|  Inicio
Ayuda

Dominios Ayuda

Bip bip bip... procesando... procesando... iniciando secuencia 42...
¡Vaya, parece que esos robots han vuelto a hacer de las suyas! Han tomado el control y han traducido esta página web a tu idioma local. Pero en realidad sus corazoncitos de metal solo albergan las mejores de las intenciones. ¡Solo quieren ayudar! Cuéntanos cómo se portan los robots a través de los botones en la parte inferior de la página. Ir a la versión en inglés

Servicio de gestor de dominios: la hoja de ruta del comprador

Elegir un nombre de dominio es una de las partes más importantes para tu presencia en línea. Pero a veces ese nombre de dominio perfecto ya está registrado a nombre de otra persona. Afortunadamente, tenemos una solución: el servicio de gestor de dominios . Nuestros agentes profesionales del gestor de dominios harán todo lo posible por ponerse en contacto con el propietario actual del nombre de dominio para intentar negociar la compra en tu nombre. Sigue esta guía para ver un recorrido paso a paso del proceso.

1: Establece tu presupuesto de dominio

Comienza por establecer el presupuesto que estás dispuesto a gastar para tu nombre de dominio perfecto.

2: Consulta y negociación

Tu agente de gestor de dominios se pondrá en contacto contigo para revisar tu información. Luego, se pondrán en contacto con el propietario actual del dominio en tu nombre e intentarán negociar un precio de venta.

3: Paga tu nuevo nombre de dominio

Una vez que se acuerde un precio, realizarás el pago y comprarás tu nuevo dominio.

4: Transfiere tu nombre de dominio

Te ayudaremos a transferir tu nuevo dominio a tu cuenta para que puedas comenzar tu aventura en línea.

5: Servicio de gestor de dominios: ¿qué sigue?

Revisa las diferentes opciones disponibles para crear tu presencia en línea con tu nuevo nombre de dominio.


¿Te fue útil este artículo?
Gracias por tus comentarios. Si deseas contactar a un agente del servicio de atención al cliente, llama a atención al cliente o usa la opción de chat que aparece arriba.
Nos alegramos de poder haberte ayudado. ¿Podemos hacer algo más por ti?
Disculpa las molestias. Cuéntanos si algo no te ha quedado claro o si no has podido solucionar el problema con la solución ofrecida .