¿Qué es la misión de una empresa y cómo definirla?

Tu destino en una frase

Cuando tienes en mente comenzar tu andadura en el mundo laboral creando tu empresa y lanzando tu propia página web, es importante no olvidarse de ningún detalle que pueda tumbar o retrasar el resultado de todo tu esfuerzo.

Siempre se habla de tener cerrados aspectos como qué proveedores vas a usar, dónde te vas a establecer si tienes una tienda física, asesorarte bien en cuestiones fiscales como los pagos de IVA y otros impuestos, etc.

Sin embargo, hay otros aspectos no tangibles que son relevantes para el futuro. Hablamos de un concepto que puede que no le veas utilidad real en los primeros años de vida, pero creéme, dentro de unos años verás cómo marcar una serie de objetivos a corto o largo plazo que funcionen como referencia tendrá sentido para decirle a todo el mundo qué es lo que tu empresa hace y cómo se define a sí misma.

De aquí surge la misión de una empresa, que ayuda a crear la identidad de tu negocio y a entender tu hoja de ruta. Veamos en qué consiste y cómo elaborarla correctamente.

¿Qué es la misión de una empresa?

Si queremos definir el concepto misión de una empresa, deberíamos decir que consiste en una declaración de intenciones de la empresa y la razón de ser que tiene, es decir, se trata de decir qué es a día de hoy la empresa y qué hace para conseguir su objetivo.

Una misión bien definida debe contestar con precisión a preguntas del estilo: ¿A qué nos dedicamos? ¿Cómo lo hacemos? ¿A quién se lo hacemos? ¿Por qué?

A la hora de redactar bien la misión de tu empresa, hay que tener en cuenta muchos factores que pueden formar parte de la misma, como por ejemplo la ventaja competitiva que tiene tu negocio o productos, la historia que envuelve la creación de tu empresa, el entorno competitivo que la rodea, etc.

Por ejemplo, la misión de GoDaddy, es “impulsar la plataforma de cloud más grande del mundo dedicada a pequeñas empresas independientes. Con más de 19 millones clientes en todo el mundo y la gestión de más de 78 millones nombres de dominio, GoDaddy es el lugar al que acuden las personas para ponerle nombre a su idea, crear un sitio web profesional, atraer clientes y administrar su trabajo”.

Así, lo que consigues es ofrecer una idea general de por qué has emprendido tu aventura a clientes, empleados, directivos y cualquier otra persona que pueda tener relación contigo. Para que sea totalmente efectiva, la misión debe ser directa y clara, debe transmitir fielmente qué hace la empresa y debe también dejar muy clara la diferenciación que tiene respecto a la competencia.

Cómo redactar la misión de una empresa

Imagen de una mujer redactando en un ordenador, pensando qué es la misión de una empresa y cómo aplicarla en su negocio

Como dijimos antes, la misión debe ser escrita con claridad, que se sepa en todo momento en qué consiste el objetivo fundamental de tu negocio. Ya se redactando por tu cuenta o con ayuda externa (algún empleado, agencias, etc) puedes crearla fijándote en aspectos como:

  1. Usar un verbo como «buscamos», «ayudamos» para empezar la explicación de tu misión o, si buscas dar un toque más agresivo o impactante, puedes emplear palabras como «luchamos» o «perseveramos».
  2. Ten siempre presente a quién quieres dirigirte.
  3. Piensa en aquel factor clave que te hace ser único en el mercado, por ejemplo un excelente servicio de atención al cliente, un producto disruptor, o bien eres reconocido por tu labor social.

Ejemplos de misión de una empresa

Los mejores ejemplos que puedes tener en cuenta y anotar por si te inspiran son los que de las grandes empresas y multinacionales. A continuación te dejamos tres ejemplos de empresas reconocidas:

Google:

«Nuestra misión es organizar la información del mundo para que todos puedan acceder a ella y usarla.»

Coca-Cola:

«Refrescar al mundo, inspirar momentos de optimismo y felicidad y crear valor y marcar la diferencia.»

Telefónica:

«Nuestra misión es hacer nuestro mundo más humano, conectando la vida de las personas.»

Visión y valores de una empresa, compañeros de viaje

Imagen de un hombre de negocios trajeado abrochándose la chaqueta

Cuando hablamos de la misión, la consideramos como la pata principal sobre la que se sustenta la imagen pública de una empresa. Pero no es lo único que debes preparar y mostrar a todos tus clientes.

A nivel corporativo, se suele hablar de la visión y los valores que tiene una empresa desde su nacimiento, como complemento de la misión.

La visión se centra en definir qué metas pretendes conseguir en un tiempo determinado, desde el punto de vista de la realidad. Para poder acertar de pleno a la hora de escribir la visión de tu negocio, plantéate preguntas del estilo ¿qué quiero lograr? o ¿qué quieres cambiar en el futuro?

Si hablamos de la diferencia entre misión y visión, la clave de la misma radica en el momento en que se produce, el tiempo: la misión es mutable, se refiere a la actividad principal de la empresa, que puede cambiar debido a razones económicas o tecnológicas, mientras que la visión no debería cambiar, ya que se basa en lo que se busca de cara al futuro, a dónde se quiere llegar.

Hablar de valores corporativos tiene como finalidad establecer aquellos pilares básicos de una empresa relacionados con su idiosincrasia. Se suelen marcar valores como la honestidad, la calidad, la transparencia o el compromiso de una empresa.

Conclusiones

Siendo la misión compatible con cualquier tamaño de empresa, desde una recién creada hasta una gran corporación, son las grandes empresas las que realmente hacen valer y muestran más interés en que los clientes conozcan a qué se dedican y qué quieren hacer en su entorno.

Lo ideal es intentar que todas las personas involucradas en tu negocio, de forma directa o indirecta, formen parte del proceso de creación de la misión, visión y valores, ya que cada una puede aportar ideas o simplemente reformular lo que se está redactando para que sea lo más claro posible de cara al exterior.

Imagen de Unsplash