Por qué los call to action son importantes para tu página web

Sácale el máximo partido a tu web

Te sientas en la terraza de un bar al que nunca has ido y el camarero no viene a atenderte. ¿Quizás tienes que ir a la barra para pedir y pagar?¿O debes avisar dentro para poder sentarte en la terraza? ¿Podrás pagar con tarjeta de crédito?

Todas estas preguntas, y muchas otras, serían obvias y facilitarían la vida de los clientes si se indicaran con un letrero en la puerta del bar o en las mesas de la terraza.

Nuestro cerebro siempre está atento a las instrucciones y señales del exterior: dónde realizar el pedido, dónde girar a la izquierda para llegar a nuestro destino o qué tecla presionar para transferir la llamada al director de la empresa. Instintivamente buscamos que nos indiquen qué hacer a continuación.

Lo mismo ocurre con los usuarios que visitan tu página web profesional. Una vez que accedan a ella, buscarán instrucciones para continuar con el siguiente paso. ¿Deberían suscribirse a la newsletter, descargar un ebook, comprar un producto/servicio o contactar a través del formulario? Asegúrate de que tu web cuenta con call to action que guíen y ayuden a los visitantes, de lo contrario abandonarán rápidamente tu sitio.

¿Qué es un call to action?

Un call to action (CTA), o llamada a la acción, es uno de los elementos clave en una página web que actúa como letrero para indicarle al usuario qué debe hacer a continuación. Estos son algunos de los ejemplos más comunes:

  • Compra ahora
  • Pruébalo ahora
  • Saber más
  • Solicitar presupuesto
  • Suscríbete a nuestro boletín
  • Descargue nuestro ebook

Cuando no hay una llamada a la acción, el usuario puede que no sepa qué se supone que debe hacer a continuación o cuál es el siguiente paso para realizar una compra o suscribirse a un boletín informativo. Lo más probable en este caso es que abandone tu página web sin realizar ninguna acción.

La importancia de un call to action

¿Cuál es el objetivo principal de tu web? ¿Vender productos? ¿Invitar a los usuarios a que se suscriban al newsletter? Para que los usuarios realicen una acción específica, deberás crear una llamada a esa acción que sea persuasiva.

Imagina que has diseñado una página con un titular y una oferta llamativa. Pero no has añadido ningún call to action. ¿Qué debe hacer el usuario? Aunque la acción parezca obvia, puede que los visitantes abandonen tu web sin realizarla debido a que no existe un paso siguiente o un botón donde hacer clic.

El éxito de tu negocio online dependerá, en gran parte, de las llamadas a la acción que aparezcan en cada página de tu web, ya que todas ellas serán grandes oportunidades para convertir a los usuarios en clientes.

¿Cómo crear un call to action?

No hay una plantilla universal que funcione para todo. Pero existen una serie de principios a tener en cuenta para determinar qué funciona mejor para tu audiencia y tu web.

Es un botón

Para que los call to action sean llamativos y clicables, lo recomendable es que sean botones y no texto o hipervínculos.

Línea_DirectaFuente

¿Está claro lo que se espera que hagas a continuación? Es bastante evidente. El call to action es verde, llamativo y es un botón.

Destaca sobre el resto de elementos de la página

Si volvemos al ejemplo anterior, ¿dónde deberías hacer clic? Está muy claro el lugar donde tienes que pulsar. El diseño del botón y la forma en que contrasta con la página ayuda a captar la atención de los usuarios. Es obvio que destaca del resto de elementos que componen la página y actúa como una señal visual para ayudar a responder a una pregunta: ¿dónde debo hacer clic? Lo mismo ocurre en el siguiente ejemplo:

Dodot

Fuente

Los diseñadores suelen buscar los colores de conversión más altos, pero en realidad no existe un determinado color que funcione mejor. En cambio, los visitantes tienden a dirigir la mirada a aquel elemento que destaca sobre el resto de elementos de la página.

Por lo tanto, para captar la atención de los usuarios, debes usar un color que contraste con el resto de la página, sin dejar de ajustarse a la combinación de colores en general.

Vodafone

Fuente

REPSOL

Fuente

Estos dos últimos ejemplos usan colores que contrastan en la página para llamar la atención del usuario y así saber dónde deben hacer clic. Pero, al mismo tiempo, los botones encajan perfectamente con el esquema de colores.

Contiene un texto convincente

Si bien el color indica a los usuarios hacia donde tienen que dirigirse para hacer clic, el texto del botón es el factor decisivo para que decidan si seguir con la acción o no. Además, les da una idea de lo que va a suceder a continuación.

Este botón de Netflix es un gran ejemplo de un enfoque corto, directo y orientado a la acción.

Netflix

Pero no es solo el texto del botón. También es cómo aparece junto al contenido que le rodea.

Echa un vistazo a la página principal de Netflix. Sí, el call to action es visible y claro. Pero, ¿y el texto que hay alrededor del botón?

 

“Sé original” – Suena genial.

“Disfruta donde quieras” – Suena mejor.

“Cancela en cualquier momento” – Final perfecto.

Entonces, ¿qué tengo que hacer ahora? “Disfruta gratis de un mes”. ¡Inscribirte!

No pasa desapercibido

No tiene ningún sentido crear un botón persuasivo si no se puede ver. Si el texto de la página es lo suficientemente convincente como para que el usuario quiera dar el siguiente paso, lo peor que puede pasar es que tenga que buscar el botón del call to action.

Debería estar siempre visible y en el camino que está haciendo el usuario. Por lo tanto, si un usuario escribe su correo para suscribirse al newsletter, el botón del call to action debe estar al lado. Esta es una ubicación lógica.

Benetton

Fuente

Es fundamental que el botón del call to action aparezca siempre junto con el resto del texto o en un lugar visible donde el usuario lo pueda distinguir fácilmente.

¿Varios call to action?

¿Qué pasa si ofreces a los usuarios varias opciones? Lo más probable es que se bloqueen ya que tienen que considerar cada una de ellas antes de tomar una decisión. Eso requiere tiempo y esfuerzo mental, y al final la mayoría de las personas eligen la ruta más fácil. Y nada es más fácil que no elegir nada y pasar a otra cosa.

Esto también se conoce como sobrecarga de elección, y hace que las personas sean menos propensas a tomar decisiones cuando se les presentan múltiples opciones.

Esto se aplica también a los call to action. Cuando hay más de una llamada a la acción en una página, estás dificultando la acción de los usuarios, lo que puede hacer que abandonen tu web sin realizar ninguna acción.

Lo mejor que puedes hacer es revisar cada página de tu web y preguntarte: ¿qué es lo que quiero conseguir principalmente aquí? ¿Cuál es la acción específica que deseo que los usuarios realicen mientras están en esa página?

Mira este ejemplo:

Opel

Fuente

En este caso no hay que tomar una decisión difícil ya que solo hay un call to action, de modo que el usuario sabrá inmediatamente cuál es el próximo paso.

Pero, ¿qué sucede si necesitas añadir diferentes llamadas a la acción? Puede haber situaciones en las que sea necesario incluir más de un call to action en una página. Por ejemplo, puedes tener una página que tenga un botón para registrar nuevos usuarios y otro para que los usuarios existentes inicien sesión, como en Spotify:

Spotify

Fuente

La idea es priorizar y usar la jerarquía visual para dar peso a los elementos más importantes para lograr el objetivo de esa página. Es obvio cuál es en la de Spotify: atraer a nuevos visitantes para que se registren. Si bien también hay otros call to action “Conseguir Spotify Premium”, “Iniciar sesión”. etc., pero que no llaman la atención del usuario con tanta intensidad.

La clave es que si quieres que una página convierta, debes asegurarte que el call to action principal sea siempre el elemento visualmente más llamativo de la página.

Prueba y optimiza regularmente

¿Crees que una página específica de tu web no está convirtiendo como debiera? ¿Es posible que el call to action no sea lo suficientemente persuasivo?

La única forma de saberlo es haciendo una test A/B y ver si una llamada a la acción con un estilo, color, texto o ubicación diferente puede generar mejores resultados.

Conclusión

No existe una llamada a la acción perfecta o universal que pueda servir para crear los botones correctos para tu web. Pero si sigues los consejos de este artículo, estarás un paso más cerca de crear llamadas a la acción que hagan que tus visitas den el siguiente paso.

Imagen de Pexels

Beatriz Corchado
Andaluza de nacimiento y madrileña de adopción, Beatriz forma parte del equipo de GoDaddy EMEA. Además de escribir artículos para el blog sobre diferentes temas, gestiona el programa de afiliados en España. Su experiencia en el mundo del hosting web comenzó en 2014. Desde entonces, ha ampliado su carrera profesional en este sector y estrechado lazos con colaboradores, afiliados, etc. La música le mantiene concentrada y la playa le relaja.