Guía completa para vender tus fotografías online a buen precio

La foto perfecta

¿Alguna vez has pensado en montar un side project? Es probable que ya conozcas las oportunidades de ganar dinero a través del diseño web, la redacción de textos enfocados a SEO o la publicidad en tu blog.

Sin embargo, he aquí una idea para generar ingresos pasivos que, quizá, no se te había pasado antes por la cabeza: vender fotos online.

Siempre que siga habiendo amantes de la fotografía, ¡podrás venderlas a través de Internet!

Si tienes curiosidad por ganar dinero vendiendo fotos online, no te pierdas esta guía completa que te guiará en este nuevo proyecto paralelo. ¡Allá vamos!

¿Dónde vender fotos online?

En primer lugar, debes elegir cómo quieres vender tus fotos online. En este caso, puedes optar por:

  • Vender tus imágenes en plataformas de terceros, dedicadas generalmente a la venta de imágenes de stock.
  • Vender tus fotografías en tu propia página web.

Vamos a ver qué ventajas y desventajas tienen cada uno de estos modelos y cómo iniciarte en la venta de imágenes paso a paso.

Vender fotografías online en plataformas de terceros

Una de las formas más fáciles de vender fotos por Internet es a través de una plataforma de terceros. En este caso, hay dos opciones muy comunes entre los fotógrafos:

  • En primer lugar, en bancos de imágenes de stock -o archivo- que venden fotografías libres de derechos de autor a un precio superior. Los fotógrafos suelen ganar una cantidad decente por cada foto vendida, pero es cierto que venden un volumen menor que a través de otras opciones.
  • En segundo lugar, están las plataformas de microstock. A diferencia de las primeras, permite a los fotógrafos vender imágenes libres de derechos a precios bajos, mucho más atractivos para los mercados masivos.

Los fotógrafos que venden sus fotografías en plataformas de microstock suelen vender más imágenes, pero obtienen menos beneficios por cada venta.

Independientemente del modelo que elijas, existen muchos beneficios derivados de vender tus fotografías a través de plataformas de terceros.

Vamos a ver cada una de estas ventajas.

Cómo vender fotos online

Las plataformas se encargan de la estrategia de marketing

Si quieres vender tus fotos sin preocuparte por encontrar a los compradores, una plataforma de terceros es la opción perfecta.

Estas empresas tienen un presupuesto de marketing mucho mayor del que tú puedas tener.

Y, por ello, pueden ayudarte a aumentar la visibilidad de tu trabajo.

Facilitan las transacciones

Otro beneficio de utilizar una web de terceros para vender tus fotos online es que facilitan la transacción financiera.

Es decir, que no tienes que preocuparte por cobrar el importe o implantar una pasarela de pago correctamente.

Simplemente obtendrás un beneficio económico por cada venta que se realice de tus imágenes, y este se reflejará automáticamente en tu cuenta bancaria.

Estas plataformas quieren complacer al fotógrafo

Los mercados fotográficos sobreviven gracias a fotógrafos y fotógrafas como tú.

Cuantos más fotógrafos se registren, más stock de fotografías tendrán estos para ofrecer a sus clientes.

Y, por ello, fomentan y ofrecen tanto incentivos como flexibilidad a los profesionales que eligen su plataforma para vender sus imágenes.

Son plataformas fáciles y accesibles

De manera general, usar una aplicación de terceros para vender tus fotos es la forma más fácil de empezar.

Solo tienes que registrarte, configurar tu perfil y cargar tus fotografías.

Además, hay muchos mercados para elegir, y muchos de ellos no requieren cláusulas de exclusividad en sus contratos.

Esta flexibilidad te brinda la opción de vender sus fotos en múltiples plataformas. Y, por lo tanto, así tendrás más oportunidades de obtener una venta.

Mejores plataformas para vender fotos online

Si estás pensando en vender fotos online a través de un proveedor externo, vamos a conocer cuáles son las mejores webs para hacerlo.

Shutterstock

Shutterstock es una de las plataformas más populares para vender fotos online. De hecho, es una muy buena opción para los fotógrafos que se estén iniciando en este mundo.

Shutterstock

De manera general, el margen de beneficio típico en cada venta que realices es aproximadamente del 30%.

iStock

Con más de una década de experiencia a sus espaldas, iStock de Getty Images es una de las mejores webs para vender fotografías a través de internet.

Los márgenes de beneficio suelen oscilar entre el 20 y el 40%.

iStock

Adobe Stock

Adobe Stock -anteriormente conocido como Fotolia- es una plataforma que ofrece opciones tremendamente flexibles a los fotógrafos.

Cuanto más activos estén los profesionales en la web, mayor será su margen del beneficio -generalmente, oscila entre el 20 y el 60%-.

Adobe Stock

Smugmug

Además de su opción freemium, SmugMug tiene planes de pago para fotógrafos profesionales. Esta plataforma, de aspecto totalmente profesional, puede proporcionar un margen de beneficio de hasta el 85%.

SmugMug

Alamy

Alamy tiene un gran stock de imágenes, y es una plataforma sencilla para quienes quieran vender sus fotografías online. Pagan una tasa de royalty del 60% a los fotógrafos por cada venta realizada.

Alamy

Dreamstime

Dreamstime ofrece una estructura de pago variable. Es decir, que cuantas más veces se compre una imagen, mayor será su precio en la plataforma.

Los fotógrafos reciben entre el 50 y el 60% de las ventas.

Dreamstime

Además, hay otras muchas plataformas como Freepik, Unsplash, Pexels… ¡La variedad es tremendamente amplia!

Vende fotografías online desde tu propia página web

Una de las formas más lucrativas de vender fotos online es a través de tu propia web -o portfolio personal en Internet-. Vamos a clarificar cuáles son los beneficios de vender a través de tu propia web.

Control completo de la plataforma

En primer lugar, vender tus fotografías desde tu propia web te permite controlar tanto los mensajes que transmites como la experiencia de usuario.

Y es que, cuando empleas la plataforma de un tercero, debes aceptar las restricciones y limitaciones que establecen para colaborar con ellos.

Obtienes el 100% de las ganancias

En segundo lugar, si creas tu propia web y vendes fotos a través de ella, no tendrás que pagar comisiones a terceros.

Por el contrario, todos los beneficios económicos recaerán sobre tu persona.

Puede abrirte nuevas vías de ingresos

Por último, vender a través de tu propia web proporciona más flexibilidad y puede abrirte nuevas puertas en tu carrera profesional.

Y es que, además de emplear tu página para vender fotos, puedes crear nuevas fuentes de ingresos a través de ella.

Por ejemplo emplearla como portfolio o currículum online, servirte de la misma para promocionar tus servicios de fotografía o generar ingresos publicitarios a través de AdSense o contenidos patrocinados.

Quizá te interese: “¿Cómo ganar dinero con un blog? 10 maneras de monetizar tus contenidos”

¿Cómo crear una web para vender fotografías online?

Si tienes los medios para ello, vender fotos a través de tu propia web puede ser la mejor opción.

A continuación, vamos a darte una serie de consejos que te ayudarán a crear una página web para vender fotografías online.

  1. Registra tu dominio

Elegir tu dominio es el primer paso para crear tu tienda online de fotografía. Este debe ser corto, simple y fácil de escribir y recordar.

Si quieres crear esta web como tu portfolio personal, valora si te interesa incluir tu nombre dentro del dominio.

Si, por el contrario, te gustaría crear un negocio de fotografía en lugar de un portfolio online, deberás pensar en un nombre alrededor del cual puedas crear una marca.

Es cierto que la extensión de dominio .com sigue siendo la más conocida. Sin embargo, también puedes elegir entre .photos o .photography para tu web.

  1. Crea una página web perfecta

Una vez hayas elegido el dominio, el siguiente paso será pensar en el diseño de tu web.

Crear una página profesional, limpia y sencilla es fundamental conseguir que los usuarios compren las fotografías a través de esta plataforma.

Crea una web rápida

Lo hemos mencionado anteriormente: Shutterstock es uno de los mejores sitios web para vender tus fotos.

De esta plataforma puedes aprender una lección de cara a la creación de tu página: la rapidez con la que se carga.

Las tiendas online diseñadas para vender fotos necesitarán -valga la redundancia-, fotos para mostrarlas.

Desafortunadamente, subir un gran número de imágenes a una web puede aumentar las solicitudes del servidor y, por lo tanto, ralentizar la velocidad de carga de la web.

Y una página que se carga de manera lenta es un gran repulsivo para sus visitantes.

Emplea el almacenamiento en caché, comprime el tamaño de tus fotografías y optimiza tus imágenes para que las páginas carguen a una velocidad razonable.

Cómo optimizar las imágenes para tu web

Adaptable a todos los dispositivos

iStock está considerada como una de las mejores plataformas para vender fotos.

De hecho, puedes aprender mucho de su diseño web  -especialmente, en términos de adaptación a todos los dispositivos-.

Se estima que el 91,5% de los usuarios emplean el móvil para navegar por internet.

Por ello, debes diseñar una web que se visualice correctamente desde cualquier dispositivo: desde un ordenador de escritorio a un Smartphone.

Haz una web fácilmente rastreable

Otra de las plataformas de las que hemos hablado anteriormente es Dreamstime. ¿La razón?

Su página web es tremendamente dinámica e interactiva gracias a la barra de búsqueda que encuentras nada más acceder a su web.

Para hacer que tu negocio de venta de fotografías resulte rentable, es aconsejable que cubras distintos temas o categorías.

Tener una barra de búsqueda es una muy buena opción para que los consumidores puedan navegar de manera rápida por tu catálogo de imágenes de manera sencilla.

Añade la funcionalidad de comercio electrónico

Integrar un eCommerce dentro de tu web es necesario para vender tus productos y, a la vez, para proporcionar a los consumidores una plataforma de compra fácil de usar.

Hay miles de opciones, pero te recomiendo elegir entre crear una tienda online con el Creador de Páginas Web de GoDaddy o integrando WooCommerce en WordPress.

Así de fácil es crear tu tienda online con el Creador de Páginas Web de GoDaddy:

 

Al configurar tu tienda online, debes tener en cuenta los siguientes factores:

  • Configurar una pasarela de pago como, por ejemplo, Stripe para poder aceptarlos.
  • Adquirir un certificado SSL para garantizar la seguridad de los datos personales de los clientes.
  • Desarrollar una estrategia de entrega del producto -descarga directa o, por el contrario, envío por correo electrónico o postal-.

Optimiza tus imágenes y cárgalas en tu web

Es importante que cargues tu catálogo de fotos y pongas a punto tu web para aumentar tus ventas.

Para ello, sigue estos consejos a la hora de subir las fotografías a tu web:

  • Incluye una marca de agua en tus imágenes para evitar que otros usuarios infrinjan tus derechos de autor.
  • Agrega descripciones a las fichas de producto, títulos y crea categorías dentro de tu tienda para optimizar el SEO.
  • Comprime las imágenes para minimizar los tiempos de carga de la página.
  1. Desarrolla tu estrategia de marketing digital

Una ves tengas tu catálogo cargado en tu tienda online, puedes empezar a pensar en cómo atraer a posibles compradores. Y esto puede ser determinante para conseguir el éxito de tu negocio online.

La promoción es, a menudo, la diferencia entre el éxito y el fracaso.

Existen varias tácticas para atraer visitantes a su sitio web, algunas de pago y otras gratuitas.

El principal error que cometen muchos profesionales una vez tienen una página web es la falta de una estrategia que retenga al usuario en su página.

Emplean las redes sociales para hacer crecer su comunidad y realizan estrategias de marketing de contenidos, pero una vez el usuario llega a su web no existe un plan de retención concreto.

Para resolver este problema, puedes crear un lead magnet. Es decir, un recurso gratuito que puedes ofrecer a los usuarios a cambio de sus datos de contacto -generalmente, su email-.

Este lead magnet podría ser una imagen gratuita cada mes, la participación en un concurso o una guía de fotografía.

Una vez que tengas la dirección de correo electrónico del usuario, puedes crear una estrategia de email marketing que permita al usuario volver a tu web e incrementar, de esta manera, la posibilidad de que este se convierta en cliente.

 

¿Ya sabes cómo vender tus fotografías online?

 Prepara un catálogo y selecciona la opción que más te convenga a la hora de vender tus fotografías online. ¿Por cuál te decantas?

Da el paso definitivo y empieza a vivir de la fotografía de stock. ¡Es el momento!