Growth Hacking: Qué es y cómo usarlo para tu negocio

Products mentioned
Crecimiento sostenido para tu web

Todo el mundo querría implantar en su página web una estrategia basada en la relación entre realizar el mínimo esfuerzo posible, tanto económico como laboral, y obtener el mayor rendimiento aumentando el tráfico hacia la web y generando más ingresos por venta de productos o servicios.

Sabemos que esta idea puede ser parecida a encontrar el Santo Grial, pero es bastante más factible de alcanzar. De hecho, tiene nombre: Growth Hacking. Es una técnica reciente para hacer marketing que está siendo demandada por muchas startups que quieren crecer rápido sin invertir demasiado.

Si no te suena el concepto, en este artículo vamos a definirlo, además de analizar algunas técnicas para llevarla a cabo y qué tendencias podremos ver en 2020. ¡Vamos allá!

¿Qué es Growth Hacking?

Compuesto por dos palabras anglosajonas: growth (crecimiento) y hacking (habilidad para descubrir puntos débiles y reforzarlos mediante software), el término combinado se aplica como la técnica que permite a las empresas alcanzar sus objetivos en base a su crecimiento en el tiempo.

Al solicitar este servicio, el profesional o empresa al cargo debe tener un conocimiento profundo del sector, de los clientes y de cómo funciona cada negocio a nivel interno. El objetivo final del growth hacker es aumentar la rentabilidad del mismo optimizando los recursos económicos que se le ponen a su disposición.

Para ello, es obvio decir que el growth hacker debe ser analítico en su trabajo. Tiene que controlar al milímetro todas las actividades que está llevando a cabo la empresa que le contrata, para poder calcular su valor y cuántos usuarios reales entran y pasar a ser clientes gracias a dichas actividades.

 

En el análisis, la técnica growth hacking busca conocer qué acciones están funcionando mejor y por qué, de manera que puedan mejorarse y sacarle todo el jugo en forma de más usuarios, más compras o más suscripciones, según lo que le interese al negocio con el que trabaje.

Imagen de dos personas mirando un portátil estrategias de growth hacking

En esa búsqueda de la perfección y ser un profesional de primer nivel, el growth hacker destaca también por ser una persona curiosa y creativa, que intenta aplicar nuevas técnicas que logren mejores resultados. Se basa en el pensamiento lateral para obtener nuevas ideas que rompan lo preestablecido y poder destacar entre la competencia.

¿Qué técnicas se suelen usar en la estrategia de Growth Hacking?

Entre las estrategias más empleadas al hacer Growth Hacking en una empresa, podemos destacar varias que seguro te resultan conocidas:

  • Marketing de contenidos, como base del crecimiento. Lo primero que se suele crear es un blog corporativo, donde se van publicando artículos con información relevante tanto para los motores de búsqueda como para los usuarios. En esta estrategia juega un papel importante el SEO, aunque evidentemente escribir artículos de calidad sigue siendo la primera instrucción a seguir si se quiere que los visitantes tengan el blog como referencia.
  • Email Marketing: suele ser una de las técnicas más usadas porque su coste es muy bajo para el rendimiento que puede ofrecer, al enviar masivamente correos electrónicos con información sobre tu negocio o sobre eventos próximos. Permite segmentar al público objetivo a la carta para conseguir más conversiones.
  • SEM: bien sea potenciando el SEO o el pago por clic (PPC, o anuncios de pago), el growth hacker consigue aumentar la visibilidad de cada negocio atrayendo más tráfico hacia la web, generando más leads y, en consecuencia, logrando más conversiones.
  • Redes sociales: la herramienta fetiche de esta estrategia, ya que no requiere mucha inversión al ser de acceso gratuito. Con las redes sociales el growth hacker debe pensar acciones que generen interacción con los usuarios y viralidad, para propagar el contenido en la mayor cantidad de usuarios posible.

Algunos ejemplos de Growth Hacking

Modelo de suscripción freemium

Es un modelo de negocio que consiste en ofrecer una serie de servicios básicos sin coste para el usuario, pero invitándole a probar servicios avanzados de pago mediante suscripción o compra esporádica. Está muy unido a las startups ya que es una técnica que permite lanzar productos innovadores al mercado con dos vertientes, la versión gratuita que deja a los usuarios probarlo para ver sus bondades y, si están contentos y quieren aprovechar al máximo dicho producto o servicio, pagar por las funcionalidades adicionales.

Algunas empresas que emplean esta técnica son Mailchimp, Spotify o Dropbox.

Invitaciones exclusivas

En ocasiones, cuando una empresa ya tiene cierta reputación, puede permitirse el lujo de lanzar un nuevo producto mediante invitaciones, es decir, mediante usuarios ya registrados en la plataforma que tienen determinadas invitaciones para repartir entre sus amigos para que prueben sus productos o servicios, o bien que sea la propia empresa la que ofrezca el acceso limitado a sus usuarios para que lo puedan comprar antes que el resto de consumidores.

Un ejemplo es el que aplica Electronic Arts, la compañía estadounidense de videojuegos, con su programa EA Access, por el cual mediante suscripción los jugadores pueden acceder antes a la descarga de las últimas novedades en sus consolas u ordenadores a cambio de una tarifa mensual.

Gamificación

Consiste en crear pequeños juegos dentro de los productos ofrecidos que potencien la motivación de los usuarios y acepten participar en las distintas acciones que quiere llevar a cabo una empresa, por ejemplo en un evento o cuando se está rellenando datos en un formulario.

Si tienes perfil en LinkedIn o Facebook seguro que te has fijado alguna vez en una barra de progreso que apareció cuando rellenaste tus datos para activar la cuenta. Al ser aplicaciones que quieren almacenar cuantos más datos mejor, han tenido que recurrir a la gamificación para captarlos.

Otro ejemplo más atractivo para los usuarios es Dropbox, que se aprovecha de esta técnica para tener información sobre ti, tus amigos y qué redes sociales tienes. Si accedes a participar en estas acciones, a cambio se te recompensa con más espacio de almacenamiento asociado a tu cuenta.

Airbnb

Es la última gran ocurrencia en el sector del alojamiento turístico, y no tiene pinta que vaya a ser un negocio en caída a corto plazo. La posibilidad de ofrecer habitaciones o pisos libres como alojamiento turístico a precios asequibles ha sido la gran revolución para millones de viajeros.

Imagen del paisaje de Dubrovnik desde la distancia

Su éxito mediante Growth Hacking se basó en dos vertientes: por un lado, ser capaces de usar antes que nadie la plataforma de anuncios Craiglist para que un usuario tras mostrar su alojamiento primero en Airbnb, automáticamente se publicase también en el directorio, mutiplicando las opciones de que se viese dicho anuncio; y por otro lado la apuesta decidida por ofrecer calidad, fotografiando las propiedades en su base de datos con imágenes profesionales o hechas por los propietarios con unos estándares altos. Esto supuso un incremento de reservas desde la plataforma.

¿Qué tendencias de Growth Hacking podremos ver en 2020?

Con todo, el Growth Hacking es una estrategia que evoluciona con el paso del tiempo, y en 2020 no será una excepción, ya que podremos ver algunas tendencias que según IEBS School marcarán la pauta para alcanzar los objetivos marcados por cada compañía.

  • Humanización como factor clave

A pesar de vivir en un mundo totalmente influenciado por la tecnología, la apuesta será aprovechar estos avances para generar mejores experiencias a los consumidores y personalizar aún más las acciones de marketing y ventas a desarrollar durante el año.

  • Nuevos formatos de anuncio en Google Adwords

Entraron en funcionamiento el año pasado los «Lead form extensions» como nuevo formato de anuncios disponible en Adwords, con los cuales los especialistas publicitarios pueden ya usar extensiones de anuncios que permiten incorporar formularios de captación.

Esta extensión añade a los anuncios un CTA que invita al usuario a entrar a ver qué se esconde detrás del mismo. Si el visitante accede al enlace, un formulario recogerá toda la información relacionada con esa visita.

  • Mejor selección de las fuentes de información

Hoy en día estamos tan saturados de información por coexistir al mismo tiempo cientos de medios de comunicación que en 2020 la idea que debe rondar la cabeza de los especialistas es la de ir hacia todo lo contrario, seleccionar la información que se quiere recibir en base a identificar las mejores fuentes y descartar el resto.

Conclusión

De forma similar a cómo se ejecutan las acciones englobadas dentro del marketing de guerrilla, el growth hacking se ha abierto paso por la rentabilidad que puede ofrecer a pymes y startups que están empezando en el mundo online en base a la poca inversión que necesitan las técnicas aplicadas.

Creemos que es una buena de darle un empujón a tu negocio, así que no lo dudes, échale un ojo a esta técnica y busca a los mejores profesionales del sector que puedan asesorarte a llevarla a cabo.