¿Qué son las Web Content Accessibility Guidelines (WCAG)?

Products mentioned
Tu página web al alcance de todos

Cuando se dice que Internet es para todos, hubo un momento en el que esta afirmación no era así, puesto que había personas con algún tipo de minusvalía que estaban impedidos para ver los contenidos que se ofrecían en la Red. Por ello, con los años se mejoró en materia de accesibilidad para este grupo de usuarios, ya fuese mediante subtítulos u otros elementos que ayudasen a comprender mejor lo que se estaba mostrando en una página web.

Para poder lograr esta integración se crearon las WCAG como el estándar para el diseño de una página web. En este artículo vamos a entrar en detalle sobre qué son y cómo funcionan. ¿Estás listo?

¿Qué son las WCAG?

Formando la abreviatura de Web Content Accessibility Guidelines, son directrices creadas para explicar cómo se debe diseñar cualquier página web que quieras publicar para faciliar el acceso a todos los usuarios que pululan por Internet, sin importar las limitaciones físicas o mentales que puedan estar padeciendo.

De velar por su cumplimiento se encarga el World Wide Web Consortium (W3C), que es un organismo internacional que actúa para estandarizar tecnologías web como HTML, XHTML, CSS y WCAG. La versión más actual disponible es WCAG 2.1, publicada en 2018 para reemplazar la segunda versión publicada en 2008.

La misión del W3C radica en implementar unas reglas comunes para crear y adaptar contenido teniendo en cuenta las necesidades de cada individuo, gobiernos u otras organizaciones.

 

¿Cómo actúan las directrices de las WCAG 2.0?

Las reglas que determinan la accesibilidad al contenido de una web se componen de doce directrices recogidas en cuatro principios básicos: perceptibilidad, usabilidad, comprensión y robustez. Estas directrices ofrecen instrucciones claras sobre qué deben tener en cuenta desarrolladores, redactores y diseñadores web a la hora de crear una web:

  1. Perceptible: toda la información y los componentes que forman parte de la interfaz que ve el usuario deben ser desarrollados para que se puedan percibir de cualquier manera.
  2. Usable: Los componentes de dicha interfaz y la navegación web deben ser usables y accesibles.
  3. Comprensible: el contenido web debe ser diseñado de manera que los usuarios reconozcan enseguida su funcionamiento y la información que se proporciona.
  4. Robustez: El contenido debe ser interpretado sin mucha dificultad por los navegadores y demás tecnología que esté al alcance de los usuarios.

Estos principios y sus directrices pueden ser leídos y analizados de forma pormenorizada en la web de W3C, donde se ofrece una explicación de las líneas maestras a seguir para cumplir la normativa.

Imagen de una persona diseñando una página web, pensando que debe ajustarse a las reglas wcag para adaptarla a todos los usuarios

¿En qué avanzaron las WCAG 2.0 respecto a las 1.0?

Como dijimos, la estructura de las WCAG 2.0 se basa en los principios de perceptibilidad, usabilidad, comprensión y robustez. Para cada directiva aplicada a estos principios las versión 2.0 proporciona a los desarrolladores web un conjunto de criterios a seguir en los que entra en juego el concepto de conformidad para páginas web completas. Es decir, si determinadas partes de una web no cumplen con el grado de conformidad deseado bajo las reglas WCAG, no se le podrá dar dicha conformidad a toda la página o ruta de páginas donde se incluya.

El W3C distingue 3 niveles de cumplimiento en función del nivel de adaptación que tiene una página a todas las necesidades o minusvalías que pueden darse en los usuarios.

Si eres desarrollador y tienes terminado tu proyecto ajustado a esta normativa, puedes emitir una declaración de conformidad donde se incluya:

  • La fecha de declaración de conformidad
  • A qué WCAG se refiere dicha declaración
  • Nivel de conformidad alcanzado (A, AA o AAA)
  • Descripción sobre las webs del dominio a las que se refiere
  • Una lista de las técnicas web usadas y qué efecto tienen
  • Una versión legible por una máquina de las técnicas web usadas y una versión legible de la declaración de conformidad

¿Cómo puedes saber si tu web cumple los requisitos de las WCAG?

Los requisitos de las WCAG son criterios de éxito comprobables según los cuales los gestores de páginas web pueden evaluar el grado de conformidad de sus proyectos individuales en función del estándar de la WAI.

Para los webmasters que no solo quieran comprobar páginas individuales, sino también la accesibilidad de todo su proyecto web, el WAI ha desarrollado cuatro estrategias: Easy Checks o primeras comprobaciones, el método de evaluación WCAG, otras herramientas de evaluación y evaluación de usuarios y agentes externos.

Primeras comprobaciones (Easy Checks)

En este punto lo que se busca es revisar una lista básica de puntos críticos que tiene una página web con el objetivo de darle a los webmasters un análisis general del estado de su proyecto. En concreto, se revisan entre otros:

  • Metatitle
  • Texto alternativo (Alt text)
  • Títulos
  • Relación de contraste
  • Accesibilidad a través del teclado
  • Estructura de la página web

Método de evaluación WCAG

Una vez ya se tiene la primera impresión de cómo está yendo la página web en clave de accesibilidad, toca dar un paso más allá. Si necesitas o quieres saber a ciencia cierta si tu web es conforme con las WCAG, el WAI (Web Accessibility Initiative) ha publicado la Website Accessibility Conformance Evaluation Methodology (WCAG EM), como forma de generar una autoevaluación o bien que proceda de un agente externo. Si quieres que tu web se evalúa en base al WCAG EM, se deben seguir estos cinco pasos:

  1. Determinar el alcance de la evaluación
  2. Evaluar la página web
  3. Seleccionar las páginas web representativas
  4. Evaluar las páginas web seleccionadas
  5. Crear un informe de conformidad

Aunque este análisis parezca que es útil solamente para analizar páginas web ya creadas y publicadas, no deberías descuidar el hecho de que ya desde el principio la accesibilidad tiene que estar presente a medida que le das dando forma al proyecto, tanto en la fase de planificación como en las fases de diseño y desarrollo final.

Herramientas de evaluación

Se puede buscar en varios sitios a lo largo y ancho de Internet, pero el W3C también ofrece un servicio propio de evaluación, denominada Website Accessibility Evaluation Report Generator, cuya función es ayudarte a generar un informe estructurado en función de los criterios establecidos en el modelo WCAG EM, aunque de por sí no realiza comprobaciones del nivel de accesibilidad que tiene tu web.

Evaluación de usuarios y agentes externos

Normalmente se suele emplear alguno de los métodos descritos anteriormente, aunque no deja de ser recomendable fiarse de análisis y revisiones que puedan hacer los usuarios finales, que es el grupo de personas destinatario de tu creación. Si consigues encontrar personas con ciertas limitaciones físicas o mentales que acepten hacer una prueba de conformidad de tu web, estás de suerte, porque tendrás información de primera mano sobre los problemas que debes corregir antes de lanzar tu web a la Red.

Para recoger sus impresiones puedes hacerlo de varias formas, mediante preguntas que puedan contestar por email o en una encuesta, o bien preparando alguna prueba que recoja datos sobre cómo están usando la página web.

WCAG 2.1: qué ofrece la última versión publicada

Con las WCAG 2.1, el WAI tiene como objetivo mejorar la accesibilidad de las páginas web para usuarios de Internet con visión limitada, deterioro cognitivo o dificultades de aprendizaje. Además, se centra en las directrices para la accesibilidad al contenido web móvil.

Puedes ver todo el documento desarrollado en la web del W3C, pero entre las normas actualizadas podemos ver que se ha tratado de mejorar la orientación de la web, de forma que se pueda ver perfectamente tanto en horizontal como en vertical; el espaciado de texto, pudiendo modificar la altura entre líneas o el espacio tras párrafo; o la creación o desactivación de atajos de teclado.