Por qué instalar un certificado SSL en tu web

Protege tu entorno

El protocolo HTTP ya forma parte del pasado, al menos para Google Chrome. Hace un par de meses ya te informaba, a través de otro post en este mismo blog, sobre la nueva actualización de este navegador que finalmente decidió marcar como “no seguras” todas las webs que funcionan con HTTP, indicándolo en color rojo en la barra de direcciones.

Este proceso, que empezó a implementarse en enero de 2017, ya está llegando a su fin. La versión 56 de Chrome empezó a marcar como “no seguras” las webs que recopilaban tarjetas de crédito o contraseñas. ¿El resultado? A finales del año pasado la tendencia de crecimiento seguía su curso:

  • Más del 68% del tráfico de Chrome en Android y Windows estaba protegido.
  • Más del 78% del tráfico de Chrome en Chrome OS y Mac estaba protegido
  • 81 de las 100 mejores webs usaban ya HTTPS por defecto.

Está previsto que se termine de completar a partir del día 24 de este mismo mes de julio con el lanzamiento de la versión 68 de Chrome, con lo que muy pronto podremos ver los resultados finales, aunque viendo las cifras anteriores podemos pensar que la mayor parte de las webs cambiarán de protocolo de seguridad, si no lo han hecho ya.

¿Por qué usar el protocolo HTTPS para tu web?

Las webs y tiendas online que funcionan bajo el protocolo HTTP no son seguras, ya que son vulnerables a los ataques cibernéticos y, como consecuencia, los hackers pueden monitorizar tus movimientos en Internet y robar tus datos personales o, mucho peor, los de tus clientes.

Además visitar una web no segura puede hacer que recibas información errónea.

Ya tan solo con llegar a una página web marcada como no segura y en rojo, hace que los usuarios desconfíen y seguramente no quieran arriesgar, por lo que terminarán por abandonar esa página.

Piensa en una tienda a pie de calle. Imagina que llegas a la puerta y tiene un cartel rojo colgado donde aparece escrito “no seguro”. ¿Vas a entrar? Yo no lo haría.

En principio Google Chrome es el único navegador que presenta esta actualización en su barra de direcciones pero no olvides que es el más utilizado: el pasado junio la cuota de mercado de Google Chrome alcanzaba el 55,2%, muy superior al resto de navegadores como puedes ver en el siguiente gráfico.

ranking navegadores
Fuente: W3Counter

Si eres el propietario de una web no deberías dejar pasar esta información porque la mayor parte de tus visitas llegarán a tu web a través de Google Chrome y si tu página no funciona bajo el protocolo HTTPS ni siquiera aparecerás en sus búsquedas.

Por otro lado, una página web que utilice el protocolo HTTP conseguirá una peor clasificación en las páginas de resultados de Google y posiblemente ni siquiera los usuarios puedan encontrar nuestra web. Con el protocolo HTTPS te aseguras un mejor posicionamiento, además de tiempos de carga más veloces.

Pero no te preocupes porque la buena noticia es que cambiar a HTTPS para que tu web sea segura es muy fácil, solo necesitas instalar un certificado SSL.

¿Qué es un certificado SSL?

Un certificado de seguridad SSL (Secure Sockets Layer) es un título digital que se encarga de autentificar la identidad de tu web y cifra la información que tus visitas reciben o envían al servidor, estableciendo una conexión segura que protege la transferencia de datos.

Los certificados SSL contienen la siguiente información:

  • Nombre del titular.
  • Número de serie y fecha de vencimiento.
  • Copia de la clave pública del titular.
  • Firma digital de la autoridad certificadora.

Tus visitas sabrán que pueden compartir sus datos de forma segura en tu página web, ya que al instalar un certificado digital se mostrará un icono de un candado verde y HTTPS en la barra de direcciones. Si te decides por un SSL EV (validación extendida), también aparecerá la barra verde y el nombre de tu empresa.

Pero veamos con más detalle cuáles son los certificados SSL disponibles en el mercado para que elijas el que mejor se adapta a tus necesidades y las de tus clientes.

¿Qué certificado SSL instalar?

Recuerda que un certificado SSL aporta seguridad y confianza a tus visitas, ya que cifra el tráfico de tu web protegiéndola frente a los hackers. Además, verás cómo mejora tu posicionamiento SEO en Google.

trafico web

Elige tu certificado SSL

  • ¿Tienes un blog o una web personal? Un certificado SSL de validación de dominio (DV) puede ser el más idóneo para ti. Aporta el nivel más básico de validación pero suficiente en este caso. Solo se certifica que el SSL pertenece al propietario del dominio.
  • ¿El fin de tu web es proporcionar información? Decídete por un SSL de validación organizativa (OV). Este tipo de certificado ofrece a tu página mayor credibilidad y requiere más datos sobre el propietario y la empresa.
  • ¿Quieres que tu web ofrezca aún más confianza? Entonces no dudes en elegir un certificado de validación extendida (EV). Tus visitas verán el nombre de tu empresa en color verde en la barra de direcciones lo que confirma que la comunicación entre servidores es segura. Se trata del SSL de mayor credibilidad para los usuarios.

Es muy importante que revises y analices tu página web casi a diario para intentar impedir que recibas cualquier tipo de ataque cibernético. Un certificado SSL solo se encarga de cifrar los datos que entran y salen de tu web, pero no la mantiene protegida contra otras vulnerabilidades como malware, SQL, DDoS, etc. La Seguridad de la página web de GoDaddy hace todo este trabajo por tí y complementará tu SSL para mantener protegidos a tu web, a tus clientes y sus datos.

Conclusión

Es fundamental proteger tu web porque al mismo tiempo estarás protegiéndote a ti y a tus clientes. No dejes que los hackers puedan acceder fácilmente a la información confidencial que está registrada en tu página. Pónselo más difícil e instala un certificado de seguridad SSL en muy poco tiempo.

Imagen de Pexels

Beatriz Corchado
Andaluza de nacimiento y madrileña de adopción, Beatriz forma parte del equipo de GoDaddy Spain. Además de escribir artículos para el blog sobre diferentes temas, gestiona el programa de afiliados en España. Su experiencia en el mundo del hosting web comenzó en 2014. Desde entonces, ha ampliado su carrera profesional en este sector y estrechado lazos con colaboradores, afiliados, etc. La música le mantiene concentrada y la playa le relaja.