Elige el mejor TLD para tu negocio

Haz que tu nombre en Internet sea reconocido claramente

Durante las últimas semanas, en este blog hemos visto diferentes estrategias para que tu negocio funcione mejor de lo esperado, desde ver cómo hacer networking para conseguir nuevos clientes y contactos, pasando por algunos consejos para hacer crecer tu negocio online o algo más relacionado con la gestión de redes sociales como, por ejemplo, cómo usar Facebook para tu empresa.

En otro artículo, vimos cómo crear una marca para la empresa que tengas en mente empezar desde cero. Si estás en esta tesitura, hoy vamos a hablar de una estrategia importante a la hora de iniciar una nueva aventura online, que es elegir el mejor TLD disponible para tu negocio. A partir de este momento, desgranaremos toda la información sobre las extensiones existentes y cómo seleccionar el dominio perfecto.

¿Qué es un TLD?

Antes de seguir, tenemos que pararnos un segundo y ver qué es TLD. Este acrónimo significa Top Level Domain (dominio de nivel superior) y es la parte que se sitúa al final del nombre de dominio que escribimos en la barra de direcciones de cualquier navegador web.

Pero, ¿qué es un dominio? Por resumirlo brevemente, el nombre de dominio se corresponde con una equivalencia de 4 grupos de números resultantes en una URL y que sirve para establecer la ubicación de distintos recursos en Internet como, por ejemplo, las páginas web o el correo electrónico.

¿Qué tipos de TLD existen?

En los años 80, cuando Internet empezó a gestarse y se registraron los primeros dominios, se distinguían dos categorías de TLD:

  • gTLD o dominios de nivel superior genéricos, que inicialmente eran siete: .com, .net, .info, .gov, .mil, .edu e .int.
  • ccTLD o country code top level domain, es decir, los dominios territoriales, ajustados en función de la abreviatura de cada país marcada por la norma ISO-3166. A modo de ejemplo, a este grupo pertenecen los dominios como .es (España), .fr (Francia) o .tv (Tuvalu).

A finales de los años 90, se crea la ICANN (Internet Corporation for Assigned Names and Numbers), la máxima autoridad mundial en material de dominios. Este hecho, unido a la expansión de Internet en los años 2000, hace que hoy en día podamos agregar a la lista los siguientes grupos de extensiones:

  • No patrocinados: de su administración se encarga directamente la ICANN, la organización que regula y aprueba el lanzamiento de los nombres de dominios en todo el mundo. Un ejemplo puede ser .com.
  • Patrocinados: son administrados a la vez por la ICANN y la entidad privada que establece algunas políticas restrictivas para este tipo de dominios. Por ejemplo, el TLD .cat es registrable si la web tiene contenido relacionado con la cultura de Cataluña.
  • Internacionalizados (IDN): Son nombres de dominio escritos en idiomas o sistemas de escritura con signos como acentos gráficos o que no utilizan caracteres estándar (A-Z, 0-9). Son extensiones que permiten acceder a Internet a aquellas personas que usan por ejemplo el alfabeto chino o árabe, entre otros.

Nuevos dominios genéricos

Por si no fuese suficiente, la ICANN inició en 2008 la liberalización de más dominios genéricos, debido a que estaba recibiendo numerosas peticiones de distintos usuarios que querían tener su TLD personalizado. En 2012 se aprueba la creación de casi 1.500 nuevas extensiones, pero no fue hasta 2014 cuando pudimos ver realmente el lanzamiento de los nuevos gTLD (.bike, .guru, .tienda, .viajes, .futbol, etc.).

A nivel de España, se aprobó el lanzamiento de los dominios .gal y .eus para las comunidades de Galicia y Euskadi, que de forma similar a .cat exigen que la web a crear tenga vinculación territorial, ya sea a través del contenido escrito en gallego o euskera, o que dicho contenido esté relacionado con estas culturas.

Estas nuevas extensiones han tomado el nombre de geodominios, debido a que se han creado con vinculación a determinadas zonas geográficas o regiones, como por ejemplo. london, .paris o .barcelona.

¿Cuáles son los mejores TLD para tu negocio?

Una vez vistos los tipos de extensiones que hay en el mercado, pasemos a hablar de qué TLD encaja mejor para tu negocio. En este artículo puedes ver qué dominio encaja mejor si eres diseñador, desarrollador u otro profesional en Internet, pero en resumen podríamos destacar los siguientes:

  • .biz, para hablar de negocios.
  • .com, para empresas, el más conocido y usado en el mundo.
  • .info, para hablar de información general.
  • .net, el más versátil de todos.
  • .org, para organizaciones sin ánimo de lucro.
  • .pro, para webs de profesionales.

Si te interesa alguna de las nuevas extensiones, debes tener en cuenta el tipo de negocio o sector en el que trabajes. Si eres un diseñador web, te puede interesar el TLD .design. Si tu negocio tiene que ver más con el desarrollo de páginas web, tienes abiertas para su registro la extensión .agency o .solutions. Y si para tu negocio necesitas otra extensión, puedes buscarla en el siguiente formulario:

Contar con el mejor nombre de dominio posible hace que los usuarios se las ingenien para diferenciarse de sus competidores en un mercado cada vez más saturado. Prueba de ello es comprobar el top 10 de nuevas extensiones registradas en España hasta 2017, donde el TLD .online lidera por delante de otras extensiones muy interesantes como .xyz o .club, todas ellas a tu disposición en GoDaddy.

¿Es recomendable registrar todas las extensiones disponibles?

Imagen de un hombre viendo la pantalla de un portátil

Cuando buscas el nombre de dominio ideal para tu empresa, casi con toda seguridad habrás visto que existe más de una extensión disponible para su registro. Si es así, lo más probable es que te haya asaltado la duda sobre si deberías registrar todas las combinaciones que aparecen, o bien solo comprar aquellas que realmente merezcan tu atención. La respuesta a esta cuestión depende primeramente de tu presupuesto, de los costes que puedes asumir para tu web, pero por lo general es una sabia decisión registrarse más de una extensión.

La idea principal a tener en cuenta es que, registrar varias extensiones. ayuda a proteger tu reputación online. En un mundo ideal, no deberías estar preocupado porque alguien se te adelante y registre tu nombre con una finalidad contraria a la tuya.

Sin embargo, en la vida real, la tecnología avanza para todos y es posible que, si tienes una marca relevante para la mayoría de los usuarios, haya opciones de que puedas sufrir casos de phishing o similares.

Para evitar males mayores, empieza por minimizar riesgos registrando al menos las extensiones .net y .com, las más genéricas y luego registra el resto redirigiéndolas hacia el nombre de dominio principal.

¡Ah! Y por supuesto, si eres cliente de GoDaddy, recuerda que puedes renovar tus dominios automáticamente, con todas las ventajas que este sistema aporta en materia de comodidad y tranquilidad, ya que salvo que nos comuniques lo contrario, tus dominios seguirán activos para siempre.

Conclusión

Todo negocio online que esté activo en la actualidad depende en enorme medida de cómo se llama, es decir, qué nombre tiene en la red y en la vida real. Por tanto, ten claras tus ideas, no cometas los clásicos errores al elegir tu nombre de dominio porque luego será demasiado tarde.

Imagen de Visual Hunt

Andrés Rodríguez
Andrés es licenciado en Administración de Empresas y apasionado de las nuevas tecnologías y el marketing. Lleva en el mundo del hosting desde 2014 y en el departamento Product Marketing trabaja desarrollando el programa de GoDaddy Pro. En su tiempo libre le gusta disfrutar de su gran pasión, el deporte, el cual practica siempre que puede.