¿Qué es un bot? Tipos de bots y sus principales funciones

Bots buenos y bots malos...

Cada día, te enfrentas a multitud de tareas realizadas por un bot. Por ejemplo, al realizar una búsqueda en Google o consumir algunos contenidos en redes sociales.

Los bots están presentes en nuestro día a día. De hecho, este término cada vez tiene una mayor relevancia en campos como la informática, las redes sociales o las estrategias de marketing.

Si no estás familiarizado o familiarizada con los bots, no te preocupes. En este artículo conocerás qué es un bot, qué tipos existen y cuáles son sus principales funciones.

Verás como, a partir de hoy, distinguirás más de una tarea en tu día a día realizada por un bot.

¿Qué es un bot?

El termino bot -originario de robot- hace referencia a un programa informático -o software- que ha sido desarrollado para realizar tareas de manera automática.

Los bots imitan el comportamiento del ser humano.

De esta manera, permiten reemplazar las labores propias de una persona a la hora de realizar acciones repetitivas.

Sin embargo, consiguen realizarlas en un tiempo mucho menor que las personas.

Los bots realizan tareas de lo más diversas: desde mandar un correo electrónico masivo a permitir pedir comida a través de una aplicación móvil.

Pero, ¿cómo funcionan?

¿Cómo funciona un bot?

Como hemos hablado anteriormente, los bots están programados para llevar a cabo ciertas tareas repetitivas e imitar el comportamiento del ser humano.

Por ello, su funcionamiento se basa en tres pilares diferentes:

  • La inteligencia artificial, un grupo de tecnologías cuyo objetivo es emular el comportamiento humano.
  • El machine learning, una disciplina dentro del campo de la inteligencia artificial que desarrolla sistemas que aprenden de manera automática a partir de algoritmos que procesan una gran cantidad de datos.
  • La computación cognitiva, una tecnología que permite que estos bots puedan desarrollar procesos cognitivos similares a los de las personas.

¿Para qué sirve un bot? Principales funciones

Un bot permite realizar una gran cantidad de tareas cotidianas a través de la red y facilita, por lo tanto, la vida a los usuarios.

Entre ellas, las más comunes pueden ser:

  • Rastrear la web en búsqueda de nuevos contenidos.
  • Realizar un envío masivo de correos electrónicos dentro de una campaña de email marketing.
  • Chatear con los usuarios de una tienda online, ofreciendo una atención al cliente de alta calidad disponible las 24 horas del día.
  • Pedir comida o hacer una reserva en un restaurante a través de una app móvil sin necesidad de tener que realizar ninguna llamada telefónica.
  • Corregir textos, errores tipográficos e incluso hacer predicciones de texto. Te suena de apps como Whatsapp o el correo electrónico de Gmail, ¿verdad?

Vamos a ver, a continuación, qué tipos de bots hay y cuáles son los más empleados.

¡Seguro que descubres más de una función realizada por un bot que desconocías hasta ahora!

¿Qué tipos de bots existen?

Como ves, las funciones de los bots son de lo más variadas. Eso sí: los bots no siempre están programados para ayudar a los usuarios.

Por ejemplo, detrás de un ciberataque puede encontrarse un bot diseñado para ello.

De esta manera, podemos distinguir dos tipos de bots: los buenos y los malos -o maliciosos-.

Vamos a ver a continuación las principales funciones de ambos tipos.

Bots buenos

Denominamos bots buenos a aquellos que realizan tareas repetitivas y que facilitan la vida de los usuarios.

Alexa

Veamos algunos de los más populares.

Rastreador web o crawler

Los rastreadores web -arañas o crawlers- son unos programas informáticos que se dedican a examinar y recopilar la información de las páginas web para, posteriormente, clasificarlas y ordenarlas siguiendo un determinado algoritmo.

Es decir, que los resultados que obtienes al realizar una búsqueda en un buscador como Google, Yahoo o Bing son fruto del trabajo de los bots.

Por este motivo, es importante aparecer en los primeros resultados de los motores de búsqueda para ganar visibilidad online.

Y es a las distintas estrategias encaminadas a mejorar estas posiciones a las que denominamos posicionamiento SEO.

Cada buscador clasifica y ordena las distintas páginas con un algoritmo diferente. Tiene, por lo tanto, sus propias normas.

Por ejemplo, el algoritmo de Google valora distintos factores a hora de clasificar y ordenar las páginas. Entre otros, la autoridad de la página, su contenido, el tiempo de carga de la web o que sea una web segura –certificado SSL-.

Bot de envío de emails masivos

Las estrategias de email marketing funcionan. Y es que, bien dirigidas, pueden ayudarte a fidelizar a tu audiencia, dar a conocer tus nuevos productos o descubrir cuál es la opinión de tus clientes.

Por ello, muchas empresas recurren al envío de correos electrónicos masivos. Y, gracias a los bots, puedes programar, automatizar y realizar envíos de correo masivos a tu audiencia.

Por ejemplo, si vas a realizar una promoción especial para tus productos de Halloween, vas a lanzar un nuevo producto o tienes una oferta especial para liquidar stock.

O también a la hora de avisar a tus clientes acerca de la renovación de un servicio o el envío de una compra realizada. ¡Las posibilidades son enormes!

Bots de monitorización de páginas web

Ahora que ya hemos hablado de posicionamiento SEO y de otras estrategias como las campañas de correo electrónico, debes tener en cuenta que es vital monitorizar el tráfico de tu web.

Y es que, gracias a este análisis podrás descubrir factores tan diversos como:

  • Qué evolución tienen las visitas a tu página web.
  • Cuáles son los contenidos que mejor funcionan -y, también, los que peor rendimiento tienen-.
  • Cómo te conocen los usuarios.
  • Si existe algún fallo a lo largo del proceso de compra que esté afectando a tu negocio.

Para ello, existen bots que se dedican a monitorizar tu página web y aportan datos acerca de su rendimiento.

Así, podrás tomar decisiones a la hora de mejorar tu posicionamiento o modificar algunos aspectos de tu web para maximizar los beneficios de tu negocio.

Bots en redes sociales

En la actualidad, existen bots que permiten publicar en redes sociales de manera automática nuevos contenidos de tu página web.

Por ejemplo, el último post de tu blog o tus nuevos productos.

Así, podrás emplear estos bots para configurar tu propio escaparate dentro de las redes sociales.

De esta manera, informarás a tus seguidores de las últimas novedades de tu negocio y conseguirás una mayor visibilidad en estos medios.

Pero, a su vez, esto es un arma de doble filo. Y es que existen otros bots que imitan el comportamiento humano a través de las redes sociales, empleados para ganar visibilidad y conseguir más seguidores.

Esta práctica resulta tremendamente común en redes como Twitter o Instagram. De igual manera, aunque a veces resulta efectiva, no es una práctica recomendable.

Chatbots

Destierra de tu cabeza la idea de los antiguos chatbots.

Ahora, estos bots son capaces de interpretar el lenguaje y conversar con el usuario de una manera muy natural.

De hecho, en algunas ocasiones ni siquiera notarás la diferencia.

Los chatbots son unos bots de mensajería que permiten implementar un chat dentro de una página web ¡e incluso en Facebook!

Estos son muy útiles a la hora de dar una buena atención al cliente las 24 horas del día.

Su instalación, además, es sencilla: basta con incluir un plugin dentro de tu web y podrás estar más cerca de tu cliente.

Voicebots: tu asistente virtual

¿Has oído o conversado con Siri, Alexa o Cortana? ¡Entonces ya sabes qué es un voicebot!

Estos bots actúan como asistentes virtuales de los usuarios. Permiten resolver dudas de los usuarios, poner música, programar alarmas, etcétera.

Para ello, los usuarios mantienen con los asistentes virtuales una conversación como si de una persona se tratarse.

Su lanzamiento ha supuesto una revolución, tanto para los usuarios como para los gigantes tecnológicos.

De hecho, su repercusión ha sido tal que incluso se ha reflejado en el cine. ¿Te acuerdas de la película Her?

Bots maliciosos (o malos)

Hasta ahora, hemos visto algunas de las maneras en las que se emplean los bots para facilitar la vida de los usuarios.

Sin embargo, estos bots también pueden ser diseñados para ponerse al servicio de los ciberdelincuentes.

Su objetivo suele ser obtener información de manera ilegal o causar algún daño a un sistema.

Vamos a ver a continuación algunas de las funciones ilícitas más comunes.

Ciberataques a través de bots

Cada día, miles de bots intentan acceder o dañar sistemas ajenos de manera ilícita.

Estos ataques se llevan a cabo a través de redes de bots que realizan ataques de manera continua a uno o distintos servidores.

El ataque más frecuente es el conocido ataque de denegación del servicio -DDoS o Distributen Denial of Service-.

Por este motivo, resulta vital contratar un plan de hosting que aporte fuertes medidas de seguridad contra este tipo de amenazas.

Spambot

Como hemos visto anteriormente, los correos electrónicos son una herramienta tremendamente potente a la hora de llegar a los usuarios.

Y precisamente de esta ventaja se nutre este tipo de bots.

Los spambots están especialmente diseñados para recopilar cuentas de correo electrónico a través de la red. Posteriormente, se realizarán envíos masivos de emails a las mismas.

Estos correos electrónicos pueden tener dos objetivos diferenciados. Bien puede ser una cadena de mails con fines publicitarios o, por el contrario, una estafa.

Por este motivo, debes tener especial precaución con este tipo de correos. A pesar de los filtros anti-spam, algunos se alojan en tu bandeja de entrada haciéndose pasar por una entidad privada o un negocio conocido.

Si no tienes el cuidado suficiente y haces clic en este tipo correos, podrías desvelar importante información personal e incluso ser víctima de una estafa.

Granjas de bots

Las granjas de bots generan perfiles falsos en redes sociales.

Su finalidad es compartir una gran cantidad de mensajes de manera simultánea, ya sea en forma de comentario, tweet, etcétera.

Su objetivo es, por un lado, aumentar la visibilidad de noticias falsas e influir en la conducta de los usuarios -fake news-.

Por otro, es una técnica empleada para dar una mayor visibilidad a un determinado hashtag o una información concreta.

Bots de vulneralidades informáticas

La mayor parte de sistemas informáticos tiene pequeños fallos que no se detectan en el momento.

Y es precisamente de estas vulneralidades de las que se sirven los ciberdelincuentes para lanzar un ataque sobre estos sistemas.

Los bots intentan detectar estas vulneralidades como medio para acceder a un sistema o lanzar un ataque.

Un consejo: mantén tus aplicaciones y programas actualizados. De esta manera, con las últimas actualizaciones descargadas evitarás sufrir ataques a causa de fallos en versiones anteriores que se han ido detectando con el paso del tiempo.

Bots de ataque a la fuerza bruta

Y te preguntarás: ¿qué es esto? Pues vas a ver que el nombre le viene al pelo.

Existen bots que intentan acceder a un sistema determinado realizando centenares de combinaciones hasta dar con el usuario y la contraseña correctos.

Son capaces de realizar esta tarea en pocos segundos, algo inimaginable para cualquier persona.

Además, con el tiempo se han ido mejorando estos bots.

Por ello, medidas de seguridad como incluir un captcha o tener especial precaución con tus contraseñas están más que recomendadas.

Unas últimas conclusiones

Como ves, bien usados los bots pueden facilitarnos tremendamente nuestro día a día.

Pero, a su vez, no olvides tener también especial precaución a la hora de prevenir los ataques a través de la red.

Un par de consejos al respecto:

  • Cambia las contraseñas cada 2 o 3 meses, aproximadamente.
  • No uses la misma contraseña en todas tus aplicaciones.
  • Crea una contraseña complicada: más de 8 caracteres, incluyendo caracteres numéricos, especiales e intercalando mayúsculas y minúsculas.
  • Protege a tu página de los ataques de estos bots implementando un captcha que frene su acceso.
  • Ten cuidado a la hora de abrir depende qué correos electrónicos. Detecta a tiempo las amenazas.

Aprovecha la tecnología que tienes a tu alcance y explora todas sus posibilidades.

Leticia Calvo
Estudió Comunicación Audiovisual, aunque poco después de acabar la carrera se dio cuenta de que lo suyo era el mundo del marketing. Se considera una apasionada de la fotografía, los podcast y todo lo que tiene que ver con el mundo startup. Leticia Calvo forma parte del equipo de GoDaddy España, donde escribe sobre redes sociales, estrategias de marketing, Wordpress ¡y mucho más!