Guía rápida para principiantes: cómo crear una marca para tu negocio

Crea tu identidad

Crear una marca poderosa y reconocible es vital para tu negocio.

Y es que, aunque las conversiones y las ventas son importantes, tu estrategia de branding tiene que ser vital. Una primera mala impresión puede ser clave para tu negocio, es como si vas a una reunión muy importante vestido con una camiseta y unos pantalones estilo cargo.

No puede haber excusas en el desarrollo deficiente de una marca. Una mala estrategia tendrá repercusiones claras para tu negocio

 

Definir la personalidad de tu marca, el desarrollo de la imagen corporativa, conceptualizar sus imágenes como, por ejemplo, el logo perfecto, tus mensajes en redes sociales, la personalización de tus cuentas de correo y mucho más deben estar en tu checklist. Son aspectos necesarios si quieres llegar a los mejores clientes potenciales y actuales.

Teniendo esto en mente, veremos cuatro conceptos básicos y las claves que debes seguir para el desarrollo de una marca memorable para tu empresa. Eso sí, antes de empezar, vamos a ver por qué una buena estrategia de branding es tan importante y por qué tu marca será el mayor activo para tu negocio.

Artículo con contenido actualizado en 2021*

Por qué crear la marca de tu negocio es importante

Desarrolla la marca de tu negocio Apple

El anglicismo branding es un término muy utilizado. Básicamente hace referencia al proceso de construir una marca. Es decir, la presentación visual de tu empresa; incluyendo el logo, paleta de colores, la personalidad y el nombre de tu empresa.

Dada la complejidad de este término, hay un montón de razones para asegurarte de que estás a la última en todas las decisiones que tomas. Por ejemplo:

  • Si implementas una buena estrategia de marca, podrás transmitir una imagen de fiabilidad y mayor profesionalidad.
  • Generas una identidad de marca sólida y única que tus clientes serán capaces de reconocer.
  • El desarrollo de la marca implica consistencia en los diferentes canales de promoción: redes sociales, email marketing, prensa escrita o cualquier otro soporte en el que se decida anunciar. Es decir, que implica también a la estrategia de marketing de ese negocio, así como a su comunicación en su conjunto.

En resumen, tu marca va mucho más lejos que los aspectos visuales como el logotipo de tu empresa. Es cómo se percibe tu negocio, qué significa y cómo funciona. Es por ello que esforzarte en el desarrollo de tu marca es tan importante si quieres tener éxito.

Los 4 pasos clave para crear tu marca

Ahora sí, veamos los 4 pasos necesarios para crear tu marca y garantizar que le estás sacando el máximo partido a tus esfuerzos en marketing.

Afortunadamente, la construcción de una marca no es un proceso muy complicado. De todas maneras, aquí te muestro los pasos necesarios para garantizar la construcción una marca memorable:

  1. Define tus objetivos clave.
  2. Conoce a tu público objetivo.
  3. Conceptualiza la personalidad e identidad de tu marca.
  4. Define tu estrategia en redes sociales y otros canales de marketing.

1. Define tus objetivos clave

Definir tus objetivos desde el principio es lo mejor que puedes hacer. Será el punto de partida para cualquier decisión que tengas que tomar. Si una idea no se ajusta a estos objetivos clave, perfecciónala o simplemente descártala.

Para esto, debes plantearte algunas cuestiones tan simples como:

  • ¿Qué quiero conseguir?
  • ¿Cómo veo mi negocio en el largo plazo?

Esto es solo una parte, hay muchas más cuestiones en las que puedes trabajar. De todas maneras, te recomiendo que establezcas los objetivos de tu empresa y los anotes para tenerlos siempre en mente.

2. Conoce a tu público objetivo

Desarrollo de una marca Conoce a tu público objetivo

Al igual que ocurre con los objetivos de tu negocio, también es necesario que conozcas a tu público objetivo cuando quieres desarrollar tu marca. Responde a la pregunta “¿A quién quieres vender?”. La respuesta no debería ser “A todos”.

Es decir, que no debes centrarte en una gran cantidad de personas sino en aquel segmento que esté interesado especialmente en las necesidades que tú cubres como empresa y que comparta contigo una filosofía. Solo así podrás contribuir al desarrollo de un posicionamiento como empresa.

Poner límites a quién quieres que sean tus potenciales clientes parece contradictorio, pero si tienes claro a quién te diriges, atraerás leads con más posibilidades de conversión.

De hecho, Quick Sprout ha desarrollado una guía muy buena para definir a tu target, por lo que te recomiendo que la revises en profundidad. Para empezar, fíjate en tus clientes actuales y los de tu competencia y crea tu buyer persona, es decir, representa cómo sería tu cliente ideal.

En este caso, no basta con determinar si te diriges a un público joven o más adulto, o cuál es su nivel de ingresos. Debes adentrarte en la mente de tus clientes para definir un prototipo concreto. Para ello, te invito a usar una herramienta simple pero muy efectiva: el mapa de empatía.

A continuación, haz una lista con los beneficios de tus productos y servicios y asegúrate que coincidan con esta persona. La idea es que trates de conocer qué necesita el cliente y desarrollar tus comunicaciones en base a ello.

3. Conceptualiza la personalidad e identidad de tu marca

Como habrás oído en más de una ocasión, una marca no es una cosa tangible.

Tras conocer tanto tus objetivos como empresa y definir a tu buyer persona, ha llegado el momento del desarrollo de la marca de tu empresa.

Es hora de utilizar lo que ya sabes de tu negocio y sobre tus clientes para crear una personalidad e identidad específica. Esto es fundamental porque, cuando proyectas a una persona con la que tu público se puede identificar, estarán más predispuestos a elegir tus productos o servicios.

Hay una serie de elementos que debes tener en cuenta como tu logo, el tono que utilizas al escribir o incluso el formato de tus cuentas de correo. Por ejemplo, para crear las direcciones puedes utilizar un nombre que llame la atención como “hola” o “contacto”, seguido siempre de tu dominio.

En cuanto a los elementos visuales, primero debes analizar qué es lo que hace que tu negocio destaque, es decir, tienes que saber cuál es su esencia. Luego, intenta transmitir estos rasgos en la tipografía, el logo o la combinación de colores que utilizas. Esto es solo el principio, hay muchos más elementos para tener en cuenta.

Y, en caso de que no te veas con la capacidad de hacerlo, siempre puedes recurrir a la ayuda de un consultor de branding.

Importante: Tener una personalidad de marca consistente implica asegurarse de que el nombre de tu empresa se muestre igual en todas las plataformas. Utiliza el siguiente buscador para encontrar dominios libres y asegúrate de registrarlo para evitar que nadie te lo quite.

4. Define tu estrategia en redes sociales y otros canales de marketing

Cómo desarrollar una marca en redes sociales
Imagen de VisualHunt

Según el Estudio Anual Redes Sociales 2020, en España el 52% de los usuarios siguen alguna marca comercial, y el 44% compra productos a través de estas plataformas. Por ello, es necesario prestarle atención a la gestión de marca en estos canales.

Si todavía no tienes un perfil en redes sociales, este es el momento perfecto para consultar si tu nombre de usuario está disponible, aunque todavía no esté en tus planes utilizarlo.

Esto te ayudará ofrecer una imagen consistente y evitará que usuarios malintencionados se aprovechen de tu nombre y de todo tu trabajo.

Después de esta etapa, necesitas empezar a desarrollar una estrategia y luego crear todo el contenido. Cómo lo haces depende fundamentalmente de tus objetivos y de cómo sea tu audiencia. No es algo fácil, pero te ayudará mucho en el largo plazo.

Tampoco olvides la importancia de crear tu propia web. Si crees que no estás preparado todavía para ello, ¡quita ya esa idea de tu mente! Con una herramienta como el Creador de páginas web de GoDaddy puedes hacerlo muy, pero muy fácil. ¡Pruébalo gratis para crear tu propio sitio web y después me cuentas!

Recuerda que la forma de trasladar tu marca al mundo online también forma parte del branding. ¡Y tu sitio web no iba a ser menos!

Conclusiones para crear tu propia marca

Crear tu propia marca para tu negocio debería ser algo prioritario, sobre todo si nunca antes lo habías considerado. En este post, hemos visto cómo desarrollar y conseguir una buena marca para tu empresa. Repasemos los cuatro pasos que tienes que seguir:

  1. Define tus objetivos clave para tener una base en la que apoyar el desarrollo de tu marca.
  2. Céntrate en el buyer persona o cliente ideal adecuado y dirige tu marca hacia él.
  3. Crea una personalidad e identidad relacionadas con tu target y metas para homogeneizar tus esfuerzos.
  4. Asegúrate de que tu estrategia de marketing y redes sociales están funcionando para desarrollar un funnel de conversiones sólido.

La marca que seas capaz de desarrollar tiene un impacto directo en el éxito de tu empresa, tanto a corto como a largo plazo. Lo mejor es que no es nada difícil, simplemente sigue estos pasos y pon el proceso en marcha.

Imagen de Pexels