos por recorrer.

8. Una pregunta que quizá te hayan hecho mil veces: ¿cómo se alcanza la plena felicidad? ¿Es lograble?

Para mí sí que es lograble ya que desde el momento en que tomamos consciencia que somos cada uno de nosotros los responsables de conseguirla pues no hay excusa.

En este diálogo surge el concepto “propias circustancias”, las circunstancias de cada uno son como las cartas que nos han tocado en una partida. Cuando las tenemos en la mano, pensamos y jugamos con ellas para ganar, pero en ningún caso abandomamos el juego al azar de las siguientes cartas que vaya sacando del montón. Por tanto, para mí la felicidad se alcanza siendo consciente en todo momento de las cartas que tengo y jugando con ellas para conseguir el objetivo, que en mi caso es ser feliz.

La plena felicidad para mí, es la de sentirme libre, la de sentir que mi vida es un camino constante de creatividad y crecimiento. Con cada paso disfruto y saboreo la vida en todo su espectro.

9. En GoDaddy sabemos que emprender no es un camino precisamente de rosas. Desde tu experiencia y conocimiento, ¿qué consejos puedes dar a aquellas personas que todavía no tengan claro si dar el paso adelante o no?

Pues que empiecen a caminar, el primer paso es el más difícil pero una vez dado, luego toca mover la pierna que se queda atrás y así uno tras otro empiezas el camino. Cuando te das cuenta ya no estás en el punto de partida.

Ddesde el punto de vista económico-financiero, en mi caso, he apostado por empezar con una inversión pequeña, he planteado mi proyecto en varias fases en función de los ingresos que vaya consiguiendo. Es necesario tener un plan de negocio bien estudiado para disfrutar con el proyecto.

Imagen de dos documentos redactados por Erika Lopez, de Kundem

10. La página web de Kundem fue creada en el taller que GoDaddy celebró junto a AJE en octubre de 2019. ¿Qué fue lo que más te gustó de nuestro Creador de páginas web + Marketing? ¿Qué te pareció el evento, con tantos emprendedores compartiendo ideas y aprendiendo a crear su propia web?

Lo que más me gustó fue la facilidad y rapidez con la que te creas la página web. Con la web puedes realizar multitud de actividades de marketing asequibles que, sin ellas, las campañas de marketing serían muchos más costosas con el impacto económico que eso tiene sobre todo en la fase de lanzamiento del proyecto.

También quiero destacar el acompañamiento que se presta después, GoDaddy empezó conmigo en ese AJE pero me sigue acompañando a medida que mis requerimientos cambian pues mi proyecto va creciendo también.

El refranero español es muy rico y hay un refrán que dice “mal de muchos, consuelo de tontos” pues es así como me sentí. Compartir ilusión, dudas con otros emprendedores hasta incluso ver como alguno de ellos ya van en fases más avanzadas me animó e ilusionó y me dio un empujón para ese primer paso.

11. Para finalizar, dinos un lugar donde relajarse por completo y un libro con el que viajarías siempre.

Cada uno tiene su lugar, en mi caso, mi lugar para relajarme es el mar. Yo soy de Almería y cuando estoy en el mar desconecto, me reseteo, estoy más en contacto conmigo misma por lo que no solo me sirve para relajarme sino para cargar las pilas.

En cuanto a un libro, dado que Kundem es mi hobby cualquier libro que trate de neurociencia, crecimiento personal o que me haga reflexionar, por ejemplo, “Cuentos para pensar” de Jorge Bucay o “El plan infinito” de Mónica Esgueva.