Diferencia entre HTTP y HTTPS: Seguridad y rendimiento en la web

Productos mencionados
Conoce las diferencias clave y aprende a proteger tu sitio

La seguridad y el rendimiento en internet son de vital importancia, lo que hace que comprender la diferencia entre HTTP y HTTPS sea algo esencial para cualquier usuario de internet. HTTP es conocido por haberse convertido en el estándar para la transferencia de datos en la web, aunque de unos años a esta parte HTTPS ha emergido como una versión más segura y eficiente. Por eso vamos a contarte todo lo que necesitas saber sobre estos dos protocolos, como en qué consisten o por qué merece la pena recurrir a uno o a otro para una página web.

Diferencia entre HTTP y HTTPS: Seguridad

¿Qué es HTTP?

¿En qué consiste el protocolo HTTP? HTTP, acrónimo de Hypertext Transfer Protocol, es un protocolo de capa de aplicación utilizado para la transferencia de información en la web. Funciona como un sistema de solicitud-respuesta entre un cliente y un servidor para que, cuando un usuario accede a una página web, su navegador envíe una solicitud HTTP al servidor, que a su vez responde con el contenido solicitado.

Este protocolo es fundamental para la comunicación en la web, pero tiene una limitación significativa: no cifra los datos transferidos. Esto significa que cualquier información enviada o recibida a través de HTTP es susceptible de ser interceptada y leída por terceros, como hackers o gobiernos autoritarios,lo que plantea riesgos de seguridad, especialmente cuando se trabaja con datos sensibles, como puede ocurrir si se trabaja a distancia o se accede a plataformas bancarias en línea.

¿Qué es HTTPS?

HTTPS, que significa Hypertext Transfer Protocol Secure, es la versión segura de HTTP. ¿En qué consiste el protocolo HTTPS? Incorpora una capa adicional de seguridad mediante el uso de certificados SSL (Secure Socket Layer) o TLS (Transport Layer Security) para cifrar las comunicaciones entre el navegador del usuario y el servidor web.

Esto asegura que cualquier dato transferido, como información personal o detalles de tarjetas de crédito, permanezca privado y protegido contra posibles incursiones externas con malas intenciones.

Además de mejorar la seguridad de una web, HTTPS también autentifica las páginas, asegurando a los usuarios que están conectados a la web correcta y no a una réplica fraudulenta. Con la creciente preocupación en la seguridad en línea, HTTPS se está convirtiendo rápidamente en el estándar para todas las páginas web independientemente de su finalidad o su temática.

Diferencias clave entre HTTP y HTTPS

Ahora que tenemos claro qué significa HTTP y qué significa HTTPS, es necesario comprender las diferencias entre ambos protocolos.  Hacerlo es determinante para proporcionar la seguridad y eficiencia en línea que busca todo usuario de internet al acceder a cualquier tipo de página.

Estas diferencias no solo afectan a la protección de datos, sino también a aspectos como la autoridad y el rendimiento de la página web en la que se implementa HTTP o HTTPS.

  • Cifrado de datos: HTTPS cifra los datos transferidos, protegiéndolos de interceptaciones, mientras que HTTP no lo hace.
  • Seguridad: HTTPS utiliza certificados SSL/TLS para una comunicación segura, a diferencia de HTTP. Descubre más ahora sobre la importancia de tener instalado un certificado SSL en una página web.
  • Autentificación: HTTPS verifica la identidad de la web, asegurando que los usuarios no caigan en páginas fraudulentas cuyo único objetivo es hacerse con sus datos privados.
  • SEO y credibilidad: Si tienen que elegir entre protocolo HTTP y HTTPS, los motores de búsqueda anteponen el segundo de ellos con el fin de aumentar la confianza de los usuarios.
  • Rendimiento: HTTPS, especialmente con HTTP/2, ofrece una carga de página más rápida y eficiente.
  • Gestión del tráfico de referencia: HTTPS preserva mejor los datos de referencia, algo indispensable para el análisis de tráfico web de la página.

Importancia de HTTPS en la seguridad de páginas web

El protocolo HTTPS es fundamental para la seguridad de las páginas web. Al cifrar los datos transferidos entre el navegador y el servidor, HTTPS protege la información sensible de los usuarios, como contraseñas y detalles de tarjetas de crédito, contra posibles ciberataques e interceptaciones de terceros.

Esta capa de seguridad adicional es imprescindible no solo para webs de comercio electrónico y bancos en línea, sino para cualquier página que maneje datos personales, como por ejemplo a través de la inclusión de formularios de Google que pretendan generar una buena base de leads. Además, en esta batalla de HTTP vs HTTPS, hay que decir que el segundo mejora la confianza de los usuarios en la página web, lo que es esencial para mantener la reputación y la credibilidad en el entorno digital.

¿Es HTTPS realmente más seguro que HTTP?

HTTPS es notablemente más seguro que HTTP debido a su uso de cifrado SSL/TLS. Mientras que HTTP transmite datos en texto plano, lo que los hace vulnerables a la interceptación y manipulación, HTTPS cifra esta información, asegurando que solo el destinatario previsto pueda descifrarla.

Esta característica es especialmente importante para proteger datos sensibles durante transacciones en línea. Además, como ya hemos comentado, HTTPS autentifica la identidad de la página web, lo que ayuda a prevenir ataques de phishing y otros tipos de fraudes en línea.

Por lo tanto, HTTPS no solo protege los datos durante su transmisión, sino que también refuerza la seguridad general de cualquier tipo de página web.

Cómo cambiar de HTTP a HTTPS

Cambiar de HTTP a HTTPS implica seguir varios pasos.

  1. Primero, es necesario adquirir un certificado SSL/TLS de una autoridad certificadora de confianza.
  2. Luego, se debe instalar y configurar este certificado en el servidor web. Este proceso puede variar dependiendo del proveedor de hosting y del tipo de servidor.
  3. Una vez instalado el certificado, es importante configurar todas las páginas web para que utilicen HTTPS, lo que a menudo implica actualizar links y redirecciones para asegurar que todo el tráfico se dirija a la versión segura.
  4. Por último, es importante actualizar el mapa de la web y las configuraciones de SEO para reflejar el cambio a HTTPS.

¿Cómo verificar si una página web utiliza HTTP o HTTPS?

Verificar si una página web utiliza HTTP o HTTPS es sencillo, ya que simplemente debemos observar la barra de direcciones del navegador.

  • Las webs que utilizan HTTPS mostrarán un candado cerrado junto a la URL y comenzarán con «https://».
  • Sin embargo, las páginas que aún utilizan HTTP no tendrán este candado y su URL comenzará con «http://».

Además, muchos navegadores modernos muestran advertencias de seguridad en webs HTTP, especialmente si se solicita información sensible en ellas. Esta visualización clara ayuda a los usuarios a identificar rápidamente si están navegando en una página segura o no.

¿Cuál es el coste de implementar HTTPS en una web?

El coste de implementar HTTPS en una página web varía en función de factores como el tipo de certificado SSL/TLS elegido y el proveedor.

Algunos certificados básicos pueden ser gratuitos, aunque lo más recomendable es recurrir a un certificado SSL de pago que garantice la mejor protección para tu web. En GoDaddy, por ejemplo, ofrecemos distintas opciones de certificado SSL para que elijas la mejor opción en cada caso, pero siempre al mejor precio. Además, algunos proveedores de hosting ofrecen certificados SSL como parte de sus paquetes de servicios, lo que puede reducir o eliminar el coste adicional.

Es importante tener en cuenta que, aunque exista un coste inicial para implementar HTTPS, los beneficios en términos de seguridad, confianza del usuario y mejor rendimiento en los motores de búsqueda suelen compensar esta inversión.

Impacto de HTTP y HTTPS en el SEO

El impacto de HTTP y HTTPS en el SEO es más que evidente, ya que Google ha confirmado en distintas ocasiones que HTTPS actúa como un factor de clasificación en sus algoritmos de búsqueda. Esto significa que las webs que utilizan HTTPS pueden tener una ventaja en los resultados de búsqueda sobre aquellas que todavía operan bajo HTTP.

El uso de HTTPS se asocia con una mayor seguridad y confiabilidad, lo que mejora la percepción del usuario y la credibilidad de la web. Además, HTTPS favorece una mejor experiencia de usuario al garantizar una navegación segura, lo que puede reducir las tasas de rebote y aumentar el tiempo de permanencia en cualquier web.

Todo esto resulta esencial para el SEO, ya que Google prioriza webs que ofrecen una experiencia de usuario segura y de calidad. Por lo tanto, la migración a HTTPS es una estrategia más que recomendable para mejorar el posicionamiento en los motores de búsqueda, ¡no te lo pienses más!

 

Imagen de Unsplash

María Acibeiro
Aterrizada en el mundo del hosting web hace más de tres años, licenciada en Ciencias Económicas y apasionada del mundo del marketing digital, María Acibeiro forma parte del equipo de GoDaddy España. Le encanta escribir sobre redes sociales, WordPress, email marketing… o cualquier otra cosa en lo que pueda ser creativa.