Enlaces de afiliados bien hechos: Consejos para diseñadores web y desarrolladores

El poder de los números

El marketing de afiliados es una estrategia que muchos bloggers y creadores de contenido emplean como forma de generar ingresos adicionales, o incluso como principal medio de ganar dinero. A menudo estas conversiones dependen de cómo presentes la información de un determinado producto o servicio a través de un artículo en un blog, un video, un podcast u otra vía alternativa.

Como diseñador o desarrollador web, tienes una ventaja adquirida. El motivo es sencillo. Al trabajar de forma directa y cara a cara con tus clientes, la influencia que ejerces será mucho mayor a la hora de sugerir productos o servicios para el proyecto que tienes entre manos.

Los enlaces de afiliados se basan en la confianza

La confianza funciona de dos maneras para los afiliados. No solo deben generar confianza en sus lectores, sino que también deben confiar en los productos y servicios que están promocionando. Para los diseñadores y desarrolladores web, lograr que un cliente pulse en un enlace de afiliado genera aún más confianza en la ecuación porque, aunque supone una pequeña parte de todo el negocio, puede tener un gran impacto en la relación con el cliente y en el éxito a largo plazo del proyecto.

Dirige a tus clientes directamente a un enlace de afiliado dándole consejos o sugerencias desde el punto de vista profesional.

Mientras que la mayoría de la gente espera que una persona haga clic en un enlace de afiliados, puedes mandar a tus clientes directamente a través de una recomendación profesional.

¿Cuándo se deben usar los enlaces de afiliados?

Imagen de una persona escribiendo apoyada en una mesa de madera

Usa enlaces de afiliados mientras trabajas en el proyecto de un cliente:

Planificación inicial y debate

Al principio de todo, poco después de haber añadido un nuevo cliente a tu cartera, es necesario que te reúnas con él y habléis sobre los productos y servicios que recomiendas y reveles tu relación de afiliado.

En algunos casos esta es la parte más difícil porque, desafortunadamente, es posible que ya tengas la idea equivocada de que los afiliados molestan. De hecho, tu cliente puede tener la misma idea. Pero cuando trabajaba como diseñador me di cuenta de que, una vez empezado el proyecto, que quieran trabajar con afiliados muestra su interés y confianza en ti.

El mensaje a comunicar es sencillo, algo como: “En algún momento te enviaré enlaces para comprar un producto o servicio. La mayoría van a ser enlaces de afiliados. Todos los enlaces son de productos que conozco y en los que confío y que he usado con otros clientes. Yo ganaré dinero en cada venta, pero eso no supone ningún coste para ti”.

Artículo relacionado: 10 ideas para hacer un blog rentable en 2019

Hazte afiliado de una empresa de hosting web

Si tu nuevo cliente está buscando un plan de hosting, quizá te interese ofrecerle un alojamiento web o el de algún afiliado.

No hay nada malo en absoluto si tienes acuerdos con dos o tres empresas de hosting para ser su referido, dado que cada una puede aportar distintas soluciones para las necesidades del proyecto de tu cliente.

En cualquier caso, si una vez hablado con tu cliente el proveedor de hosting que mejor encaja, no debería hablar mayor problema en usar el enlace de afiliado que tienes para realizar la compra del hosting web.

Creación de la página web

Al empezar a gestionar el proyecto de un cliente, tienes dos formas de hacerlo bien. Por un lado, si usas WordPress, puedes pensar en echar mano a tus propias licencias para instalar plugins y temas, engordado la factura final que le cobrarás al cliente.

O quizá prefieras que el cliente compre por su cuenta todo el material necesario, dándole más libertad para elegir lo que quiera incluir, además de flexibilizar la relación laboral que tenéis.

Si te decantas por esta última, una vez quede claro cómo se va a realizar el trabajo, recuerda sugerir el uso de los afiliados a la hora de gestionar la compra de los productos.

Artículo relacionado: Cómo crear una página web de la A la Z: Guía paso a paso

Soporte continuado en el tiempo

Si mantienes una buena relación con tus clientes a lo largo de los años, habrá momentos en los que necesiten aumentar el tamaño de su negocio, requiriendo de tus servicios para mejorar el plan de hosting donde alojes sus webs, o simplemente añadiendo nuevas funcionalidades. Estas gestiones te dan la oportunidad de recomendarles determinados productos y hacerles sugerencias. Si llegas a este punto de confianza en la relación, lo más fácil para el cliente sería que te pida un enlace de una web donde comprar el servicio necesario, y de forma indirecta podrías ganar más dinero por el canal de afiliados.

Artículo relacionado: Empieza a usar Pro Sites para el mantenimiento de tu página web

Usa los enlaces de afiliados cuando escribas en tu blog nuevos artículos

Cuando redactas un nuevo artículo para tu blog, los nuevos clientes y los que ya tengas en cartera podrían leer tus novedades. En estos casos, es interesante añadir enlaces de afiliados en las publicaciones que se centren en dar soluciones a posibles problemas de tus clientes.

Obviamente, no escribas una entrada que suponga solamente impulsar las ventas de afiliados.

Debes redactar artículos que ayuden, que sean útiles, con contenido relevante que pueda ser difundido y aumentar el espectro de usuarios.

Una advertencia sobre añadir banners con enlaces de afiliados a tus publicaciones y barras laterales: si tienes un blog, pero que solo sirve para generar nuevos clientes, puedes caer en el error de desviar la atención de tus posibles clientes. Ten claro el propósito de tu web y no hagas que los lectores se arrepientan de haber entrado en el blog.

Artículo relacionado: 5 formas de relanzar tu estrategia para captar clientes

Usa los enlaces de afiliados como un recurso más de tu web

Probablemente quieras añadir una página en tu web para mostrar algunos enlaces con recursos de tu confianza, de otras webs donde la información puede ser útil para tus lectores. Puede pasar que no te traigan mucho de tráfico desde esa página, pero es una buena opción si quieres dirigir la atención de tus lectores hacia esas fuentes de información.

Por ejemplo, si un cliente veterano te pregunta sobre un nuevo plugin para WordPress y lo tienes en la sección de recursos, puedes proporcionarle la respuesta fácilmente y decirle que, si decide comprarlo, tienes un enlace a su disposición. Al ser un cliente con cierta trayectoria, podrás comentárselo sin que le resulte molesto.

Además, tener enlaces para esta sección en el menú principal puede no ser una buena idea. Piensa en lo que deben hacer tus visitantes cuando acceden a la web. Como dijimos antes, puede ser que envíes más de un enlace a tus clientes para que los consulten, pero si quieren tenerlos a mano en otra parte, un buen lugar para mostrarlos es el pie de página, de fácil acceso.

Sé transparente

Explícales a tus clientes cómo funcionan los enlaces de afiliados que les has enviado. Pero también debes alertar sobre qué son estos enlaces a cualquier persona que ya haya entrado en tu web y los haya visto. No necesitas ponerlo por cada uno, pero puedes por ejemplo poner una nota en tu política de privacidad o en alguna parte visible a lo largo de toda la página web.

La necesidad de transparencia es clave cuando hablamos del marketing de afiliación. Cumplir con los requisitos legales y éticos es tan simple como añadir un documento en tu web y un aviso en cada página visible.

La relación a través de los enlaces de afiliados debe ser como el agua cristalina del mar, donde se reflejan las piedras del fondo

A modo de ejemplo, puedes añadir algo como el siguiente texto en el pie de página, junto al texto de copyright:

“Por favor, ten en cuenta que los enlaces mostrados en esta web pueden ser de afiliados. Al pulsar en ellos no pagarás más en tus compras y me ayudarás a mantener esta web.”

En nuestro caso, no está solo en el fondo de página. También hemos añadido el texto al final de cada artículo del blog.

Dale vida a tus ingresos por afiliados

Como diseñador o desarrollador web, tienes la oportunidad perfecta para añadir ingresos extra a través del marketing de afiliados. Una vez tengas instaurado el hábito de compartir los enlaces de afiliados con tus clientes, será totalmente natural para ti y verás cómo tus clientes lo aceptan con comodidad.

De hecho, a medida que vas creando relaciones y aumentando la confianza con tus clientes, es probable que te sorprenda la cantidad de clientes que te contactan porque están comprando un producto o servicio y quieren saber si tienes un enlace de afiliado que puedan usar.

Hasta dónde puedes llegar con el marketing de afiliados depende de ti

Al final, deberás decidir si quieres incluir este tipo de enlaces en tu negocio. Puede no ser de tu interés y es comprensible, pero no dejes que nadie te desanime. Solo tú debes tomar la decisión.

Imagen de Unsplash