Cómo optimizar WordPress y mejorar la velocidad de carga de tu web

¡Pisa el acelerador!

Aunque a veces no se le dé la importancia que tiene, optimizar WordPress es una de las principales tareas que no puedes dejar de lado cuando has creado con este CMS una web, un blog o una  tienda online con WooCommerce.

Además, como seguro que ya sabes, optimizar WordPress es un factor clave si quieres mejorar el posicionamiento SEO de tu web en Google. La velocidad de carga de tu web es determinante a la hora de ofrecer una buena experiencia de tu web, así que, si consigues recortar alguna décima de segundo, o si es más mucho mejor, estarás dándole un buen empujón a tu posicionamiento en las SERPs de Google.

Si no eres un experto en WordPress (que no tienes por qué serlo), existen algunas formas de optimizar tu aplicación siguiendo una serie de recomendaciones fáciles de seguir. ¿Listo para empezar y darle un impulso a tu negocio? A continuación te doy 8 consejos para optimizar WordPress y mejorar la velocidad de carga de tu web.

8 consejos para optimizar WordPress y mejorar la velocidad de carga de tu web

Antes de empezar, recuerda que si vas a realizar cualquier cambio en tu web, por muy sencillo que parezca, te recomendamos que tengas disponible una copia de seguridad de tu web. Si se produce algún error inesperado, siempre puedes volver atrás en cuestión de minutos.

Asegúrate de tener disponible una copia de seguridad antes de realizar cualquier cambio en tu web.

1. Elige un buen plan de hosting

Empecemos por el principio. Al igual que unos buenos cimientos son la base de una edificación de calidad, con una página web sucede exactamente lo mismo.

Un buen plan de hosting optimizado para WordPress te permitirá centrarte en tu trabajo y dejar las tareas de administración o configuración de la propia plataforma en manos de expertos. Además, cuando tienes un proyecto en WordPress un poco más avanzado como puede ser un ecommerce, un plan de Hosting profesional o un hosting VPS con discos SSD pueden ser la solución más acertada para tu negocio.

2. Utiliza un buen plugin de caché

Los plugins de caché almacenan los archivos HTML generados en la memoria caché para servirlos directamente sin tener que realizar consultas a la base de datos. Esto permite entregar la información mucho más rápido, mejorando drásticamente la velocidad de carga de tu web.

Algunos plugins de caché que puedes utilizar son:

  • WP Super Cache. Uno de los plugins de caché más conocidos y utilizados en WordPress. Puedes configurar su función más básica en tan solo unos clics a través del backend de WordPress o, si tienes algo más de experiencia, puedes optar por las características más avanzadas del plugin para sacarle el máximo provecho.
  • W3 Total Cache. Otro plugin de caché muy bien valorado el el repositorio oficial de WordPress. Es más completo y con muchas más funcionalidades que el anterior y esto lo convierte en un plugin un poco más difícil de configurar si todavía estás empezando con WordPress.

Consejo Pro: Además, si quieres mejorar la velocidad de carga de tu web con la caché del navegador, te recomendamos que le eches un ojo a nuestro post. Con unas pocas líneas de código en el fichero .htaccess podemos indicarle al navegador que guarde una serie de ficheros estáticos durante un período de tiempo determinado. O si lo prefieres, tienes algunos plugins que te pondrán un poco más fácil esta tarea.

3. Optimiza tus imágenes

La velocidad de carga de una web es un aspecto muy valorado a la hora de posicionar tu página en Google, por lo que subir imágenes sin optimizar puede ralentizar tu web y afectar negativamente a tu SEO.

Utilizar un buen plugin de WordPress para optimizar imágenes es algo que no puedes pasar por alto. EWWW Image Optimizer puede ser una muy buena opción, así que te dejo el siguiente vídeo en el que te explicamos en detalle cómo configurarlo correctamente en tu aplicación:

4. Ojo con los plugins que tienes instalados

No todos los plugins funcionan igual ni consumen los mismos recursos, pero está claro que todos ocupan espacio y pueden llegar a afectar al rendimiento de tu web. Si no sabes muy bien cuáles puedes necesitar, aquí te dejo una lista con los plugins imprescindibles para WordPress.

Aunque tengas algunos plugins desactivados, pueden suponer un problema de seguridad para tu aplicación.

También tienes que tener cuidado con los plugins que no utilizas y que tienes instalados. Aunque estén desactivados, cualquier vulnerabilidad que se detecte puede ser utilizada por hackers para acceder a tu aplicación. Es por ello que cuando no utilices un plugin lo desinstales por completo de WordPress.

5. Utiliza temas o plantillas optimizadas para SEO

Plantillas optimizadas para SEO
Imagen de Unsplash

Si queremos optimizar WordPress, no podemos olvidarnos del tema o la plantilla que tengamos instalada en nuestra web.

Al igual que ocurre con los plugins, no todas las plantillas tienen las mismas funcionalidades ni todas pesan lo mismo. Hay algunas que incluyen tantas funcionalidades y opciones de personalización que pueden ralentizar los tiempos de carga de tu web. Y, como consecuencia, tu posicionamiento SEO puede resentirse.

6. Cuidado con el spam

Sobre todo cuando tienes un blog, el spam puede convertirse en tu principal enemigo. Su principal objetivo es incluir links y publicidad en masa y de manera automática en tu página web, con todo lo que ello puede suponer para tu proyecto.

Aunque pienses que tu web tiene muy pocas visitas y que no vas a ser víctima de este tipo de comentarios, estás muy equivocado. En serio, aunque estés empezando con tu blog es algo que siempre ocurre y debes prevenirlo.

Por defecto WordPress ya tiene instalado un plugin anti-spam, Akismet. Eliminará automáticamente los comentarios de spam que dejen en tu blog y dejará como “pendientes de aprobación” aquellos que no identifica al 100% como spam, pero sí son sospechosos.

7. Alojamiento externo para contenido multimedia

Si optimizas tus imágenes, estas no supondrán ningún problema para el rendimiento o la velocidad de carga de tu web. En cambio, con los vídeos, audios o documentos sí debes tener algo más de precaución.

Existen plataformas externas para subir tu contenido y no afectar al rendimiento de tu web en WordPress.

Si quieres optimizar WordPress te recomendamos que, en función del archivo que quieras subir a tu web o blog, utilices diferentes plataformas externas que no afecten al rendimiento de tu web. Algunas de las más utilizadas son:

  • Plataformas de alojamiento para vídeos: YouTube o Vimeo.
  • Plataformas de alojamiento para audios: Ivoox o Spreaker.
  • Plataformas de alojamiento para documentos o PPT: SlideShare.
Aplicaciones de alojamiento externo para vídeo
Imagen de Unsplash

8. Mantén WordPress siempre actualizado

Cada vez que se libera una nueva versión de WordPress no solamente incluyen mejoras a nivel de seguridad o corrección de errores. En cada actualización se incluyen también nuevas funcionalidades y mejoras a nivel de rendimiento o velocidad web.

Por ello te recomendamos mantener WordPress siempre actualizado a la última versión. Y no solo el core de tu aplicación, también es muy importante que mantengas todos tus plugins y plantillas que tengas instaladas siempre al día.

Mide los resultados

¿Cómo sabes si los cambios que estás aplicando para optimizar WordPress están dando resultados?

Por ejemplo, antes de empezar una dieta te pesas para ir comprobando semanalmente los kilogramos que vas perdiendo (o, por lo menos, los que no ganas). Pues a la hora de optimizar WordPress sucede exactamente lo mismo.

Es necesario que antes de aplicar ningún cambio en tu página realices un test de velocidad web. Esto te ayudará a conocer los tiempos de carga y conocer en qué aspectos debes mejorar o cuáles puedes pasar un poco más por alto. En cuanto realices los ajustes que te sugieren, vuelve a realizar la prueba. ¿Mejoran tus resultados? Estoy segura de que sí.

En conclusión

Si quieres optimizar WordPress, hay algunos consejos que no deberías pasar por alto. ¿Los recordamos?

  1. Elige un buen plan de hosting

  2. Utiliza un buen plugin de caché

  3. Optimiza tus imágenes

  4. Ojo con los plugins que tienes instalados

  5. Utiliza temas o plantillas optimizadas para SEO

  6. Cuidado con el spam

  7. Alojamiento externo para contenido multimedia

  8. Mantén WordPress actualizado

A continuación, te dejo algunos recursos que te pueden ser útiles si quieres optimizar WordPress:

Imagen de Unsplash