¿Qué es el microlearning y cómo funciona? Principales formatos

Productos mencionados
Píldoras de conocimiento

En la era de la formación online, el microlearning está ganando, cada vez, más adeptos. Y no solo entre los alumnos y las alumnas: también dentro de un mundo corporativo que valora, cada vez más, la formación continua de su equipo.

Si quieres conocer cuáles son las características y los beneficios de este nuevo formato en el terreno de la formación y cómo funciona, ¡estás en el sitio adecuado! Vamos a empezar por lo más básico: ¿qué entendemos por microlearning?

¿Qué es el microlearning? Concepto

El microlearning – del término microaprendizaje en español- es una modalidad de aprendizaje basada en contenidos cortos muy dirigidos a responder preguntas concretas.

Esta metodología propone dividir la totalidad de un programa educativo en pequeñas unidades formativas. Su objetivo es conseguir un aprendizaje efectivo, manteniendo la atención del alumno, generando modelos educativos más entretenidos y fáciles de seguir y consiguiendo fijar los conocimientos de forma sencilla.

El microaprendizaje se basa en el consumo ágil de contenidos y en la posibilidad de hacerlo en cualquier momento y lugar gracias a los dispositivos móviles. Además, admite multitud de formatos: vídeos, podcast, infografías, etcétera.

Esta modalidad de e-learning surge en contraposición a la tradicional formación presencial o a los cursos online que se basan en unidades de aprendizaje más extensas y complejas de seguir por parte de los alumnos. Pero, ¿cuál es su origen?

¿Cómo surge el microlearning?

La formación online ha tenido una evolución exponencial que la diferencia de los sistemas tradicionales de educación. Precisamente, podemos achacar el origen de este nuevo enfoque de aprendizaje a los cambios que imperan en la sociedad actual, a las nuevas formas de consumir contenidos y a los avances tecnológicos.

Pero, ¿cómo se relacionan todos estos factores con el microaprendizaje?

  • El auge de los dispositivos móviles y la mejora de la conectividad -redes 4G- Wi-Fi en muchos locales públicos y privados, etcétera-, ha generado el fenómeno del m-learning o mobile learning. Es decir, del aprendizaje que se basa en el empleo de tecnologías móviles como teléfonos o tablets.
  • La posibilidad de incluir diferentes formatos dentro de las formaciones. Es especialmente común encontrar cursos online que comparten sus contenidos a través del vídeo, pero también afloran cada vez más formatos como el podcast o el aprendizaje a través del correo electrónico.
  • Hace años, la compañía Microsoft realizó un estudio en cuanto al tiempo de la capacidad de atención de un adulto, y comunicó que una persona presta una media de 8 segundos de atención a los contenidos que encuentra a través de la red. Los titulares fueron de lo más jugosos: las personas tenemos la misma capacidad de concentración que un pez. Imagínate el revuelo.

En una sociedad de la inmediatez en la que se valora la formación continua, se abren posibilidades para realizar cursos al ritmo de los alumnos y los dispositivos móviles tienen más protagonismo que nunca, el microlearning se abre camino con fuerza.

¿Cuáles son las características del microlearning?

Esta forma de aprendizaje se basa en contenidos que reúnen las siguientes características:

  • Unidades de formación de corta duración. Generalmente, que no lleguen a superar los 15 minutos.
  • Estas píldoras formativas admiten diversos formatos. El que ha cobrado más relevancia es el vídeo, pero también hay plataformas de microlearning que se basan en el audio, los pases de diapositivas, etcétera.
  • Cada una de las cápsulas de conocimiento de microformación responde a una pregunta concreta. Es decir, que elimina el contexto inicial para dar una respuesta rápida y fácil de digerir al alumno o alumna. Y, así, el conjunto de píldoras formativas pueden formar un programa educativo completo.
  • Es compatible con multitud de disciplinas, solo debe saber aplicarse de manera correcta.
  • Los alumnos consumen el contenido con total autonomía, en función de su disponibilidad.
  • Permite incluir dinámicas de gamificación, haciéndolo más entretenido para los alumnos.
  • Se precisa de una plataforma digital para poder consumir estos contenidos que, además, deben poder visualizarse correctamente desde multitud de dispositivos: desde smartphones y tablets a ordenadores portátiles.

Ahora que ya conoces las principales características del microaprendizaje, ¿sabrías decir cuáles son sus beneficios?

Ventajas y desventajas del microlearning

En la actualidad, un montón de cursos de plataformas como LinkedIn o Microsoft recurren a esta forma de aprendizaje. ¿Pero qué la hace tan ventajosa?

Estos son los principales beneficios del microlearning:

  • Al ser un formato reducido que da respuesta a una pregunta o tema concreto, es más fácil captar la atención de los alumnos.
  • Combinando distintas píldoras formativas, podemos crear un programa educacional más complejo y completo que los alumnos pueden consultar de manera efectiva.
  • Permite incluir contenidos novedosos que vengan de la mano de la aparición de nuevas tendencias o modificar los ya existentes. Algo tremendamente relevante en sectores tan cambiantes como las nuevas tecnologías o el marketing digital.
  • El alumno solo necesita un corto espacio de tiempo al día para formarse. Además, puede hacerlo desde el lugar que quiera y en el momento en el que le resulte más adecuado gracias a las tecnologías móviles.
  • Permite a las empresas que se dedican a la formación lanzar cursos más económicos centrados en un aspecto concreto. Algo tremendamente útil para aprender nuevas habilidades para los usuarios más avanzados.
  • A su vez, es una metodología que tiene muy buena aceptación entre las empresas que buscan formación para su equipo. Y es que, además de ser online, no requiere de largas jornadas de aprendizaje y evita que sus trabajadores deban ausentarse de sus puestos de trabajo para adquirir nuevos conocimientos.
  • Un módulo de microlearning es más ecónomico de producir, tanto en recursos como en tiempo, que los cursos extensos que no se basan en esta forma de aprendizaje.
  • Podemos encontrar multitud de tipos de contenido de microlearning. Algo vital a la hora de poder adaptar este formato a una gran variedad de infoproductos.
  • Es un formato perfectamente adaptado a la sociedad actual, en la que impera la inmediatez, la rapidez y el mundo online.

Contras del microaprendizaje

Sin embargo, no todo van a ser pros. Estas son las principales desventajas del microlearning:

  • En ocasiones, si no se consumen varias píldoras de manera contigua, el aprendizaje puede quedar incompleto al no realizar las conexiones necesarias entre sí.
  • No todos los formatos resultan igual de útiles a los alumnos en determinadas materias. Por ejemplo, imagina que estás haciendo un curso de educación canina en formato podcast. Para ver algunas materias determinadas de comunicación canina, ¿no sería mejor optar por el formato vídeo?
  • En algunos casos, no resulta la mejor opción para tratar temas complejos.

¿Cómo hacer tus primeras formaciones de microlearning?

Si quieres pasarte al lado de la formación y te gustaría adentrarte en este formato de aprendizaje, sigue los próximos pasos:

  1. Encuentra una necesidad de aprendizaje en tu cliente ideal. ¿Qué les gustaría aprender?
  2. Determina qué conocimientos deben adquirir los alumnos y alumnas después de la formación.
  3. Estructura el contenido, definiendo qué información debe contener cada módulo de microlearning. Jerarquiza los contenidos, crea subapartados y define cuáles tienen cabida dentro de cada vídeo. Recuerda que, como mucho, cada píldora debe tener una duración de 15 minutos.
  4. Define qué formatos vas a incluir en tu formación. ¿Qué funciona mejor para tu temática? Por ejemplo podcasts, vídeos, ilustraciones, tests, breves pases de diapositivas, documentos escritos, etcétera.
  5. Desarrolla los contenidos de cada módulo de microlearning.
  6. Determina si vas a incluir ejercicios o prácticas en tu formación, así como referencias, bibliografía u otros recursos adicionales.
  7. Desarrolla los tests de evaluación, en caso de que creas que pueden mejorar la experiencia de los usuarios.
  8. Elige las herramientas y aplicaciones que necesitas para subir tus contenidos online y comercializarlos. Quizá quieras crear tu propia academia online con WordPress o prefieras decantarte por una plataforma de formación online de terceros.
  9. Desarrolla una estrategia para conectar con tu público objetivo y vender tus formaciones. Establece objetivos y mide resultados. ¿Qué podrías mejorar para un futuro?
Contrata tu plan de hosting para eCommerce de WordPress administrado y crea una academia online a tu medida

Plataformas como LinkedIn Learning o Domestika son grandes ejemplos de microlearning. ¿Apostarías por este modelo de formación?

Estudió Comunicación Audiovisual, aunque poco después de acabar la carrera se dio cuenta de que lo suyo era el mundo del marketing. Se considera una apasionada de la fotografía, los podcast y todo lo que tiene que ver con el mundo startup. Leticia Calvo forma parte del equipo de GoDaddy España, donde escribe sobre redes sociales, estrategias de marketing, Wordpress ¡y mucho más.