Qué es el hosting web y para qué sirve

Encontrar el plan de web hosting adecuado

¿Estás pensando en poner en marcha tu propio sitio web o dar el salto hacia un alojamiento más potente? Seguro que te vienen muchas preguntas relacionadas con los servicios que vas a necesitar. ¿Qué es el hosting web? ¿Qué tipos de hosting existen? ¿Cuál es el más apropiado para mi: hosting compartido, un VPS o quizá necesite un Servidor dedicado?. ¿Necesito un certificado SSL para mi sitio? ¿Por qué?

Con este artículo me gustaría dar respuesta a tus dudas, empezando por lo más básico y continuando con conceptos más complejos y servicios extra que puedas necesitar. No te preocupes, intentaré explicarme de forma muy sencilla para que las indicaciones sean claras.

¿Qué es el hosting web?

Piensa en las carpetas y los archivos que almacenas en tu ordenador y cómo éstos se almacenan en el disco duro de tu equipo para que siempre estén accesibles. Un sitio web es muy parecido a un documento de texto: necesita un ordenador donde almacenarse. La diferencia es que el ordenador donde guardas tu web debe estar siempre encendido, si quieres que esté disponible siempre que quieras acceder al mismo.

A diferencia del ordenador que podemos tener en casa, para servir un sitio web necesitamos una máquina que esté conectada a Internet a través de una red que tenga un ancho de banda más amplio que las típicas conexiones domésticas. Y sobre todo que esté plenamente operativa las 24 horas del día, los siete días de la semana. A estas máquinas u ordenadores, es lo que conocemos como servidores web.

Por lo tanto, llamamos hosting o alojamiento web al servicio de almacenamiento que proporcionan estos servidores. Y los proveedores de hosting web, ofrecen ese espacio para alojar tus páginas web y que puedan estar disponibles las 24h del día y desde cualquier parte del mundo.

 

¿Para qué sirve el hosting o alojamiento web?

Para que tu sitio web esté siempre online y disponible, es necesario que dispongas de un alojamiento o hosting web donde poder almacenarlo. Un ordenador con el que estamos acostumbrados a trabajar y una conexión a Internet doméstica no sería suficiente para que tu sitio web estuviese disponible a todo el mundo.

Aunque dispongas de fondos suficientes para comprar tu propio servidor y una conexión a Internet muy potente, no es una buena idea. Resultaría demasiado costoso, por lo que alquilar un servicio de hosting web es la mejor opción.

Las empresas de hosting, disponen de servidores propios para almacenar los sitios web de su clientes, y están localizados en un Centro de Procesamiento de Datos (CPD). Es decir, una infraestructura que dispone de los sistemas de seguridad más avanzados (tanto físicos o de hardware, como de software) y conexiones a Internet permanentes y seguras, para evitar posibles fallos o errores en los servicios.

¿Qué tipos de hosting hay?

Dependiendo del tipo de web que tengas o quieras crear, necesitarás un servicio de hosting u otro. Por ejemplo, si quieres crear un blog personal, un plan de hosting de los más básicos sería suficiente para ti. Pero, si tu sitio web es una tienda online o una web corporativa de una empresa grande, tal vez te convenga más un servicio de alojamiento más profesional.

Aunque cada proyecto sea diferente, vamos a explicarte a grandes rasgos qué es lo que podrías necesitar. Si no estás seguro o tienes dudas sobre qué servicio elegir, te recomendamos que contactes con el servicio de atención técnica de expertos de el proveedor de hosting que hayas elegido, para que te asesoren.

Hosting compartido

Un plan de hosting o alojamiento web te proporciona espacio en un servidor en el que compartes recursos con más usuarios. Dependiendo del plan que selecciones, puedes tener varios sitios web alojados en un mismo hosting. Muchos proveedores, ofrecen servicios de alojamiento de tráfico ilimitado; así si algún mes tienes un pico de consumo, tu sitio web no se verá afectado y no tendrás costes inesperados.

Servidor virtual VPS

Un servidor virtual privado o VPS es un servidor físico dividido en múltiples máquinas virtuales independientes entre sí. Ya que el hardware es compartido, el coste de un servidor virtual suele ser bastante inferior al de un servidor dedicado (físico). La gran ventaja es que un VPS cuenta con recursos garantizados, que no se comparten con nadie y que puedes utilizar como tú prefieras. Esto te concede más potencia y flexibilidad que un hosting compartido normal.

Hosting de WordPress

Un plan WordPress es un servidor configurado y optimizado en una plataforma especializada en WordPress, el CMS (del inglés Content Management System) o gestor de contenidos más utilizado del mundo. Algunos proveedores utilizan discos SSD, servidor web nginx, sistemas de caché redis y varnish, configuraciones especiales a nivel de servidor, actualizaciones y backups automáticos para garantizar la seguridad de tu aplicación, ya que al ser uno de los gestores de contenidos más usados es el principal objetivo de los hackers.

Servidor dedicado

Básicamente, se define como una máquina física, un ordenador, con uso exclusivo para un único cliente. Ese cliente es usuario absoluto de los recursos de ese servidor, desde el ancho de banda hasta el espacio en disco. Los servidores dedicados son especialmente necesarios para sitios web con un gran volumen de tráfico mensual o que necesitan hacer un uso intensivo de recursos de transferencia, flexibilidad y rendimiento.

Hosting business

Hosting Business combina el cPanel fácil de usar y la curva más corta de aprendizaje de hosting compartido con los recursos dedicados, la potencia y el rendimiento del VPS. Ofrece una mayor potencia con una menor complicidad. Con Hosting Business, obtienes ancho de banda, CPU y memoria RAM dedicados: todo lo esencial para los sitios web con mucho tráfico, de uso intensivo de datos o de comercio electrónico.

 

¿Qué otros servicios me puede ofrecer una empresa de hosting?

Cada empresa es un mundo, pero normalmente los proveedores de hosting te van a ofrecer también:

Registro y transferencia de dominios: Un dominio es el nombre que identifica tu sitio web y consta de dos partes: el nombre y la extensión. Por ejemplo, nuestro dominio es “godaddy.es”, GoDaddy es el nombre y .es la extensión, en este caso nos indica que el dominio pertenece a una entidad con vínculos o actividades en España.

Si quieres crear tu propio sitio web, tendrás que elegir un nombre de dominio que te identifique, registrarlo y no olvidar su renovación anual para evitar perderlo o que alguien lo registre en su nombre. Si ya tienes un dominio en propiedad, debes saber que tu empresa de hosting te da la opción de transferirlo desde ellos a otro proveedor y viceversa.

Servicio de correo electrónico: Si no tienes por el momento la necesidad de crear tu sitio web, pero te interesa tener un correo profesional como, por ejemplo, “nombre.apellido@tudominio.com”, vas a necesitar dos cosas: un dominio y un servicio de correo. El servicio de correo consiste en un espacio donde almacenar todos tus emails entrantes y salientes. Esto te permitirá poder descargarte tus correos en tu ordenador y también ofrece la posibilidad de acceder desde cualquier ordenador a tu correo, a través de una aplicación online, esto se conoce como webmail.

Casi todas las empresas de hosting del mundo te ofrecerán estos dos servicios que te he comentado, pero a parte del servicio de hosting web, te pueden ofrecer los siguientes:

Certificados de seguridad SSL: Un certificado de seguridad muestra a los usuarios de tu sitio web que es seguro navegar en él, dejar sus datos personales o realizar compras. Incluyen el nombre de dominio, la fecha de caducidad del certificado e información sobre la autoridad responsable de la emisión del mismo. Cuando un navegador se conecta a un sitio seguro, recupera el certificado SSL del sitio y comprueba que todo sea correcto. Seguramente habrás leído que Google anunció que calificaría los sitios web con http como no seguros, así que si no quieres que esto te pase, te aconsejo que te compres uno.

Herramientas SEO: ¿Sabías que la gran mayoría de los clics se hacen en uno de los 3 primeros resultados orgánicos de Google? Si tú también quieres que tu página esté bien posicionada, deberás cuidar el SEO de tu sitio web. Puedes encontrar herramientas que te puede ayudar a posicionar mejor, aumentar la visibilidad en buscadores y conseguir más tráfico a tu sitio web. Un plan de hosting de WordPress cuenta con Yoast, un asistente de SEO integrado en la aplicación.

– Seguridad: Las aplicaciones de seguridad web funcionan como el sistema de alarma de tu casa: saltan cuando se produce una situación fuera de lo normal y te envían una notificación para que conozcas de primera mano que algo ha ocurrido en tu web.

CDN: Se conoce como CDN (en inglés Content Delivery Network) a la red de servidores distribuidos por todo el mundo. Cada uno de esos servidores cachea (es decir, recuerda) el contenido estático de tu web: imágenes, archivos CSS, JavaScript, etc. Este tipo de archivos son los que ocupan la mayor parte del tiempo que tarda tu sitio en cargar. Cuando una visita quiere ver tu web, el servidor que tiene más cerca le muestra todo ese contenido estático. Como resultado, el tiempo de descarga de tu sitio web se reduce y la experiencia del usuario es mejor y más rápida.

Entonces…, ¿cómo elijo el mejor hosting para mí?

A la hora de elegir cual es el hosting más adecuado para ti, hay varios factores a valorar y perderse entre tanta nomenclatura técnica es muy fácil.

Para que puedas tomar la mejor elección para tu proyecto, he resumido brevemente las características que debes considerar para elegir el mejor alojamiento web:

Espacio web: Es el espacio que tendrás disponible en el servidor para alojar tu proyecto web. Fíjate bien, porque cada plan de hosting dispone de un tamaño de espacio diferente. Por ejemplo, en el plan de Hosting Web de GoDaddy, el hosting más básico te ofrece 100 GB de espacio.

Cuentas de correo: Es el número de direcciones de correo electrónico que puedes crear con tu hosting. Los planes más sencillos, normalmente se ofrecen entre 1 y 10 cuentas, y en los más avanzados número de cuentas de correo es ilimitado.

Panel de control: Desde tu panel de control podrás gestionar todos los servicios y aplicaciones. Crear cuentas de correo, instalar aplicaciones o redireccionar dominios, son algunas de las gestiones básicas que podrá hacer desde tu panel de control de manera sencilla y sin complicaciones.

La mayoría de proveedores de hosting ofrecen servicios cPanel o Plesk. Son los dos mejores paneles de control del mercado y son muy intuitivos y con una gran cantidad de funcionalidades para facilitar la configuración de tu alojamiento web. Otras empresas, en cambio, ofrecen un panel propio. Si finalmente eliges un proveedor con un panel propio, te aconsejo que solicites una prueba gratuita antes de contratarlo. Tú serás el que tiene que trabajar con el panel y si es difícil de usar o quieres migrar tu proyecto a otro proveedor, podrás tener complicaciones en el futuro.

Transferencia (o tráfico) mensual: Este término resulta un poco confuso, puedes consultar nuestro artículo sobre esta característica, ya que es importante que conozcas qué significa por si tu sitio web empieza a recibir muchísimas visitas (que espero que así sea).
La transferencia mensual es la cantidad de datos que tu sitio web puede transmitir a los usuarios en un mes. Por ejemplo, si una página web pesa 10 kilobytes y la visitan 2 personas, necesitarás 20 kilobytes de transferencia. Si la visitan 10 personas, utilizarás 100 kilobytes de transferencia.
Se le denomina “transferencia mensual” porque las empresas de hosting suelen limitar una cantidad máxima al mes. En GoDaddy no marcan ningun límite y todos los planes de hosting ofrecen tráfico ilimitado. Por si acaso, aquí te damos más detalles sobre cómo funciona la transferencia mensual y cómo saber cuánta va a necesitar tu web.

Bases de datos (BBDD): Comprobar el número de bases de datos que podrás crear en un mismo plan de hosting compartido es esencial. Esta cantidad determina el número de sitios webs que podrás tener alojadas simultáneamente en un mismo servicio. Según el alojamiento web que elijas, ese número puede variar desde una única base de datos hasta bases de datos ilimitadas. ¡Fíjate bien!

Garantía de disponibilidad: Los proveedores de hosting suelen garantizar que tu sitioweb estará disponible al menos un 99,5% o un 99,99% del tiempo. Normalmente, esta información se encuentra en las características principales del alojamiento web, pero si no estás te aconsejo que preguntes. También infórmate de los acuerdos de nivel de servicio, ya que algunos proveedores pueden reembolsarte parte de tu pago mensual, si el nivel de disponibilidad está por debajo del mínimo garantizado.

Soporte técnico: Mucha gente considera que el soporte técnico es el factor más importante para elegir un buen hosting. Cuando tu sitio web deja de estar disponible por motivo desconocido, y necesitas una respuesta rápida, solo quieres llamar por teléfono y hablar con una persona con conocimientos técnicos y en tu mismo idioma. Alguien que pueda averiguar qué está pasando y arreglarlo o, al menos, decirte qué es lo que tienes que hacer para conseguir que tu sitio web vuelva a funcionar.

Antes de contratar un hosting asegúrate que ofrecen un servicio de soporte 24 horas y en español. ¿Ofrecen soporte por chat? ¿Los teléfonos de contacto son gratuitos? ¿Cuánto tiempo suelen tardar en contestar a un ticket?

Para GoDaddy el soporte técnico es nuestro principal valor, gratuito, disponible todos los dias las 24 horas y en español.

Precio: No debe ser el factor decisivo. Recuerda que a veces lo barato sale caro y, por eso, agarrarte a la oferta más agresiva puede salirte caro en el largo plazo. Esto es más importante si tu sitio web te proporciona ingresos, ahí contar con un buen hosting será todavía más crucial. El soporte 24 horas y el hardware de calidad cuestan dinero, ¡recuérdalo!

Consulta primero las características técnicas de distintos proveedores de hosting y después compara los precios de los que te interesan.

 

Servicios adicionales o extras: Compara las diferentes empresas de hosting: ¿en qué se diferencian?, ¿qué incentivo ofrecen para hacer su hosting más atractivo? Puede que tengan varios centros de datos en distintos países, que te ofrezcan aplicaciones sencillas de instalar, que proporcionen una dirección IP española, que ofrezca dominios gratis durante el primer año o que tengan una opción de prueba gratis antes de comprar.
¿Qué tengo que mirar con cuidado a la hora de elegir mi alojamiento web?

 

Buscar en un ordenador con mascara para cuidarse de los peligros webhosting

Conviene leerse la letra pequeña, en el mundo del hosting se usa un vocabulario específico que a veces hace difícil entender todas las características y funcionalidades.

A continuación, te explico cuales suelen ser los principales inconvenientes que debes evitar:

  • Suplementos por superar el tráfico mensual: Si superas el máximo contratado, algunos proveedores te cobrarán un importe adicional. Evita llevarte sorpresas, estas cantidades deberán venir indicadas en el contrato, pero a menudo son exageradas en comparación con lo que pagas al mes por todo el servicio. Mi consejo es que contrates con ellos solo si sabes que la transferencia que te permiten es más que suficiente para tu consumo habitual.
  • Tasas ocultas por transferencia de dominios: A veces existen ofertas para transferir un dominio de forma gratuita, pero fíjate bien y comprueba que no te cobrarán nada el día que te los quieras llevar a otro proveedor de hosting. No es una práctica común, pero es mejor que te asegures antes de transferir tu dominio.
  • Titularidad del dominio: Algunas empresas registran los dominios a su nombre en lugar de al nombre del cliente que lo contrata, así es la empresa de hosting (y no tú) quien figura como titular del dominio en cuestión. Asegúrate de que esto no es así antes de firmar nada.
  • Ausencia de soporte técnico: Si no te manejas muy bien en este campo del hosting, un buen equipo de soporte técnico es esencial para ti. Si contactas con tu proveedor, deberán darte una respuesta adecuada dentro de un plazo razonable, esta es la diferencia clave entre un soporte excelente y otro que no lo es. Lo ideal es que te ofrezcan distintas opciones de contacto: mail, teléfono y chat.

¿Es necesario tener conocimientos técnicos para gestionar un hosting?

Respuesta rápida: no. Si tienes un buen panel de control como cPanel o Plesk la gestión del servicio es muy intuitiva. Algunos proveedores,como GoDaddy, también ofrecen su propio creador de sitios web e instaladores en 1 clic para las aplicaciones web más comunes, como WordPress, PrestaShop o Drupal, así que podrás configurarlas tú mismo en tu plan de alojamiento web de forma muy simple.

Si cuentas con conocimientos técnicos, tendrás un camino recorrido. Te resultará muy útil saber manejarte con FTP, ya que es la forma más fácil de subir un sitio web a tu alojamiento.

Ya tengo mi hosting, ¿cómo subo mi web a Internet?

Una vez que te hayas decidido y hayas seleccionado el plan de alojamiento web, ahora es el momento de empezar a diseñar tu sitio web y publicarlo en Internet para que esté accesible a todo el mundo. Si tienes algunos conocimientos técnicos y quieres un sitio mucho más personalizado y a tu medida puedes utilizar un editor HTML como Adobe Dreamweaver o cualquier otro que te resulte cómodo, si eres un experto… seguro que ya tienes el tuyo en mente.

En cambio, si eres nuevo, te recomiendo que utilices alguna aplicación como WordPress, Magento o Joomla. Son muy fáciles de instalar, solo con un clic a través del panel de tu hosting y tendrás una gran cantidad de plugins y plantillas para crear tu sitio web tu gusto. Ya verás, que crear tu sitio web es mucho más fácil de lo que piensas y si no, ¡ya nos contarás!.

Imagen de Visual Hunt