Las mejores aplicaciones para acortar URL y usarlas en tu negocio

Products mentioned
Pocos caracteres, muchas ventajas

¿Cuántas veces has visto, mientras navegabas por tus redes sociales, perfiles de personas particulares o incluso perfiles corporativos que utilizan URL demasiado largas? Aunque tiene cierto sentido, dado que tener enlaces largos permite incluir los elementos descriptivos de la página a la que se quiere dirigir al visitante de una página web, con frecuencia esto conduce a ser poco útiles a la hora de aprovechar la capacidad de aprovechar el número de caracteres que habilitan plataformas como Twitter, por no decir que puede llegar a ser incómodo para el lector.

En este blog hemos hablado con anterioridad sobre cómo cambiar la URL para tu aplicación web, pero hoy nos toca hacerlo sobre cómo acortar URL para trabajar en el día a día de tu negocio y ofrezcas un mejor aspecto ante tus seguidores en las redes.

Describiendo los acortadores de URL

Antes de entrar en faena, debemos definir lo que es un acortador de URL en sí. Este servicio consiste en proporcionar a los usuarios la posibilidad de generar un enlace alternativo que identifique y redirija a todo aquel que haga clic sobre él hacia una página web que esté activa en Internet.

Una URL acortada, por norma general, suele estar formada por el dominio del proveedor, con una extensión de dominio poco habitual que facilitan su reconocimiento (ejemplo: bit.ly), y una cadena aleatoria de caracteres que actúa de identificador y redireccionador a la página web deseada (ejemplo: el enlace https://bit.ly/3hJE9Jt tiene la cadena 3hJE9Jt al final, como clave que conduce hacia la web de GoDaddy).

El proceso para generar una URL acortada es sencillo:

  1. De entre todos los proveedores existentes, el usuario interesado en acortar URL accede a uno de ellos y rellena el formulario online que se presenta en la página de inicio del proveedor.
  2. Al acabar, se crea la nueva URL conteniendo el enlace original y el alias que se podrá empezar a publicar donde interese (RRSS, foros, etc.)
  3. Al hacer clic sobre la URL, el navegador del usuario le redirige desde el proveedor hacia la página web destino. Lo más frecuente es que estos enlaces funcionen siempre, aunque puede darse el caso de que solo se permitan generar enlaces con duración limitada, por lo que tocaría hacer seguimiento periódico y renovar aquellas URL que vayan caducando.

Finalidades de acortar una URL para tu negocio

Al ocupar menos espacio y es menos complejo de recordar, una de las principales ventajas de las URL acortadas es que el usuario puede compartir el enlace con más facilidad copiándolo o escribiéndolo a mano, según le sea más cómodo.

Si en tu negocio manejas tarjetas de visita, folletos publicitarios u otros métodos en formato físico, usar enlaces detallados podría ser contraproducente al tener que ajustarlo al tamaño del formato físico empleado, debiendo seguramente imprimir en letras muy pequeñas la URL, afeando el diseño a ojos de los clientes.

En cambio, escribir una versión corta mejora la visualización de la pieza en cuestión, dejando espacio para más recursos interesantes en favor de tu negocio como por ejemplo los códigos QR. También permiten crear múltiples variantes del mismo URL, cada uno personalizado para la plataforma o formato que se utilice dentro de la estrategia de marketing, que sea medible al final y comprobar su efectividad.

Otros usos ampliamente conocidos están vinculados a SMS informativos de aquellas marcas en las que nos hemos registrado para recibir notificaciones y a través de estos enlaces nos dirigen a sus últimas novedades, o por ejemplo ponerlos en los estados de redes sociales como Instagram, de forma que al pinchar nos lleve a la página web del perfil o a su tienda online, según el caso.

¿Cómo detectar la herramienta o aplicación que mejor encaja en tu negocio?

No es lo mismo elegir un proveedor para compartir enlaces con la familia, con los amigos o con gente conocida que hacerlo desde tu negocio, donde hay dinero, reputación y clientes en medio que puedes perder en poco tiempo si no actúas correctamente.

A nivel empresarial, usar URL acortadas funcionan muy bien para hacer seguimiento del tráfico que generan y como herramienta de publicidad. Elegir el mejor proveedor redunda a largo plazo en el futuro de tu negocio, por ello debes fijarte en los criterios que vamos a analizar a continuación para seleccionar la aplicación que más te ayude a prosperar y a realizar tus tareas con mayor éxito.

Imagen de un hombre joven escribiendo en un portátil un correo electrónico.

Facilidad de uso

La primera de ellas es la más elemental. Si una herramienta de acortar URL no es sencilla de manejar, no tiene nada que hacer ante las demás. Obtener un enlace para difundir tu web tiene que ser un proceso que dure pocos segundos y que funcione a la perfección, ya que en el día a día de tu negocio no puedes perder tiempo en esto.

El proveedor que uses debe ponerte las cosas fáciles para poder intercambiar información con tus empleados o compañeros de trabajo, por ejemplo cuando escribes un correo electrónico y quieres remarcar un enlace donde pueden descargar archivos en cuestión de segundos sin usar un enlace kilométrico.

Capacidad de personalización de enlaces

Sin duda es un criterio de calidad muy apreciado entre los profesionales del sector. Poder crear enlaces cortos personalizados marcan la diferencia a la hora de comunicar en redes sociales o en otras campañas donde se emplean con frecuencia, como signo de distinción de la empresa.

Se hace necesario prestar atención a aquellos proveedores que solo ofrecen personalización de enlaces en la parte final del mismo, en la cadena de caracteres que vimos antes. Aunque ya de por sí es una clara señal distintiva, lo ideal es poder crear una cadena propia que sea más fácil de recordar que una simple sucesión de letras y números aleatorias.

Junto a esta función, también se debe prestar especial atención a aquellos proveedores que ofrecen total personalización, incluyendo el nombre de la empresa en lugar del dominio que emplea habitualmente la aplicación de turno, previo pago de la tarifa marcada por dicho proveedor.

Con esta personalización no solo se consigue ofrecer a la vista de los usuarios un aspecto más profesional, sino que la URL se vuelve más reconocible, generando más confianza y aumentando por tanto las opciones de que la tasa de clics crezca.

Que posicionen bien a nivel SEO

Buscando la inmediatez de hacer clic en un enlace para abrir una página web, sin duda uno de los factores que más influyen para que no se pierda tráfico y, por consiguiente, no baje el nivel SEO de una web, lo ideal es que el proceso sea lo más veloz posible. Para ello, se puede aprovechar la redirección con el código de estado HTTP 301 Moved Permanently, avisando de que dicho enlace siempre va a funcionar en esa dirección beneficiando a tu web a largo plazo.

Artículo relacionado: Webinar: Cómo aprovechar una buena estrategia SEO para tu empresa

Seguridad

Este es un punto crítico a solventar, puesto que se suelen ver en Internet muchas opiniones en contra de acortar URL permanentemente por diversos motivos: almacenamiento de datos en servidores ajenos, creación de cookies no controlables, o incluso posibles delitos cibernéticos asociados al uso de estas herramientas, aunque en este caso es más complejo y tendría que ser preparado a conciencia por hackers expertos.

Por ello, también es frecuente ver cómo los enlaces generados por acortadores se ven bloqueados en Internet, dejando de funcionar porque los detectan como posible fraude o phishing. Para evitarlo, lo que se hace es enrutar las solicitudes mediante una conexión HTTPS encriptada, obligando a todo proveedor ya establecido o que quiera empezar a operar a habilitar en su página web la abreviatura https://. De lo contrario, los navegadores no permitirán usarlos.

Otra forma de mal uso de enlaces cortos que puede despistar se ve por ejemplo en los emails sospechosos que recibimos en nuestras bandejas de entrada. Suelen usar nombres de dominio muy similares a los de las marcas que conocemos, pero buscan que el usuario no se fije en ese detalle y haga clic en la URL acortada, conduciendo hacia una página web con malware que se puede colar en tu ordenador y fastidiarte el día.

Una forma de evitar que la gente desconfíe es fijarse en aquellos proveedores que ofrecen la función de vista previa, por la cual el usuario al hacer clic primero ve la vista previa de la página web donde realmente quiere ir, y si es lo que busca puede verificar la URL accediendo al destino final.

Algunos ejemplos de acortadores de URL que pueden interesarte

1. Bit.ly

Imagen de la portada de la página web bit.ly, uno de los servicios para acortar URL más conocidos.

Creado en 2008 como un mero acortador de enlaces, es uno de los servicios más populares y usados, lo que le permitió durante los últimos años crecer y diversificar su negocio hasta convertirse en un producto SaaS que ofrece funciones relacionadas con el marketing digital, reconocimiento de marca y gestión de campañas online. Además, es una aplicación que ha logrado integrarse con éxito en otras plataformas.

Su carta de presentación se basa en su fiable funcionamiento, facilidad de uso, un detallado análisis de enlaces en tiempo real desde el panel de control que se ve nada más crear una cuenta.

Un punto crítico son los enlaces personalizados ilimitados, que solo están disponibles si se registra una suscripción de pago para empresas.

 

En su área de FAQ encontramos muchas respuestas sobre sus principales características, de las que destacamos que los links generados en Bitly nunca caducan siempre y cuando se use un dominio personalizado para acortar URL y este apunte sus DNS a Bitly. Este es un mero ejemplo de información a tener muy en cuenta si quieres ser un usuario experto en esta herramienta.

2. TinyURL

Imagen de la portada de la página web TinyURL, otro acortador de URL con reconocimiento en Internet.

En segundo lugar mencionamos a TinyURL, que sigue siendo uno de los servicios más usados por ser gratuito y permitir modificar la cadena de caracteres final de cada enlace usando letras, números o barras a medida. También incluye la función de vista previa tan importante para tratar a tus seguidores con la máxima seguridad, activándola o desactivándola a conveniencia.

La pega, aunque quizá no lo sea tanto si tu cometido es solamente acortar URL es que este servicio no tiene extras, ni siquiera para analizar los datos de tráfico y otras métricas. Es una herramienta pura, para crear nuevos enlaces cortos de forma rápida que necesites aplicar en tus acciones de marketing.

3. Ow.ly

Imagen de la portada de la página web Ow.ly, propiedad de Hootsuite.

Otro clásico acortador es Ow.ly, perteneciente a Hootsuite, la plataforma para administrar a golpe de vista todas las principales redes sociales activas actualmente en el mundo, pudiendo realizar tareas sencillas como programar publicaciones u otras más complejas como medir el ROI, disponibles en las versiones de pago.

Owly requiere estar registrado en Hootsuite para poder utilizarlo a pleno rendimiento, de lo contrario no podrás acceder al acortador.

 

Entre sus principales funciones están algunas que ya hemos comentado en casos anteriores, como la personalización de enlaces o la consulta de informes de tráfico y otras analíticas, clave para saber qué está pasando en tu página web y cómo aumentar las visitas que recibe. Un punto a su favor es que permite acortar enlace de forma automática, aligerando el proceso y pudiendo trabajar con más eficacia.

Ofrecen en su web una versión gratuita y tres planes de pago, cada uno con una prueba sin coste de 30 días para probar sus ventajas.

4. Rebrandly

Imagen de la portada de la página web de Rebrandly.

Desde 2015, Rebrandly está en el mercado como una alternativa seria para aquellas personas o empresas que quieran generar URL cortas con enlaces de marca, logrando distinguirse de la competencia. Ofrece dentro de su panel de usuario una amplia cartera de funciones, desde la creación de enlaces hasta el análisis de datos, o incluso la generación de códigos QR o la gestión de nombres de dominio.

Estas funciones premium están disponibles en los productos de pago, aunque para empezar la versión gratuita no está nada mal, dado que permite crear hasta 500 enlaces propios, hacer seguimiento de hasta 5000 clics por mes y gestionar 5 dominios en una única cuenta. Además, esta versión sin coste también deja crear redirecciones 301, para lograr acelerar la carga de la página web, algo sin duda de agradecer.

Andrés Rodríguez
Andrés es licenciado en Administración de Empresas y apasionado de las nuevas tecnologías y el marketing. Lleva en el mundo del hosting desde 2014 y en el departamento Product Marketing trabaja desarrollando el programa de GoDaddy Pro. En su tiempo libre le gusta disfrutar de su gran pasión, el deporte, el cual practica siempre que puede.