GIFs animados: ¿cómo usarlos para conectar con tu audiencia?

Anima tus contenidos

Los gifs son un formato de imagen animado que resulta de aunar varias imágenes consecutivas que dan sensación de movimiento.

Es, por así decirlo, un pequeño vídeo de duración muy corta -apenas unos segundos-, sin sonido y que se repite en bucle.

Desde hace un tiempo, forman parte esencial del contenido que vemos a diario en nuestros dispositivos móviles, tablets u ordenadores.

Y es que su uso se ha generalizado en campos tan diversos como los blogs, las newsletters comerciales e incluso las redes sociales o nuestras conversaciones por Whatsapp.

Pero, además, los gifs tienen multitud de aplicaciones que pueden ayudarte a la hora de enriquecer los contenidos de tu marca o conectar mejor con tu target y tu comunidad.

Te contamos cómo sacarle el máximo partido a este tipo de formato.

¿Qué ventajas tiene usar gifs animados?

El uso de gifs -acrónimo de Graphic Interchange Format– es una tendencia en la actualidad.

Posteriormente, te daremos una serie de ejemplos para enriquecer tus contenidos gracias a su uso. Sin embargo, no debes emplear este formato únicamente por estar a la moda.

Un uso racional y ligado a tu imagen como marca es esencial para asegurarte el éxito de la inclusión de los gifs en tus vías de comunicación.

Entre los beneficios de emplear este formato, debes saber que los gifs:

  • Son capaces de transmitir emociones mejor que una imagen estática.
  • Llaman la atención de los usuarios y destacan una parte concreta del contenido de tu web, blog, newsletter, etcétera.
  • Son útiles a la hora de explicar conceptos más complejos o de captar la atención del usuario cuando el contenido es muy denso.
  • Son, en muchas ocasiones, fragmentos de películas o series reconocidas que pueden ayudarte a conectar más fácilmente con tu audiencia.
  • Pueden ser una herramienta perfecta de branding.
  • Captan la atención del usuario y funcionan mejor que otros formatos para campañas publicitarias.
  • Su peso es menor que el de otros formatos y, además, su reproducción es automática.

¿Todo ventajas, no?

Ya conoces un poco más acerca de los beneficios que pueden aportar los gifs a tu contenido digital. Ahora vamos a profundizar acerca de cómo emplear este formato en las diferentes vías de comunicación de tu empresa.

Gif en webs y tiendas online

Los gif son un formato idóneo para incluir dentro de la información de tu página web o tienda online.

Aportan una sensación de frescura y dinamismo a tu landing. Pero, además, puedes usarlos para generar confianza, aportar información adicional o con fines meramente comerciales.

Entre los diferentes usos que pueden tener este tipo de archivo, destaca su empleo en banners promocionales, fichas de producto o algunos contenidos relevantes de tu web.

Banners promocionales

Las animaciones han demostrado tener una mayor capacidad para llamar la atención del usuario que las imágenes estáticas.

El uso de los gifs en los banners te permitirá redirigir al público a apartados de tu web concretos.

Una buena idea es emplearlos cuando tengas ofertas o promociones concretas -rebajas, gastos de envío gratis- o nuevos lanzamientos.

Fichas de producto

¿Alguna vez, al abrir una ficha de producto, has visto un vídeo para conocer mejor las características de lo que querías comprar? ¿O has descartado alguna compra porque la fotografía del producto no te resultaba profesional?

A la hora de efectuar una compra, es vital que la imagen del producto sea llamativa y que describa a la perfección sus características.

Y un gif es una buena opción para ello. Te damos unas cuantas razones a continuación:

  • Permite mostrar las diferentes perspectivas de un mismo producto -frontal, trasera, lateral- sin que el usuario tenga que cambiar la vista de la imagen.
  • Gracias a la técnica del stopmotion, puedes realizar animaciones del producto para llamar la atención del usuario.
  • Puede ser útil a la hora de explicar el funcionamiento de un determinado programa, servicio o producto.

Además, debes saber que un gif es un archivo mucho más ligero que otros formatos como, por ejemplo, las imágenes y los vídeos.

Por ello, evitarás problemas de carga en tu web -y, además, mejorará la experiencia de usuario-.

Página de equipo

Las empresas necesitan aportar una imagen de profesionalidad y transparencia a través de su página web a los usuarios.

De esta manera, generarán una mayor confianza entre ellos y estarán más proclives a la hora de elegirlos como proveedor o de comprar uno de sus productos.

La página de equipo es una buena manera para dar a conocer a los clientes quién forma parte del equipo. Así, la marca puede mostrar el lado más humano de la empresa.

Algunas marcas tienen un tono divertido y desenfadado Y, en este caso, los gifs ayudan a hacer de esta página un contenido más dinámico.

¿Qué tal un gif para mostrar la afición favorita de cada miembro del equipo? ¿O una animación que le permita entender al usuario de un solo vistazo qué función tiene cada persona dentro de la empresa?

Las posibilidades son muy diversas, así que ¡pon a funcionar tu lado más creativo!

Enriquece el contenido de tu blog

¿Alguna vez has leído algún post que dinamizaba su contenido añadiendo un gif?

Esta puede ser una solución perfecta para enganchar a tu espectador y retenerle hasta el final del artículo de tu blog.

Pero, además, puedes emplear los gifs animados dentro de tus posts del blog con otras finalidades como, por ejemplo:

  • Animar el contenido de una infografía y facilitar su comprensión.
  • Explicar un paso a paso de manera visual -por ejemplo, el funcionamiento de una app o de un producto-.
  • Incluir widgets promocionales que llamen la atención del usuario.

Explota las posibilidades del e-mail marketing con un gif

Tal y como nos adelantaba Clara Ávila en el webinar de la iniciativa Open We stand, las newsletter son una gran herramienta de venta.

Tener una web significa poder generar una base de datos a los que enviarles periódicamente información de tu empresa -si vas a lanzarte a esta estrategia, te animamos a hacerte con una cuenta de correo electrónico profesional-.

Y es que el envío de correos electrónicos a los suscriptores de tu marca te ayuda a ganar notoriedad, dar a conocer tus productos o servicios y, en muchas ocasiones, a cerrar ventas.

En algunos casos, el uso de gifs dentro de la newsletter está empleado únicamente con un objetivo estético.

Sin embargo, este formato puede ayudarte a la hora de:

  • Destacar un contenido -producto, servicio, promoción- dentro de la newsletter.
  • Promocionar varios productos de manera dinámica.
  • Conectar mejor con tu audiencia, incluyendo un gif que sea entendido como un guiño a tus suscriptores.
  • Dar una imagen más fresca y potente. Por ejemplo, añadiendo una animación a tu firma del correo.

Gifs en redes sociales: ¿cómo usarlos?

En redes sociales, el uso de los gifs está tremendamente extendido. En tu día a día, los habrás visto circular por Twitter, Facebook, Instagram e incluso Pinterest entre tus contactos.

Pero, además, las marcas pueden hacer un muy buen uso de estos formatos.

Te damos algunos ejemplos de ello:

  • Permite dar una respuesta más cercana a los seguidores. Eso sí, haciéndolo siempre desde un tono respetuoso y afín a la marca.
  • Dentro de los stories, sirve para redirigir al usuario a un contenido concreto o enfatizarlo.
  • Son una acción de branding, pues se pueden crear gifs propios y animar a tus seguidores a emplearlos para aumentar tu visibilidad.
  • Permite explicar un paso a paso en Pinterest de manera rápida y sencilla.

Pero, además, son el formato elegido en muchas ocasiones por ilustradores, diseñadores y animadores a la hora de mostrar parte de su trabajo en esta red social.

El uso de GIF para publicidad en redes sociales

La publicidad en redes sociales está en auge. No solamente porque los usuarios dedicamos gran parte de nuestro tiempo libre a navegar por estas redes, sino también porque tienen un precio muy competitivo.

Todas las redes sociales más conocidas tienen admiten formatos publicitarios: Facebook, Twitter, Instagram, Pinterest, etcétera.

Si estás pensando en lanzar tu próxima campaña de publicidad en redes sociales, un gif puede ser tu mejor aliado. Y es que éstos captan la atención de los usuarios con mucha más facilidad que las imágenes estáticas.

Es decir, que empleando una animación bien diseñada y que esté en relación con tu imagen de marca, tus resultados mejorarán notablemente.

Ya conoces todos los beneficios de incluir este formato en tus contenidos y en tu estrategia de marketing digital. Pero, ¿cómo puedes crear tu propio gif?

Crea lead magnets atractivos

Un lead magnet es un contenido de valor gratuito que se entrega a los usuarios a cambio de que éste entregue sus datos -generalmente, nombre y dirección correo electrónico-.

De esta manera, la empresa aumenta su base de datos y puede potenciar sus estrategias de e-mail marketing.

Algunos de los lead magnets más habituales son los e-books descargables, las plantillas de documentos, varios checklists, un curso gratuito… Y, como no, la realización de un test para saber tus conocimientos de un área.

Y es aquí donde entra en juego el uso de los gifs. En algunas ocasiones, se incluyen estos archivos para dinamizar dicho test y conseguir que el usuario lo termine y rellene sus datos.

Whatsapp Business: la app para empresas

Whatsapp es la aplicación de mensajería instantánea más empleada. Por ello, algunas empresas han decidido usar esta ventaja para tener una comunicación más cercana con sus clientes.

Por ejemplo, una peluquería podría recordar las citas de los clientes a través de esta app; o un usuario podría pedir cita a su dentista empleando Whatsapp.

El uso de Whatsapp agiliza las comunicaciones, libera las líneas telefónicas y tiene muchas ventajas para las empresas -por ejemplo, permite guardar plantillas de mensajes predefinidos-.

En algunas ocasiones, las marcas emplean los gifs para mostrarse más cercanas con los clientes.

Eso sí: si estás pensando en incluir esta estrategia en tu empresa, tienes que analizar en primer lugar el motivo del mensaje del cliente y, además, el tono de tu empresa.

Consejos para crear un GIF perfecto: herramientas y limitaciones

A la hora de crear tu propio GIF, puedes optar por distintas opciones:

  • Emplear un programa para crear este gif desde tu ordenador como Photoshop, Power Point o Easy Gif Animator.
  • Confeccionar tu gif en línea desde páginas como las de FreeGifMaker, Picasion o Giphy.
  • Usar una app del móvil para hacerlo como, por ejemplo, Picsart o Giphy Cam.

Lo ideal es que el gif que crees sea una acción repetitiva fácilmente reconocible o asociable a una acción con la que los usuarios puedan sentirse identificados.

En caso de que quieras hacer un gif destinado a un espacio publicitario, debes tener en cuenta las siguientes restricciones:

  • Solo admite un máximo de 5 imágenes por segundo.
  • La duración máxima del gif debe ser de 30 segundos -en este caso, debes tener en cuenta que el loop no es infinito-.
  • Debe incluir un CTA claro para tu audiencia.

Conclusiones

Los gifs son un formato perfecto para dinamizar tus contenidos, dirigir al usuario a determinados apartados de la web o mejorar la comprensión de determinados datos.

Desde los creados por las propias marcas hasta los empleados desde otras plataformas como Tumblr o Giphy pueden mejorar los resultados de tus acciones de marketing digital.

Asegúrate de tener una estrategia detrás bien definida a la hora de decantarte por su empleo, y cíñete en todo momento a tu imagen y tus valores como marca. ¡Tus clientes lo percibirán!