Aprende cómo optimizar las url de tu web para mejorar tu SEO

Productos mencionados
Unas cuantas recomendaciones...

Sí, como lo lees. Para mejorar tu SEO, es importante que aprendas a optimizar las url de tu página web.

Si lo piensas bien, tiene sentido. Esta dirección web es lo primero que ve el usuario como resultado de los motores de búsqueda. Por eso, influye notablemente a la hora de que el visitante se decante -o no- por tu página.

Para optimizar el SEO de las URL de tu página, debes:

  • Apostar por el certificado SSL
  • Emplear, si es posible, un dominio de primer nivel
  • Incluir la palabra clave o keyword
  • Emplear únicamente minúsculas
  • Usar caracteres del abecedario inglés
  • Evitar los caracteres extraños
  • Separar las palabras con el uso de guiones
  • Conseguir URL cortas y legibles
  • No abusar de la keyword
  • Evitar repeticiones de palabras clave
  • Usar subcarpetas en lugar de subdominios
  • Eliminar las stopwords
  • Evitar la duplicidad de contenidos

A continuación, vamos a profundizar en cada una de estas recomendaciones.

¿Qué es una URL?

La URL es únicamente la dirección -o texto- que aparece en el navegador al entrar en una página web.

URL es el acrónimo de Uniform Resource Locator. Este es un estándar implementado allá por 1995 para sustituir las direcciones IP por un texto más legible para los usuarios.

Cada URL se compone, como mínimo, de 4 elementos.

Para entenderlo, veamos en profundidad la anatomía de una URL -y, por lo tanto, cada parte que debes tener en cuenta a la hora de optimizarlas-.

¿Cuál es la estructura de una URL?  

Pongamos un ejemplo ficticio para entender mejor qué partes o elementos puedes encontrar dentro de una URL.

Por ejemplo, en la web:

https://www.paginadeejemplo.com/marketing/optimización-seo-url#longitud

En ella, podríamos distinguir hasta 7 partes diferentes:

  1. Protocolo: https://
  2. Subdominio: www
  3. Dominio: paginadeejemplo
  4. Top Level Domain (TDL): .com
  5. Subcarpeta: marketing
  6. Página: optimizacion-seo-url
  7. Etiqueta: #longitud

Ahora, veamos con más profundidad algunas recomendaciones relacionadas con la anatomía de una URL que resultan muy útiles a la hora de optimizar el posicionamiento de tu web.

Protocolo web: ¿http o https?

En la actualidad, existen dos tipos de protocolos diferentes: http y https. Mientras que el http es el protocolo básico, el https es el protocolo de seguridad.

El segundo es el apropiado a la hora de proteger los datos personales de los usuarios que visitan una página web. Por ello, da más confianza a los usuarios.

El protocolo de seguridad es el más indicado -sobre todo, para ecommerce-. Este genera una mayor confianza entre los usuarios y, por lo tanto, son más proclives a emplearlo.

Subdominio: ¿con o sin www?

Los subdominios son extensiones del dominio que se emplean para organizar distintas secciones de una página. Por ello, no siempre están presente dentro de una página web.

El más habitual es el que veíamos en nuestra url ficticia: “www”. Sin embargo, se pueden añadir los que se quieran incluyendo una palabra o una serie de letras separadas por un punto antes del dominio.

Por continuar con nuestra URL ficticia, podríamos crear subdominios como:

  • https://tienda.paginadeejemplo.com/categoria/optimización-seo-url#keyword
  • https://es.paginadeejemplo.com/categoria/optimización-seo-url#keyword

También se puede evitar incluir este subdominio. En ese caso, la url resultante sería:

https://paginadeejemplo.com/categoria/optimización-seo-url#keyword

De manera general, si ya tienes una web que emplea el subdominio “www” puedes continuar empleándolo. Sin embargo, si es una web de nueva creación es mejor eliminar el subdominio para que la url resultante sea más corta.

Sin embargo, el empleo de uno u otro no tiene grandes implicaciones.

Dominio web: ¿cuál elegir?

Hace años, se consideraba que incluir la palabra clave por la que te interesa posicionar en el dominio mejoraba el SEO de tu página.

Actualmente, la efectividad de esta práctica no se tiene del todo clara.

Vamos a verlo de manera más sencilla con un ejemplo.

Pongamos que quieres montar una peluquería en Elche, Alicante. Pues bien, en vez de optar por registrar el dominio con el nombre de tu peluquería, podrías registrar peluqueriaelche.com.

Si hicieras esto, es probable que los motores arrojaran tu página como primer resultado ante la búsqueda de “peluquería Elche”.

Esto es lo que se denomina “exact match domain”.

Sin embargo, no todos los expertos en posicionamiento se ponen de acuerdo a la hora de afirmar su efectividad.

Trucos y consejos para optimizar una url

TLD: ¿es mejor elegir un dominio .com?

El Top Level Domain es la extensión del dominio. De manera general, los usuarios confían más en los dominios de primer nivel.

Es decir, que siempre que sea posible, te aconsejamos optar por un .com en lugar de por un .biz, .net, etcétera.

Es cierto que el TLD no tiene un efecto directo en el posicionamiento.

Sin embargo, al generar una mayor confianza, es más habitual que los usuarios hagan click en tu página. Y, por ende, tendrá una repercusión positiva en tu SEO.

Puedes buscar si tu dominio ideal está disponible en nuestro buscador de dominios.

¿Por qué crear subcarpetas?

Las subcarpetas son categorías de contenido que se encuentran dentro de un dominio.

Para crearlas de manera efectiva, debes tener en cuenta las temáticas de tu página y no abusar de las mismas -de 5 a 9 sería el número perfecto-.

Gracias a las subcarpetas, el usuario puede conocer mejor a qué contenido se está enfrentando. Además, facilita el acceso a otros contenidos y puede tener un efecto positivo en el SEO: los nombres de las subcarpetas pueden mejorar el posicionamiento.

Eso sí: no abuses de ellas. En ese caso, tener varios niveles de subcarpetas puede hacer que tu URL sea demasiado larga.

¿Cómo optimizar una URL para SEO?

Ya conoces algunas de las prácticas más útiles relacionadas con la estructura de una URL.

Ahora vamos a darte unas cuantas pautas para que optimices las URL de tu página y mejores tu posicionamiento SEO.

Incluye la palabra clave o keyword

Incluir la palabra clave -o keyword- que quieras posicionar es beneficioso siempre y cuando no abuses de ella y sea legible.

Veámoslo con un ejemplo, tomando como referencia la URL de muestra empleada anteriormente.

Si dentro de tu página quieres hacer un post del blog sobre crear una tienda en Facebook Shops, una buena opción sería incluir las siguientes palabras clave:

https://www.paginadeejemplo.com/categoria/crear-tienda-facebook-shops

Como ves, la keyword está incluida y no se abusa de la palabra clave ni se compromete la legibilidad de la URL.

Recuerda no repetir keywords dentro de una misma URL. Esta práctica puede ser vista como una manera de manipular al usuario, y tu web puede resultar menos confiable.

Longitud: ¿cuántas palabras debe tener una URL?

Es cierto que no existe límite en cuanto al número de caracteres que acepta una URL. Sin embargo, es recomendable usar URL cortas.

De manera general, la recomendación es emplear de 3 a 5 palabras.

De esta forma, se facilita la legibilidad, la comprensión y la posibilidad de recuerdo de esta dirección.

Una keyword será más difícil de posicionar cuanto más a la derecha se encuentre dentro de una URL -y, por ende, cuanto más larga sea ésta-.

Apuesta por URL cortas pero legibles que describan el contenido de tu página.

Emplea guiones para separar las palabras clave

Google entiende los guiones medios como espacios entre dos palabras. Por ello, elige este signo a la hora de separar las palabras de tu URL.

No está recomendado, por el contrario, emplear guiones bajos, otros símbolos como el + o no separar las palabras dentro de una url.

No uses caracteres extraños ni palabras vacías

Para optimizar tus url, recuerda que debes emplear letras minúsculas y caracteres del abecedario inglés.

Evita el uso de mayúsculas, tildes, signos de puntuación, interrogaciones o eñes.

Usa las URL canónicas

Los contenidos duplicados son frecuentes cuando más de una URL apunta a una misma página. Esta duplicidad puede afectar negativamente al SEO de tu página.

Para evitar este problema, puedes optar por 3 soluciones posibles:

  • Hacer una redirección en el servidor, de manera que solo se presente una página a los usuarios.
  • Incluir un canonical tag en las distintas URL existentes, dejando claro cuál de ellas es la principal.
  • Emplear Google WebMaster Tools para definir qué subdominio es el principal.

Recuerda, además, que cada URL debe ser única dentro de una página.

Y, por último, ten cuidado con las redirecciones: generar errores 404 puede afectar negativamente a tu posicionamiento.

No uses palabras de nexo

Las conocidas como stoprwords son palabras de nexo. Es decir, aquellas que nos ayudan a enlazar palabras más relevantes.

Por ejemplo, “en”, “que”, “tu”, etcétera. Estas solo hacen que la URL sea más larga y, por lo tanto, debes eliminarlas de tu url.

Para resumir: ¿optimizar o no las URL para SEO?

Optimizar las URL de tu página puede parecer sencillo en un inicio. Sin embargo, la gran cantidad de variables que intervienen y la posibilidad de generar errores como la ruptura de enlaces hacen que sea un proceso relativamente tedioso y complejo.

Ten en cuenta todas las recomendaciones y, en caso de que sientas que este trabajo te ha sobrepasado, cuenta con la colaboración de un profesional experto en optimización SEO.

Los resultados que obtendrás tras este trabajo de optimización pueden ser muy favorables de cara al rendimiento de tu web.

Leticia Calvo
Estudió Comunicación Audiovisual, aunque poco después de acabar la carrera se dio cuenta de que lo suyo era el mundo del marketing. Se considera una apasionada de la fotografía, los podcast y todo lo que tiene que ver con el mundo startup. Leticia Calvo forma parte del equipo de GoDaddy España, donde escribe sobre redes sociales, estrategias de marketing, Wordpress ¡y mucho más!