«Es vital saber que la pista manda, que el público manda y lo importante es hacerles bailar y disfrutar»

Entrevistamos a Jesús Taltavull

Cuando decimos que hoy en día es imprescindible tener una web, te lo decimos de verdad. Sea cual sea tu profesión o el sector en el que desarrolles tu actividad, tener presencia online es básico para comunicar y dar a conocer todo aquello que te hace único y diferente. Y ya por no hablar de la visibilidad y el reconocimiento que te da una web frente a otros profesionales del sector.

¿El último en subirse al carro? Jesús Taltavull, que seguramente lo conocerás por ser locutor en Los 40 Principales o por su faceta como DJ. Él tiene claro que las redes sociales en su trabajo juegan un papel fundamental, pero también que una página web es la guinda del pastel.

Así que, en GoDaddy nos pusimos manos a la obra y con el Creador de páginas web en menos de una hora lo teníamos todo listo. ¿Quieres ver el resultado?

Él se llevó una página web, pero nosotros también le hemos pedido algo a cambio 😊 . Nos hemos sentado un ratito con él y le hemos hecho algunas preguntas para conocerlo un poco más y saber cómo es su profesión. De hecho, hemos empezado por preguntarle sobre sus inicios en Radio Villalba y hemos acabado hablando de la tortilla de patatas. ¡Juzga por ti mismo!

Entrevista a Jesús Taltavull

1. Antes de nada, preséntate. ¿Quién es Jesús Taltavull?

Dar una definición de mí en tercera persona me recuerda un poco al Gran Hermano más “vintage” (risas), pero allá voy.

Soy un apasionado de mi trabajo y, por suerte, es la pasión de mi vida. Me explico, soy un enamorado de la música, soy un enamorado de la locución y un enamorado de la radio. Poder desarrollar mi trabajo en todas estas facetas con continuidad y asiduidad, y vivir de ello es una suerte. Por ejemplo, sentir la energía de un directo de radio, o vibrar con la magia que se crea cuando vas a pinchar a un bolo, sentir todo lo que se mueve ahí es maravilloso. Las locuciones también me parecen de lo más divertido de mi trabajo. Estás creando “de cero” y cada día es una sorpresa. De repente suena el teléfono y te dicen «oye, te llamamos para que vengas a grabar y le pongas voz a esto». El hecho de que cada día sea diferente del anterior es algo que me encanta de mi curro.

«Me considero muy afortunado de trabajar en lo que me gusta».

2. Tengo entendido que naciste en el mundo de la radio. Cuéntanos un poco sobre tus orígenes en Radio Villalba.

Es maravilloso. Radio Villalba es el inicio de todo, no te voy a decir que es la precuela porque la precuela de mi mundo radiofónico sería cuando iba a ver a mi padre a Radio Nacional, que eso fue toda una suerte. Ser un niño y, de repente, ver mesas como portaaviones, ver a tu padre en la pecera y decir «yo quiero hacer lo que hace mi padre», o ver a los técnicos y decir «también quiero hacer lo que hacen los técnicos»… Entender con los años que podía hacer las dos cosas a la vez, a pesar de ser hombre, fue una revelación.

En Radio Villalba aprendí muchísimo. Disfruté tanto e hice tantas cosas porque tenía libertad total, que fue una auténtica suerte. Fue tan importante esta parte de mi vida que, a día de hoy, mis mejores amigos giran en torno al tiempo que pasé allí. Mi pandilla de amigos se ha fraguado allí.

3. Podemos decir que ya era un trabajo que te apasionaba desde niño…

¡Sí, sí! Todo lo que fuera cacharrear con cables y botones me encantaba. De hecho, me gustaba tanto el tema de apretar teclas, que desde niño, en casa de mis abuelos, siempre corría a darle a los botones del ascensor y mi abuelo me decía «este niño va a ser informático de mayor». Nada más lejos de la realidad, pero también es cierto que me he criado en un barrio y en una casa donde no había ascensores y quizá la novedad de ver un ascensor y un botón me llamaba tanto la atención que era algo revolucionario para mí. Era así de simple ya desde pequeño (risas).

4. ¿Cuál fue tu primer programa como presentador? Seguro que recuerdas esa etapa con mucho cariño.

¡Hombre, claro! Con muchísimo cariño, pero con muchísima vergüenza también (risas). Creo que a todos nos pasa (o igual solo a mi), que cuando echas la vista atrás en el tiempo piensas que es mejor no hacerlo. Pero bueno, también es bonito porque realmente ves la evolución y el progreso.

Mi primer programa era una excusa para hacer lo que me diese la gana y no se parecía nada de cómo empezó siendo a cómo acabó. Se llamaba “Zona Indefinida”. Ahí metía zona dance, zona electrónica, zona latina, y al final me lo cargué todo y metía zona lo que me de la gana, zona lo que me de la gana… Ya el propio nombre era una manera de no atarme y poder hacer lo que quisiera. Al principio también creaba relatos de radio ficción, es decir, que es una parte de la radio creativa que también me apasionaba desde niño. Imagínate que yo de pequeño me tumbaba a escuchar la radio, miraba al techo, y me dejaba llevar… ¡Era maravilloso! Aunque también creo que esto se ha perdido un poco.

Entrevista a Jesús Taltavull

5. ¿Un programa de radio que haya sido especial para ti?

Uff, te diría dos: Fuera de Juego en Radio Villalba, allí entrevistamos a gente muy top y compartí grandes momentos con compañeros y amigos. Y también el primer morning show que presenté, eso fue un regalo y un aprendizaje enorme, junto con mi compi y a día de hoy amiga, Beatriz García Alcázar, a la que no me extrañaría nada que el destino profesional nos volviera a unir.

Bueno, y unos años de cachondeo que vivimos en una radio on line que era un product placement de una conocida marca de ron de coco… (aunque esto os lo cuento otro día 😊).

6. Seguro que los nervios del directo te han traicionado más de una vez… ¿Alguna anécdota que quieras compartir?

Siempre me acuerdo de una que es maravillosa. Fue un verano bonito y al mismo tiempo difícil (estaba con mal de amores). Imagina hacer radio de madrugada en Kiss Fm y pinchar las baladas más intensas, por ejemplo, de Alex Ubago… Todo muy intensito. En una de estas situaciones, me falló la neurona y, en vez de decir, «Adele está inmersa en su nuevo disco», dije «Adele está INMENSA en su nuevo disco». En ese momento me petó el cerebro, no supe continuar, me bloqueé, pero fue una anécdota que recordaré toda mi vida.

7. Pones voz a muchas campañas comerciales. Cuéntanos, ¿cuál es la locución más rara que has hecho?

Por ejemplo, poner voz a los surtidores de una gasolinera. Más de un amigo se asustaba al escucharme descolgando la manguera. Aunque no fue lo más raro que he hecho, de hecho, lo más raro no ha salido.

Hice hace tiempo unas maquetas, que por suerte no han salido a la luz en las que acabé doblando a Bertín Osborne (y a Revilla o Matías Prat, ya no recuerdo). No diré para que marca fue, pero era una bastante gorda (risas).

8. ¿A quién te gustaría poner voz? ¿Y una marca para la que te gustaría trabajar?

Buena pregunta… No lo sé, pero de lo que he hecho, me gusta mucho haber puesto voz a cosas de niños, por ejemplo, marcas como Bandai, vídeos de Disney como el de Ojo al Plato de Ferran Adrià.

La publicidad de juguetes o del universo Disney me gusta mucho, pero por ejemplo, poner voz a Coca-Cola, que es uno de los mayores anunciantes del mundo me molaría mucho. Realmente, es una suerte trabajar para cualquier marca que quiera contar con tu voz.

9. ¿E imitaciones de voz? ¿Cuál es la voz que mejor imitas?

No sé… En realidad, no es una imitación de un personaje, sino de la persona que pone voz a dicho personaje. Es el que pone voz a Apu de Los Simpson que es el mismo que ponía voz a una serie de hace muchísimos años que se llamaba Primos lejanos, Balki. Yo creo que es la primera imitación que hice de pequeño y que me ha acompañado a lo largo de toda mi vida. No me ha servido para mucho, pero yo me lo paso muy bien (risas). Esa y la de Josep Pedrerol, que cada dos por tres sacamos entre risas a relucir en la redacción de 40.

Entrevista a Jesús Taltavull

10. Muchos te conocerán por tu faceta como locutor, otros por la música y otros por ponerle voz a muchos anuncios. ¿Qué faceta profesional va más contigo?

¿A quién quieres más a papá o a mamá? La respuesta, depende del día, pero me gusta todo 😊.

Cada cosa tiene su momento. Es como la música, yo, por ejemplo, escucho de todo. Hay gente que es muy crítica con el reguetón, más allá del tema de las letras o de si tienen un componente machista o no, hay gente que es muy crítica con este tipo de música. En cambio, yo creo que hay momentos para todo. A mí me gusta de repente escuchar una canción de J.Balvin y Bad Bunny en verano y me meto en el rollo. En cambio, en otros momentos en los que me pongo la banda sonora de la película Whiplash, ¡que es jazz! Disfruto todo y lo mismo me pasa con el trabajo. Disfruto y me lo paso súper bien haciendo radio, lo mismo con una locución, cuando te dirigen y ver el resultado, ver como han tocado dos botones y tu voz suene guay y pinchando… Pinchar es un subidón brutal, pero cada cosa tiene su momento y cada cosa pasa cuando tiene que pasar.

11. Pasamos a tu faceta como DJ. ¿Algún estilo de música en particular?

Lo más adecuado es que tú tengas en mente por donde quieres ir con tu sesión, pero siempre con márgenes en los que poder moverte. Obviamente tú sabes qué tipo de música puede funcionar en ese momento, pero debes tener reservas y comodines por si ves que a esa gente no le gusta el tipo de música que estás poniendo.

«Tú sabes en dónde vas a pinchar y tienes que estar en la mente del público que va a ir a bailar. No es lo mismo pinchar para un evento de Máxima FM que para un evento de Los 40, por ejemplo».

Es vital saber que la pista manda, que el público manda y lo importante es hacerles bailar y disfrutar.

12. Si pudieras elegir un lugar donde pinchar, ¿dónde sería?

Te voy a confesar una cosa, a mi me cuesta mucho tomar decisiones. Hasta para pedir qué quiero de cenar o para decidir qué foto o colores meter en la web. Pues en este caso es igual. Pero te diré que no pienso en Ushuaia (Ibiza), pero sí a lo mejor en un atardecer en una playa. No con ganas de buscar un ultra-subidon, sino en una sesión más tranquilita en la que el que quiera bailar que baile, y quien no, que también esté a gusto.

De hecho, la sesión que está en la web, que hice el año pasado y que este año me gustaría hacer una en la misma línea, es un poco el estilo de música con la sesión idílica que estamos dibujando ahora. ¡Mientras haya mar cerca, todo es maravilloso!

13. Y ahora, una ronda rápida de preguntas:

  • Tu canción favorita: No tengo canción favorita, pero si tuviera que salvar una canción de un incendio sería Bohemian Rhapsody. Aunque añadiría que Fix You de Coldplay es una obra maestra que consigue hacer que se me salten las lágrimas (¿He dicho ya que me cuesta tomar decisiones?).
  • Un locutor: Constantino Romero. Más allá del doblaje y la publicidad, fue un gran comunicador.
  • Un DJ que admires: Fatboy Slim.
  • Un lugar en el que desconectar: Mallorca.
  • ¿Centro de ciudad o campo? Campo.
  • Tortilla, ¿con cebolla o sin cebolla? Con cebolla. Lo demás no es tortilla.