El mejor dinero es el que llega sin esperarlo.

Tu dominio podría ser el nombre de la próxima gran marca o startup. ¿Pero cómo saber realmente cuánto vale? Las Evaluaciones de dominios GoDaddy te dan las estimaciones más precisas posibles. Nuestro algoritmo exclusivo combina el aprendizaje automático con los datos de venta de mercados reales recopilados en nuestros 20 años de experiencia. Después de todo, gestionamos millones de dominios (por algo somos el principal registrador de dominios del mundo) y somos el principal vendedor en el mercado secundario, por lo que sabemos de lo que hablamos. Incluso conseguirás muestras de dominios comparables, junto con su valor, para ayudarte a decidir qué pasos debes dar a continuación.

Y es gratis.

illus-feature-real-state-without-mortgage
Es como el mercado inmobiliario, pero sin hipotecas.
Digamos que tu dominio es como una parcela de terreno. Edificar una casa en ese terreno es lo mismo que poner una web en un dominio. Pero aunque no empieces a edificar, el terreno en sí vale dinero ¿no? Tu dominio es igual. Quizá no puedas edificar en él, pero tu dominio tiene un valor real, valor que nosotros podemos determinar gracias a nuestros años de experiencia. Después de todo, gestionamos 77 millones dominios y somos el principal registrador del mundo, por lo que disponemos de la información adecuada para ello.
illus-you-got-your-domain-value-now-what
Ya conoces el valor de tu dominio.
¿Ahora qué?

Bueno, eso depende de ti. Puedes utilizar tu valor de dominio para:

Comprar un dominio. Puedes obtener una evaluación de cualquier dominio, incluso aunque no sea tuyo. Así que si te interesa comprar uno, utiliza nuestra herramienta de evaluación para saber cuánto vale. A continuación podrás utilizar nuestro Servicio de compra de dominios para ponerte en contacto con el comprador y hacerle una oferta.

Renovar tu dominio. Considera tu dominio una inversión y comprueba si aumenta su valor.

Vender tu dominio. ¿Ya no utilizas tu nombre de dominio? Ahora que ya sabes cuánto vale, publícalo en nuestro sitio de subastas para que otros puedan pujar por él o véndelo tú mismo.

El rumor está en la calle.

Tú tienes preguntas, nosotros tenemos las respuestas

¿Qué es la valoración de dominios?

GoDaddy Valoración de dominio utiliza aprendizaje automático para predecir el valor de un nombre de dominio. Utilizando grandes cantidades de datos y analizando palabras, hemos desarrollado un modelo para evaluar dominios. Simplificando, la herramienta de valoración de dominios reduce en gran medida las suposiciones para predecir el valor de un dominio. Dado que la forma más eficaz de realizar la valoración de dominios es centrándose en las palabras, es importante considerar incluir términos SEO pivotantes al eligir su nombre.

¿Cómo puedo usar la valoración de dominios de GoDaddy?

Si tu dominio está a punto de vencer y estás convencido de que no lo quieres renovar, considera la opción de venderlo. Es posible que estés sobre una mina de oro. Si quieres renovarlo, el hecho de saber cuánto vale puede ayudarte a contextualizar su uso. Quizá desees también considerar venderlo si tu idea empresarial ha ido en un dirección distinta a la planeada, por lo que ya ha dejado de ser relevante para ti. El hecho de saber su valor puede ayudarte a venderlo en el mercado secundario de GoDaddy.

¿GoDaddy evalúa dominios de otros registradores?

GoDaddy puede evaluar nombres de dominio de cualquier registrador, pero logramos el mayor nivel de precisión con nombres comunes en inglés.

¿GoDaddy evaluará toda mi cartera de dominios?

Sí, GoDaddy dispondrá de los recursos necesarios para evaluar todas las carteras de dominios. Cuando tengas un nombre de dominio valioso que quieras renovar, proteger o vender (si ha estado inactivo durante algún tiempo), te informaremos mediante Mis dominios y en tu cuenta de GoDaddy.

¿GoDaddy proporciona evaluaciones de dominio para web desarrolladas?

GoDaddy no evalúa web desarrolladas, pero podemos proporcionar una evaluación para cualquier dominio, independientemente de si tiene alguna web vinculada. Resumiendo, no tenemos en cuenta la web desarrollada, sino que predecimos el precio de venta de la URL. Para ello, comparamos el valor del dominio con el histórico de otros vendidos en los que el precio de venta no incluía la venta de la web desarrollada.