“Nos centramos en hacer continuamente campañas de concienciación social”

Productos mencionados
Hola, vecina

La Vecina es una agencia de comunicación con un objetivo muy claro: ayudar a los pequeños negocios y a las marcas locales a tener una estrategia de comunicación a la altura de las grandes marcas.

Nos centramos en hacer continuamente campañas de concienciación social, al final “nada cambia si nada cambias” y si no somos más conscientes de nuestra forma de consumir no servirá para nada ayudar a los pequeños comercios y marcas locales.

Una agencia que, en menos de un año, ya cuenta con un equipo de 7 personas y colaboradores en el territorio nacional, están trabajando para más de 100 marcas y han creado una comunidad en Instagram de más de 7.000 personas.

Entrevista a Sonia, fundadora de La Vecina

Cuéntanos qué es La Vecina y qué le ofrecéis a vuestros clientes.

La Vecina así explicado de forma fácil es una agencia de comunicación y publicidad enfocada en ayudar a los pequeños comercios y marcas locales a comunicar como las grandes marcas pero de forma accesible y cercana.

En La Vecina somos un equipo que viene de trabajar para grandes marcas como Beefeater, Corona, Audi, Skoda, Campofrío, Burger King, Seat… y que quiere hacer llegar esa creatividad también a las marcas y negocios más pequeños.

Lo que le ofrecemos a nuestros clientes (que como los llamamos nosotrxs son vecinos y vecinas) es ayudarles a comunicar su negocio de forma eficaz usando todas las vías de comunicación que hay y adaptándonos a sus necesidades.

Y eso pasa desde una campaña de carteles, hasta el rediseño del Branding, una campaña en redes sociales, hasta ayudarles a crear un plan digital en Instagram,  creación de contenido, incluso el diseño de la carta de una cafetería.

Aparte de hacer todo esto, nos centramos en hacer continuamente campañas de concienciación social, al final “nada cambia si nada cambias” y si no somos más conscientes de nuestra forma de consumir no servirá para nada ayudar a los pequeños comercios y marcas locales.

¿Cómo y cuándo surgió el proyecto?

Todo parte de una crisis personal, de darnos cuenta de que trabajar para grandes marcas ya no nos llenaba, de que nuestra forma de consumo estaba cambiando y de que veíamos que el confinamiento había supuesto una gran crisis para los pequeños comercios y marcas locales.

También del fallecimiento de mi padre, que llevó adelante un pequeño comercio durante más de 45 años en Cádiz nos hizo volver de nuevo a nuestra ciudad.

Eso nos hizo replantearnos muchas cosas, indagamos en nuestro Ikigai, esa búsqueda de nuestra razón de ser y de cómo podíamos aportar y ayudar al mundo con todo lo que habías aprendido.

Y en base a toda esa mezcla, nace La Vecina, que tiene base en Cádiz, pero que trabaja a nivel nacional con muchísimas marcas y pequeños negocios. 

¿Cómo fueron los comienzos y qué barreras te encontraste a la hora de emprender?

Los principios siempre son complicados, pero a la vez suponen grandes retos pero…  ¡somos amantes de los retos!

Al final siempre hemos estado en departamos creativos y de estrategia, pero nunca llevando adelante un negocio y eso siempre es complicado.

Pero ver que lo que haces ayuda, que consigues que una marca local crezca, que venda más o que un pequeño negocio se sumerja en las redes sociales, es genial.

Continuamente nos chocamos con ese miedo a invertir en comunicación digital y creatividad. Al final es complicado que las marcas y negocios valoren la creatividad y vean que realmente la necesitan, pero de ahí a hacer una labor muy educativa e ir enseñando poco a poco las ventajas y posibilidades.

También peleamos cada día por hacer cosas creativas con pequeños presupuestos. Pasábamos de tener 200.000€ para un rodaje de una gran marca, a un negocio que no puede invertir más de 200€. ¡Pero todo es posible! 

¿Ha cambiado mucho La Vecina desde entonces? ¿Cómo es ahora y qué cambios han sido los más relevantes para tu negocio?

La Vecina la comencé yo y luego se sumó mi pareja, que tuvo que dejar su trabajo en Barcelona en una gran agencia para centrarse en la empresa. Comenzamos trabajando desde casa, colaborando con muchas personas freelances y con 100 seguidores en Instagram

Empezamos ayudando a 1 o 2 marcas y hasta que no empezamos a tener más volumen pasaron unos 4 o 5 meses.

Ahora y en menos de un año tenemos una oficina (nuestra casa y la de nuestros vecinos y vecinas), contamos con un equipo de 7 personas y seguimos colaborando con freelances en todo el territorio nacional y actualmente ya hemos trabajando para más de 100 pequeños comercios y marcas. ¡Y ya somos más de 7000 en Instagram!

Paso a paso vamos creciendo, no tenemos prisa, es más, nos gusta hacer las cosas con calma y paciencia.

Háblanos de tus clientes. ¿Quién suele confiar en vuestra agencia?

Nuestros clientes (vecinos y vecinas) van desde una tienda de joyas, una asociación de formación feminista, una marca de suscripción de café local, una farmacia, una marca de moda sostenible, una pareja que lanza su primera cerveza artesanal, hasta una marca de Cbd, un restaurante, una peluquería o una aplicación para comprar en el mercado.

Nos encanta trabajar con marcas y negocios de todo tipo y ¡todos suponen un reto y una aventura!

¿Cuál sería el sello de distinción de La Vecina? Ese que hace que elijan vuestra agencia frente a otras de la competencia…

 Al final La Vecina es como esa persona a la que acudes cuando tienes un problema, si hay algo que nos caracteriza es nuestro trato cercano con nuestros clientes.

Siempre creamos un grupo de Whatsapp en el que continuamente nos consultan dudas, nos cuentan sus problemas y siempre les estamos ayudando y aconsejando.

Al final, las marcas pequeñas y negocios han escuchado hablar de marketing pero la mayoría no saben bien lo que es. Necesitan que le expliquen las cosas de forma fácil, sin que les timen (muchos vienen de haber invertido dinero y que no les haya funcionado)

Conocemos a casi todos los negocios que nos rodean, hablamos con ellos, escuchamos continuamente y vamos aprendiendo de ellos. Al final eso es lo bonito: empaparse de los miedos, inquietudes y necesidades. Por eso realmente la gente confía en nuestro equipo, saben que bajamos a la calle y que no solo estamos inmersos en nuestro ordenador y en las redes sociales. 

Si se puede contar, ¿qué proyectos te gustaría llevar en un futuro con La Vecina?

Estamos trabajando para crear una asociación de creatividad que ayude a acercar la creatividad y la comunicación a los negocios y marcas. Nuestro objetivo es que aprendan a ser autosuficientes, a que no tengan siempre que depender de una agencia para poder hacer cosas. Para eso estamos preparando talleres, charlas, exposiciones…

A la vez estamos dándole vueltas para crear la marca La Vecina y hacer colaboraciones con marcas locales y negocios creando productos que ayuden a concienciar y a la vez sean producidos por estas marcas, dándoles mayor visibilidad.

¡Siempre estamos evolucionando y nunca nos paramos! Esto no ha hecho nada más que empezar y aún hay muchas cosas que cambiar y lograr.

¿Por qué elegiste GoDaddy para estar en Internet?

Para nosotrxs, GoDaddy es como el referente web, es una plataforma fiable, cercana y que si tienes dudas o problemas solucionan todo de forma fácil.

¡El partner perfecto para La Vecina!

¿Qué ventajas dirías que tiene el mundo online frente a lo presencial?

Creo que el mundo online es realmente un escaparate más y muy importante, además.  Para los pequeños negocios que tienen tienda física es tener más presencia, llegar a más gente y sobre todo adaptarse a los nuevos modelos de consumo. El confinamiento ha aumentado la venta online y ya se ha roto esa barrera y ese miedo a comprar online.

Ahora sí, la parte presencial sigue siendo importante para según qué tipo de negocios.

Aunque cada vez seamos más consumidores digitales hay cosas que seguimos queriendo tocar, necesitamos consejos directos y esa experiencia más tangible.

Hay muchas marcas como Pompeii o Hawkers que empezaron online y se han pasado al retail para ampliar la experiencia de usuario.

¡El match perfecto es la experiencia digital y la presencial! Por eso una marca online es importante que cuide su packaging y la experiencia con la marca una vez que un cliente recibe su pedido.

Y un último consejo para quienes se estén planteando emprender…

Primero es ser totalmente sincera, ¡emprender no es fácil! Hay que estar preparadas y preparados para retos, dificultades, caídas y acabar aprendiendo en base a esas caídas.

Lo primero y más importante es tener bien definido el plan de empresa y ese valor diferencial, si no se tienen bien creadas unas bases, luego es todo más complicado.

¡Rodearse de gente buena y los mejores partners también es muy importante!

Y sobre todo hacerlo con ilusión, emprender es un camino complicado pero también apasionante. Saber que estás construyendo algo tuyo, que tú tienes el control y que cada día es una aventura, es increíble.

Y como decimos en La Vecina: ¡Aquí hemos venido a jugar!

Estudió Comunicación Audiovisual, aunque poco después de acabar la carrera se dio cuenta de que lo suyo era el mundo del marketing. Se considera una apasionada de la fotografía, los podcast y todo lo que tiene que ver con el mundo startup. Leticia Calvo forma parte del equipo de GoDaddy España, donde escribe sobre redes sociales, estrategias de marketing, Wordpress ¡y mucho más.