Cómo llevar la psicología al mundo digital: El caso de Ana Aizpún

Caso de cliente de éxito

Cuando queremos emprender un negocio online, estarás de acuerdo conmigo es que alguna de las principales preguntas que nos hacemos a nosotros mismos son «¿Es el momento adecuado?» o «¿Estoy preparado para esta inversión?». Pero ¿crees que en algún momento vas a poder responder a esta pregunta seguro de la respuesta? Yo creo que no.

Es difícil saber cuándo es el momento adecuado de aventurarte, pero cuando el éxito llega es una experiencia y una sensación muy satisfactoria, y si no que se lo pregunten a Ana Aizpún, que ha decidido lanzar su negocio online y, pese a que es un tipo de negocio un poco más difícil de llevar al mundo digital lo ha hecho y los resultados no pueden ser mejores.

¿Quieres conocer un poco mejor a Ana Aizpún y cómo ha conseguido dar el salto y triunfar en el mundo digital?

Cómo transformar por completo un negocio tradicional

Ana Aizpún es psicóloga y psicoterapeuta con una consulta física en Madrid. Tras tener su consulta de psicología en Madrid desde hace 7 años, hace dos decidió ampliar su negocio y trasladarlo también al mundo online, así que creo que es un ejemplo perfecto para que nos cuente cómo empezó en esto y que nos dé también algún consejo o truco para los que todavía estáis despegando.

¿Quieres conocer un poco más su historia? Ana Aizpún nos habla sobre su experiencia y nos cuenta cómo ha vivido esto de emprender online. La verdad que desde GoDaddy España no podemos estar más orgullosos de tener clientas con tanta iniciativa como ella.

1. Como psicóloga, llevar las terapias al mundo online no es algo muy común en tu sector, ¿no? ¿En qué momento y cómo fue que te decidiste a lanzar tu negocio al mundo online?

Decidí tener una presencia seria en internet por varios motivos:

  1. Quería que quien me buscara en Google, me encontrara a mí directamente. Hoy en día, cuando oyes hablar de cualquier cosa (una marca, una película, un centro de yoga, etc.) casi automáticamente te metes en Internet para tener más información y opiniones de otros. Yo he sido siempre muy analógica, pero llegó un momento en el que pensé en que quería que las personas que oyeran hablar de mi consulta (al fin y al cabo, en mi sector el boca a boca es el 90%) y me buscaran en Internet, tuvieran información clara sobre lo que hago, mis áreas de especialidad y mi manera de trabajar.
  2. Conforme fui dando forma a la web, también aproveché esta plataforma para crear un blog. Disfruto mucho escribiendo y creo que un blog de psicología es una manera muy buena de ofrecer contenido de calidad para quienes están interesados en ello, pero no necesariamente quieren o necesitan ir a una consulta de psicoterapia.
  3. Psicoterapia online: Tenía varios pacientes que, o bien por trabajo o por circunstancias personales, se beneficiaban mucho de poder tener algunas sesiones online. Actualmente tengo un 20 por ciento de pacientes online y un 80 por ciento de pacientes presenciales.
  4. Por último, en el medio plazo me gustaría lanzar una formación online para personas autoexigentes y perfeccionistas. Es un proyecto en el que estoy trabajando.

2. ¿Cuáles han sido las principales trabas que te has encontrado a la hora de emprender online?

Mi falta de conocimientos totales. Cuando decidí crear una web no sabía la diferencia entre un dominio, un hosting, ni me sonaba lo que era Google Analytics… Como te decía, no estoy familiarizada con el mundo online y, si soy sincera, no es un mundo que me atraiga especialmente. Mi sector y mi entorno profesional han sido tradicionalmente muy analógicos y han estado alejados de temas de marketing, etc. De hecho, creo que los psicólogos a veces hemos sentido que vender o hacer marketing era dañar a los demás. Para mí ha sido importante tomar conciencia de que una página web y la presencia online es una manera más de generar valor y conectar con personas a las que la psicología les puede hacer mucho bien en su día a día que de otra manera no accederían. Además, tuve la suerte de encontrar a una diseñadora web que me ayudó muchísimo y lo hizo todo muy fácil y GoDaddy también me lo ha puesto todo muy fácil.

Ana Aizpún

3. Aunque no eres una experta en marketing digital, seguro que te manejas de maravilla, pero dime… ¿Qué es lo que todavía se te resiste? ¿Y con lo que mejor te manejas?

Jajaja creo que se me resiste casi todo.

4. Si tuvieras que darle 3 consejos a una persona que está empezando, ¿cuáles serían?

  1. Que identifique las razones por las que quiere dar el paso. A mí me ayudó mucho definir para qué yo quería tener presencia en Internet de cara a saber cuánto dinero quería invertir y cómo quería hacer las cosas. A la hora de diseñar la web, saber para qué quería utilizarla fue muy importante de cara a decidir las imágenes, el estilo en la redacción, etc.
  2. Que contrate a un diseñador gráfico que conozca tu sector o bien tenga interés en el mismo. Para mí fue clave y la mía se lo tomó muy en serio mi sector y puso mucho interés en que fuera personalizada.
  3. Que vea la web como un recurso, no como un fin en sí mismo.

5. ¿Qué productos de GoDaddy crees que pueden aportar mayor valor a una persona que esté pensando en poner en marcha su propia empresa?

Una de las principales ventajas que veo en GoDaddy es que podéis adaptaros a cualquier tipo de público. Por ejemplo, en mi caso fue muy fácil hacerme con el dominio y gestionarlo todo desde vuestro panel. Además, el blog de GoDaddy también es una buena fuente de recursos a la que suelo acceder cada vez que quiero hacer alguna mejora o cambio en mi web. Siempre tenéis consejos o trucos que, la verdad, me vienen fenomenal para seguir progresando.

El Creador de páginas web creo que también es una muy buena herramienta para gente como yo que nunca ha trabajado en esto, o alguien que está empezando y que tampoco tiene mucho presupuesto para contratar a un desarrollador. Es fácil de utilizar y suficiente para tener una web profesional.

6. Después de estos dos años teniendo presencia online… ¿Qué crees que ha aportado la página web en tu negocio?

La web me ha ayudado de muchas formas. El blog ha hecho que muchas personas que no hubieran venido a la consulta me hayan conocido.

Tener una web me ha ayudado a posicionarme en algunas temáticas de manera muy rápida como, por ejemplo, psicoterapeuta en inglés en Madrid, un servicio en el que hay menos oferta y rápidamente he aparecido en las primeras páginas de Google. El número de personas anglosajones que me contactan se ha incrementado notablemente.

Me consta que hay pacientes que, tras recibir varias recomendaciones de psicólogos, han mirado en internet y se han decidido por venir a mi consulta (o bien por un post que leyeron sobre su problema en concreto, o bien porque creyeron que mi forma de trabajar y mi filosofía cuadraba con sus necesidades).  Es probable que a la inversa también haya ocurrido y creo que estoy es bueno, puesto que creo que tener información antes de tomar una decisión es bueno para todos los implicados.

Conclusión

Cada vez son más los ejemplos que nos dejan claro que cualquier negocio es susceptible de transformarlo y mejorarlo y el caso de Ana Aizpún lo demuestra. Ella ha sido capaz de llevar al mundo online un sector tan tradicional como es el de la psicología y ahora es todo un éxito.

Ana tiene claro que una web es imprescindible para cualquier negocio ya que la ve como uno de los principales recursos para cualquier empresa.