¿Qué es un infoproducto y cómo crear uno paso a paso?

Aporta contenido de valor.

Cada vez más profesionales y empresas se están animando a lanzar un infoproducto como forma para monetizar su negocio.

Una tendencia al alza de la enseñanza online, una amplia cantidad de nichos de mercado por cubrir y la escalabilidad de este tipo de recursos son tres de las principales razones que han supuesto su auge.

En este artículo, hablaremos de los beneficios de los productos digitales, los ejemplos más famosos o más vendidos de infoproductos y qué pasos debes dar para crear uno de éxito.

¡Vamos a ello!

¿Qué es un infoproducto o producto digital?

Su significado es muy sencillo. Un infoproducto es un recurso formativo que se distribuye a través de internet.

De esta manera, si eres especialista en un sector determinado, puedes compartir este conocimiento con otros usuarios y usuarias a través de productos online.

¿Por qué crear un infoproducto? Principales ventajas

Los infoproductos están de moda.

Y es que, debido a las restricciones a causa de la crisis sanitaria y al auge de los negocios digitales, en los últimos años se ha incrementado tanto su producción como su demanda.

Pero, además, estos productos digitales tienen asociadas otra serie de ventajas que van más allá de ganar dinero.

A este respecto, debemos hacer una doble distinción entre los beneficios que tienen para quienes hacen infoproductos y para quienes los adquieren.

Beneficios para infoproductores

Entre las principales ventajas que tienen los productos digitales para infoproductores, destaca que:

  • Si creas información de valor y un curso que aporte soluciones a las necesidades de tus clientes, te posicionarás como especialista en tu campo.
  • En caso de que el producto digital tenga éxito, es un recurso fácilmente escalable.
  • La inversión inicial no resulta tremendamente elevada y, bien promocionado, son productos altamente rentables.
  • Conociendo las estrategias adecuadas para promocionarlo, puedes llegar a un amplio número de personas. Además, no existen fronteras en cuanto a su ubicación.
  • Permite automatizar su venta y generar, por lo tanto, ingresos de manera pasiva.
  • Al ser digital, puedes ir modificando el contenido de la formación en función de los cambios o novedades en el sector.

Beneficios para alumnos

  • Posibilidad de acceder al curso desde cualquier lugar. Por lo tanto, podrás formarte con especialistas en un campo determinado que no se encuentren en tu misma ubicación.
  • En muchos casos, no hay horarios marcados. Por ello, puedes acceder a la información a tu ritmo.
  • De manera general, el acceso a las formaciones es de por vida.
  • Permite adquirir conocimientos actualizados impartidos por especialistas en el sector.
  • A pesar de ser productos digitales, en algunas ocasiones incluyen una parte de asesoramiento personalizado.

Sin embargo, no todo van a ser ventajas.

Y es que, dada la rentabilidad de estos productos digitales, muchos profesionales han querido sumarse al carro de los infoproductos.

Sin embargo, no todos aportan una experiencia real en su campo de especialización. Y, por desgracia, en algunas ocasiones el contenido no cumple con las expectativas de los alumnos.

Revisar los testimonios de otros usuarios o verificar la autoridad de quien ha realizado el infoproducto en su campo son acciones clave para no caer en engaños.

¿Qué infoproductos vender? Principales ejemplos de productos digitales

Hay una amplia variedad de infoproductos para elegir.

A continuación, vamos a ver cuáles. Así, una vez conozcas las posibilidades, podrás decantarte por el que más se ajuste a tu público y a tu marca en caso de que quieras iniciarte en el mundo de los productos digitales.

Guías descargables

Las guías descargables que solucionen una necesidad de tu target son un buen ejemplo de infoproducto.

De manera general, se emplean como lead magnet. Es decir, como recurso gratuito -freebie- que el usuario se puede descargar a cambio de incluir sus datos de contacto -generalmente, nombre y correo electrónico-.

Este tipo de contenidos suele ser muy beneficiosos a la hora de realizar estrategias de email marketing.

Descubre cómo crear un embudo de conversión y automatizar la venta de tus productos digitales.

A la hora de crear estas guías, debes tener en cuenta cuál es tu objetivo. Y, por lo tanto, qué cantidad de recursos debes invertir en su creación.

Si, por ejemplo, vas a crear una guía gratuita para ampliar tu base de datos, el tiempo y la extensión de la misma será menor que en caso de que esta fuese un e-book de pago.

E-book o libros electrónicos

Los e-books o libros electrónicos son perfectos para impartir información que no requiera de material visual para su correcta interpretación.

Cómo crear un infoproducto

De igual manera, muchos infoproductores incluyen contenidos descargables multimedia dentro de su e-book para complementar la información escrita.

Por ejemplo, plantillas o kits descargables útiles a la hora de poner en práctica algunas enseñanzas.

Algunas de las ventajas asociadas a los libros electrónicos son las siguientes:

  • Son infoproductos de fácil distribución.
  • Su maquetación no tiene por qué resultar compleja, y se distribuyen de manera sencilla en distintos formatos que permiten la compatibilización con muchos dispositivos. Incluidos smartphones o tablets.
  • Puedes dejar que los lectores lean unas páginas de manera gratuita y, si les interesa, pueden adquirir el ebook.
  • Permite actualizar el contenido de cara a ofrecer una versión que se ajuste a todas las novedades del sector.

Revistas digitales

Los modelos de suscripción también aportan una amplia variedad de formatos. Las revistas digitales son un buen ejemplo de ello.

Las e-magazines comparten las ventajas de facilidad de distribución de las guías digitales, así como la compatibilidad con una gran cantidad de dispositivos.

La monetización de las mismas suele estar ligada a modelos de suscripción, tal y como hemos comentado.

Por ello, la periodicidad de estas publicaciones y un contenido muy cuidado son factores clave a la hora de obtener un beneficio económico de las mismas.

Audiolibro (Audio-book)

Las plataformas de audiolibros están en auge.

Se trata de libros narrados que han sido grabados en mp3 y que, por lo tanto, pueden escucharse en cualquier dispositivo que tenga salida de audio.

Al igual que los e-books, deben tratar temas que no necesiten demasiado aporte visual para su fácil comprensión.

En este caso, resulta imprescindible cuidar la calidad del audio. Por lo tanto, si crees que este va a ser el formato elegido, preocúpate de asesorarte por parte de un profesional especialista en sonido.

Incluso, si así lo consideras, puedes subcontratar su grabación a un estudio de sonido profesional.

Podcast

Los podcasts han llegado para quedarse.

Estas grabaciones simulan los formatos de los tradicionales programas de radio.

Cada vez son más habituales los podcasts de entrevistas o de debates de una determinada temática.

Los podcasts son muy útiles a la hora de tratar temáticas que no necesiten mucho aporte visual. De hecho, al igual que las guías en PDF, cada vez se están empleando más como lead-magnet.

Al igual que los audiolibros, es necesario prestar atención tanto a la autoridad de los invitados como a la calidad de audio.

Podcast como infoproducto

Cursos en vídeo

Los cursos en vídeo resultan tremendamente didácticos. Aportan una gran cantidad de posibilidades diferentes.

Este tipo de formación requiere una mayor cantidad de recursos.

De igual manera, también es cierto que suelen estar mejor retribuidos económicamente. Eso sí, en caso de que el curso sea completo y aporte un amplio contenido de valor.

Los cursos en vídeo abren un gran abanico de posibilidades. Entre los formatos más comunes, destacan:

  • Cursos de distintos módulos en los que el alumno va avanzando a su ritmo.
  • Formaciones de duración determinada en las que el infoproductor tutoriza el progreso del alumno.

Además de los vídeos del docente aportando información sobre la temática en cuestión del curso, permite incluir otros formatos. Por ejemplo:

  • Celebrar webinars en directo con otros profesionales del sector que aporten enseñanzas e información relevante a través de grabaciones en directo.
  • Incluir screencasts. Es decir, vídeos en los que se graba directamente la pantalla del ordenador. Este recurso puede ser tremendamente útil a la hora de realizar tutoriales de programas o apps, desarrollo web, etcétera.

Membresías o membership sites

Las membresías son otros de los modelos de negocio digitales en auge.

Funcionan como un club privado de miembros que pagan por unirse a las mismas y disfrutar de contenidos y de las ventajas de participar en la misma.

Los membership sites están presentes en sectores de lo más diversos, como el marketing digital, el emprendimiento, el desarrollo web, las clases de pintura e incluso el adiestramiento canino.

Además, permiten la inclusión de contenidos en formatos de lo más diversos:

  • Guías para descargar en PDF.
  • Podcast con contenidos exclusivos para la comunidad.
  • Webinars sobre una temática determinada.
  • Cursos online.
  • Audiolibros o ebooks.

Como ves, las opciones son de lo más diversas.

Tan solo hace falta que estudies a tu público e implementes el formato que más se ajuste a sus necesidades.

¿Cómo crear un infoproducto paso a paso? 

A continuación, vamos a ver qué pasos debes dar a la hora de crear tu propio infoproducto.

  1. Establece tu objetivo

En primer lugar, debes conocer cuál es tu objetivo a la hora de crear este infoproducto.

Es decir, si lo que persigues es aumentar tu comunidad, postularte como especialista en un sector determinado o hacer de este producto digital el centro angular de tu negocio.

  1. Estudia el mercado

Conoce tu nicho de mercado.

Ten en cuenta qué acciones está llevando a cabo tu competencia, si existen infoproductos similares en el mercado y qué formatos están empleando para realizarlos.

Estudia qué acciones están llevando a cabo otros profesionales para hacer llegar este infoproducto a su target, y cómo están conectando con su audiencia.

Determina si los productos digitales son de calidad o si, por el contrario, es un nicho todavía por explotar en ese sentido.

  1. Entiende a tu cliente y sus necesidades

No te olvides de que el centro de tu infoproducto es tu cliente.

Por ello, debes entender perfectamente cuáles son sus preocupaciones, necesidades y problemas. Y, en consecuencia, poder ofrecer una solución.

Si quieres, puedes ayudarte para ello de un mapa de empatía.

  1. Elige un formato para tu infoproducto

Las conclusiones a las que llegues tras rellenar el mapa de empatía pueden ayudarte en esta fase. Así, podrás conocer no qué contenido debe tener tu infoproducto, sino también en qué formato debes hacerlo y qué aspectos no debes dejar fuera de él.

Elige el que más se adecúe al contenido del producto digital y tenlo en cuenta a la hora de preparar los materiales.

  1. Estructura tus contenidos

Una estructura sencilla que pueda guiar al usuario en la comprensión del contenido es vital para garantizar el éxito de tu infoproducto.

Divídelo en módulos o lecciones. Además, también debes tener en cuenta si vas a incluir la realización de ejercicios como parte del itinerario de tu producto digital.

  1. Prepara los contenidos del producto digital

Esta parte es, quizá, la más trabajosa.

Revisa la estructura, prepara los contenidos y, en caso necesario, modifica el esqueleto inicial del infoproducto para que el resultado sea inmejorable.

  1. Haz un plan de acción para vender tu infoproducto

Parte del éxito del infoproducto reside, además de en su contenido, en la capacidad del infoproductor para llegar a su público objetivo.

Establece unos objetivos cuantificables, crea un plan estratégico y calendariza las acciones para lograrlos.

Recuerda que debes medir los resultados obtenidos e implementar posibles mejoras en caso de que sea necesario.

¿Te animas a hacer tu propio infoproducto?

¿Un infoproducto gratis o de pago? ¿Asociado al mundo de la venta de productos o de los servicios? ¿Y en qué formato?

Responde a todas las preguntas que hemos citado anteriormente y tírate a la piscina para iniciarte en el mundo de los infoproductos.

Eso sí: siempre que tengas un amplio conocimiento de un sector determinado y algo valioso que aportar.

En un mercado saturado, el nivel de exigencia es alto y un producto digital mal orquestado solo puede ir en detrimento de tu imagen de marca.

Estudió Comunicación Audiovisual, aunque poco después de acabar la carrera se dio cuenta de que lo suyo era el mundo del marketing. Se considera una apasionada de la fotografía, los podcast y todo lo que tiene que ver con el mundo startup. Leticia Calvo forma parte del equipo de GoDaddy España, donde escribe sobre redes sociales, estrategias de marketing, Wordpress ¡y mucho más.