Los 8 códigos de estado HTTP más importantes para SEO

Optimiza las páginas de tu web

Cuando navegas por Internet se origina un “sistema de comunicación” entre tu ordenador y el servidor para acceder a las páginas web que deseas. A dicho proceso se le denomina HyperText Transfer Protocol (HTTP).

Cada vez que un usuario visita una página web, el servidor devuelve un código de estado HTTP, el cual proporciona cierta información al navegador para que realice un determinado tipo de acción.

Los robots de los motores de búsqueda son capaces de ver estos códigos.

 

Así que, en el momento de crear tu propio sitio web tienes que tenerlos muy presentes, ya que algunos de ellos pueden impactar directamente en el SEO de tu web.

¿Qué son los códigos de estado HTTP y qué tipos existen?

Los códigos de estado HTTP son un tipo de comunicación que informa al usuario de la situación en la que se encuentra la página web a la que quiere acceder, sobre todo en caso de que presente algún error.

Todas las páginas devuelven un código de estado HTTP que indica si todo funciona bien o si hay algún tipo de problema por el que no se puede cargar la página correctamente

Los códigos de estado HTTP son números que se componen de tres dígitos. El primero de ellos será un número del 1 al 5, inicio que indica cada una de las cinco categorías que existen:

  • 1xx: se trata de códigos de estado informativos y son invisibles de cara al usuario.  Significan que el servidor ha recibido la solicitud de información, con lo cual el navegador puede continuar con el proceso.
  • 2xx: son códigos de estado de éxito y también son invisibles para los usuarios. Confirman que la solicitud del cliente fue recibida, comprendida y aceptada por el servidor, con lo que se considera un procedimiento exitoso.
  • 3xx: estos códigos de estado indican redirecciones. La solicitud del cliente fue recibida por el servidor, aunque para completar el proceso de manera exitosa, el navegador debe realizar un paso adicional.
  • 4xx: se trata de aquellos códigos de estado que presentan errores del cliente. El servidor recibe la solicitud, pero no se puede completar porque la página web no se encuentra o no es válida. Estos códigos sí son visibles para el usuario y son informados de este error a través de una página HTML generada automáticamente.
  • 5xx: son códigos de estado que muestran errores del servidor. En este caso, la solicitud se ha realizado, pero el servidor la ha deshabilitado temporalmente o es imposible de completar con éxito. De nuevo, son visibles para los usuarios y también se generará automáticamente una página en formato HTML para informarles.

Códigos de estado HTTP importantes para SEO

Los códigos de estado HTTP juegan un doble papel importante: optimizan la experiencia de los usuarios en una página web y mejoran el ranking en los motores de búsqueda.

Como comentaba anteriormente, los códigos de tipo error de cliente (4xx) y error del servidor (5xx) son los únicos visibles para los usuarios, ya que se les muestra una página en HTML donde se les informa del problema encontrado.

Es fundamental identificar cuanto antes estos códigos de error y corregirlos.

El resto de códigos son solo visibles para los webmasters, quienes trabajan con herramientas técnicas especiales.

optimización SEO

Los siguientes son los códigos de estado HTTP más importantes para el SEO de tu web y que, por tanto, tienes que tener en cuenta para su optimización:

200 (OK)

Se trata de un código que significa que la solicitud realizada se ha completado con éxito. Es decir, un usuario escribe en su navegador la dirección de una página web, el servidor recibe todos los datos que se solicitan y los envía. Este código de estado no es visible para los usuarios y es el que tiene que estar configurado para la mayoría de las páginas de tu web.

301 (Moved Permanently)

Este código indica una redirección que se debe configurar cuando se cambia el contenido de una web de una URL a otra nueva. De esta manera, tanto los visitantes como los motores de búsqueda, serán redireccionados directamente a la nueva dirección, perdiendo validez la antigua. Este código suele ser invisible para los usuarios, el único signo visible es la redirección de la URL en la barra de direcciones.

Desde el punto de vista SEO, usar esta redirección es útil por varios motivos como, por ejemplo, si queremos cambiar el dominio o la estructura de las URLs, porque exista contenido duplicado o si se quiere publicar una nueva versión de una página que ya existe, entre otros. De esta manera, los motores de búsqueda pasarán gran parte de la autoridad de esa página web, sin perder toda su indexación e historial para el posicionamiento de la nueva.

302 (Found)

A diferencia del 301, que hace referencia a una reubicación permanente, el código de estado 302 informa que los datos que se solicitan se encuentran temporalmente en otra dirección. Aunque actualmente significa Found (página encontrada), todos los navegadores lo siguen identificando como “Moved Temporarily”, su frase descriptiva originaria que indica redirección temporal. En realidad, no es muy usual, aunque es bastante útil en el momento que una página no esté disponible por un periodo de tiempo corto, por ejemplo, cuando un comercio electrónico no tiene stock de algún producto o cuando estamos realizando cambios en alguna página web.

De cara al usuario, este tipo de redirección actúa de la misma forma que la 301. En cambio, a nivel SEO es muy diferente, ya que aquella página con una redirección 302 seguirá visible para los motores de búsqueda y no se pasará su autoridad a la nueva página.

403 (Forbidden)

El código de estado HTTP 403 indica que la solicitud se realiza correctamente, pero se inhabilita el acceso, ya que los datos solicitados están protegidos y no se cuentan con los suficientes permisos para llevar a cabo la acción.

A nivel SEO puede utilizarse la autenticación, por ejemplo, para proteger un determinado directorio mientras todavía estás desarrollándolo, impidiendo así que el robot de Google indexe antes de tiempo tu contenido. Una vez que termines, solo tienes que quitar la restricción y ya será plenamente accesible para los robots.

404 (Not Found)

Se trata del código que devuelve el ya conocido error 404, es decir, cuando queremos acceder a una página web y ésta no funciona, aunque no sabemos si es permanente o temporal. Indica que el servidor no pudo encontrar los datos de la página web solicitada. Puede ser que la dirección ya no existe o que los contenidos se movieron a otra URL, la cual no se especifica. También es importante que el usuario verifique si la dirección es correcta, porque puede ser otra de las causas del error.

Es fundamental identificar este código de estado, ya que no es nada recomendable desde el punto de vista SEO. Puedes encontrar estos errores gracias a los informes de Google Search Console.

Error 404

410 (Gone)

Este código no indica un error temporal, sino que el recurso solicitado ya no se encuentra disponible en el sistema, porque ha sido borrado. Aunque hoy en día es un código que no se usa mucho, es mejor opción que el error 404 en el caso de que sean páginas que se hayan eliminado definitivamente, en el sentido de que Google las eliminará de su índice con mayor celeridad. Por lo tanto, lo normal es utilizar este código cuando sabemos que una página ha sido eliminada permanentemente y el código 404 para aquellas que no se encuentran activas temporalmente.

Ten en cuenta que, devolver un error diferente al 404 o 410 para una página que ya no existe, afectará al posicionamiento. Los robots de los motores de búsqueda no saben de la inexistencia de esa página y lo valorará negativamente.

500 (Internal Server Error)

Se trata de un código que confirma que la solicitud no se ha completado porque se ha producido un error inesperado por parte del servidor. Es visible para el usuario, así como para el navegador y el robot de los motores de búsqueda. Si no se detecta este tipo de error a tiempo para corregirlo cuanto antes, disminuirá considerablemente el tráfico de tu página web y, por tanto, las conversiones. Si el error persiste, puede que incluso tu web resulte penalizada por los motores de búsqueda, perdiendo el posicionamiento conseguido.

503 (Service Unavailable)

Es el típico error por sobrecarga del servidor o por tareas de mantenimiento. Al tratarse de un error temporal, es importante informar a los usuarios de la causa de dicho mantenimiento e indicarles cuándo volverá a estar disponible la página web para que puedan visitarla. Asimismo, también se debería informar a los motores de búsqueda, para que no penalicen a la web ni modifiquen su posicionamiento en la página de resultados. Obviamente, y al igual que el error 500, si persiste durante mucho tiempo, tanto el tráfico como las conversiones son dos de los factores que se verán más afectados.

Recuerda que, después de crear la web para tu proyecto online, es importante que dediques parte de tu tiempo en optimizar todas las páginas. Parte de esa optimización es entender cada uno de los códigos de estado HTTP que impactan en el SEO, con el fin de ofrecer la mejor experiencia de usuario y, de esta manera, no perder visitas ni conversiones.

 

Imagen de ballance5702 via Visualhunt.com / CC BY

Beatriz Corchado
Andaluza de nacimiento y madrileña de adopción, Beatriz forma parte del equipo de GoDaddy Spain. Además de escribir artículos para el blog sobre diferentes temas, gestiona el programa de afiliados en España. Su experiencia en el mundo del hosting web comenzó en 2014. Desde entonces, ha ampliado su carrera profesional en este sector y estrechado lazos con colaboradores, afiliados, etc. La música le mantiene concentrada y la playa le relaja.