Qué es una landing page y cómo crear una página que convierta

Gana conversiones

Es casi imposible hablar de una buena estrategia de marketing digital sin pensar en una landing page. Casi cualquier acción de marketing que tenga como objetivo la conversión, necesita de una página de aterrizaje para que el cliente realice la acción que queramos, ya sea suscribirse a un newsletter, acceder a una oferta especial o ver la página de un producto. Pero, ¿tienes claro qué es una landing page?

Si tienes dudas o es un término con el que no te sientes demasiado familiarizado, no te preocupes. A continuación te explicamos qué es y por qué es tan importante para tu estrategia digital.

¿Qué es una landing page?

Una landing page o página de aterrizaje es una página web diseñada específicamente para conseguir conversiones o convertir visitas en leads.

Una landing page es una herramienta fundamental en cualquier estrategia de marketing digital.

 

A esta página los usuarios llegarán tras hacer clic en algún anuncio de Google, una publicación de Facebook o, por ejemplo, una llamada a la acción en un newsletter con el objetivo de que el usuario realice una acción.

Estas acciones o conversiones no tienen que ser siempre la compra de un producto. En función de los objetivos de tu estrategia de marketing podemos hablar de diferentes acciones:

  • Suscripción a una lista de correo o generación de leads
  • Prueba gratuita del servicio
  • Venta de un nuevo producto o servicio
  • Conseguir que contacten contigo
  • Vender mediante un programa de afiliados
  • Visualizaciones de un vídeo

¿Para qué sirve una landing page y por qué es tan importante?

Ahora que ya sabes qué es una landing page, seguro que ya tienes claro para qué sirve. Como te he comentado, el principal objetivo de una página de aterrizaje es conseguir conversiones, tanto monetarias como de generación de leads.

¿Y por qué es importante? La respuesta es muy sencilla. Porque una landing page te permite vender, ya sea directa o indirectamente.

Aunque no sea una landing creada específicamente para la venta de un producto o servicio, puede que se trate de una página diseñada para captar emails o, lo que es lo mismo, generar leads.

Por ejemplo, cuando ofreces una muestra o prueba gratuita, puedes solicitar a través de la landing que dejen su email. Mediante esta acción no estás vendiendo directamente, pero si consigues que la gente se suscriba obtienes dos cosas muy importantes: das tu servicio a conocer y tienes el contacto de los usuarios.

La generación de leads es una de las fases más importantes en una estrategia de inbound marketing. Tienes que saber utilizar tu lista de correo, segmentarla adecuadamente y crear contenidos específicos para orientar y acercar al cliente al proceso de venta.

Cómo crear una landing page que convierta

Ya lo hemos dicho varias veces en este post, una landing page es imprescindible en tu estrategia de marketing digital, te ayudan a convertir visitas en leads y, cómo no, a generar ventas y ganar clientes.

Una herramienta tan potente como una página de aterrizaje no se hace de cualquier manera. Hay algunos elementos y características que debe tener para lograr que el usuario realice la acción que nosotros queremos. Aquí tienes un muy buen ejemplo de lo que estamos hablando:

Ejemplo landing page Netflix

Netflix sabe hacerlo muy bien. Su landing page no está orientada a la venta directa, sino que pide que te suscribas, lo pruebes gratis y después si te gusta te quedas con el servicio. Como ves, es una página limpia, sin muchas distracciones y que deja claro cuál es la acción que debes tomar.

¿Quieres saber cómo puedes crear la tuya? Entonces hay algunas cosas que debes tener en cuenta:

1. Define tu objetivo

¿Tienes claro cuál es el objetivo de tu página de aterrizaje? Recuerda que hay dos grandes tipos de página:

  • Landing page de conversión directa
  • Landing page de generación de leads

En función de los objetivos que hayas definido, tu página estará orientada hacia una u otra acción. No es lo mismo añadir un botón de “Compra ahora” o “Aprovecha la promo” que uno de “`¡Suscríbete!”.

Eso sí, tiene que ser un objetivo concreto. Si quieres promocionar la venta de un pantalón, no añadas camisas o calcetines. Lo único que conseguirás es distraer la atención de tus visitas y perder conversiones.

2. Utiliza un titular que capte la atención de tus visitas

Ya sabes que esto no es únicamente para tu landing page, sino para cualquier publicación o página que lances en tu web. Intenta captar la atención de quienes acaban de aterrizar en tu web mediante un copy original, divertido y que llame la atención. Por cierto, si puedes incluir una keyword, ¡mejor que mejor! Google sabrá agradecértelo.

¿Qué ventajas obtiene el usuario si realiza la acción? Ya sea obtener un ebook con las mejores recetas veganas, una prueba gratuita o una oferta debe quedar claro en el título de la landing page.

Fíjate en cómo lo hace Netflix: “Todas las películas y series que desees, y mucho más.

Olvídate de titulares engañosos y crea un copy que atraiga a tus visitas en el que dejes clara la propuesta de valor.

Disfruta donde quieras. Cancela cuando quieras.” Ofrece toda la información que necesitas para hacer clic y empezar la prueba gratuita.

3. Incluye pocos campos en el formulario

Está claro que no todas las páginas incluyen un formulario, pero si es tu caso, trata de que este sea lo más corto y sencillo a la hora de rellenar.

Cuantos más campos incluyas en el formulario, peor es la ratio de conversión.

Un error muy típico es incluir demasiados campos. ¿Para qué necesitas el DNI de tus visitas? ¿Los apellidos? Trata de ser conciso y pedir solo los datos que vas a utilizar a la hora de segmentar tu base de datos, con 4 campos a rellenar debería ser más que suficiente si no quieres que la gente se eche atrás.

4. Utiliza una llamada a la acción

Otro elemento indispensable a la hora de crear una landing page es un CTA o llamada a la acción.

Es necesario que estos botones incluyan un copy que atraiga la atención del usuario del tipo “‘¡Lo quiero!” y destaquen sobre el resto del diseño de la web para que pulsen sobre él.

5. No permitas la fuga de usuarios

¿Qué quiere decir esto? Debes intentar que una vez que los usuarios aterrizan en la página no salgan de ella sin realizar la acción que deseas. Esto te ayudará a mejorar tu ratio de conversión.

Para ello tienes que ser conciso, ser claro en el mensaje que transmites y no dar muchas opciones de escape. Evita las distracciones que el usuario pueda tener, no incluyas botones innecesarios o links que lleven al usuario a otras partes de tu web. Recuerda que tu landing page tiene un objetivo concreto.

6. Incluye testimonios

Ya sabes que los testimonios o reseñas son indispensables en una página web, los usuarios las valoran un montón.

¿Sabías que un 78% de los usuarios no compraría a una marca tras haber leído reseñas negativas del negocio?

 

Tener reseñas positivas ayudará a que tus usuarios confíen en tu negocio. Además, añadir algún partner o empresa para la que hayas trabajado también será un punto a tu favor.

7. Las imágenes

A veces una imagen puede salvarte o arruinar por completo tu estrategia. Asegúrate de que la imagen sea representativa y que refleje la propuesta de valor que ofreces.

Lo ideal es que sean fotografías reales y no de un banco de imágenes. De todas formas, si todavía estás empezando y no tienes suficiente presupuesto, aquí tienes 15 bancos de imágenes gratuitos que pueden ayudarte.

¿Todo listo?

Ahora que ya sabes qué es una landing page y qué características suelen tener, te animo a que hagas una búsqueda en Google. Da igual de qué se trate esta búsqueda, “viajar a Perú”, “peinados para 2020” o “gafas de sol”, lo importante es que aterrizarás en un montón de páginas que estoy segura de que te van a servir como referencia para crear la tuya.